4 consejos para que experimentes más libertad en la vida

Tener libertad

“La libertad es como la vida, sólo la merece quien sabe conquistarla todos los días.”
Johann Wolfgang Von Goethe

La libertad es alabada en libros, películas, discursos y conversaciones informales. Es algo que la mayoría de nosotros queremos tener mucho más porque sabemos que nos haría ser más felices. Pero, ¿Cómo lograr tener más libertad? Aquí es donde las cosas se ponen realmente complicadas.

La libertad comprende dos componentes, uno externo y otro interno. La libertad externa significa que tú tienes muchas opciones concretas para elegir que es lo que quieres hacer con tu vida, cuando hacerlo, cómo hacerlo y con quién hacerlo. Esto significa que tienes disponibilidad de elegir entre varias opciones externas.

La libertad interior por otra parte viene de la capacidad de percibir estas opciones y tener el valor para aprovecharlas. Al fin y al cabo tú puedes tener la opción de ponerle fin a una relación tóxica pero si no ves realmente esa opción o crees falsamente que te vas a quedar solo y miserable si terminas esa relación entonces no es realmente una opción para ti.

Siguiendo esta lógica todos podemos experimentar más libertad al hacer algunos cambios tanto a nivel externo como interno. Vamos a echar un vistazo a los cambios más importantes que puedes hacer comenzando desde afuera hacia adentro

1. Desarrolla tus habilidades

Desde mi punto de vista las habilidades son el camino más corto para la libertad externa. Cuantas más habilidades tengas más cosas podrás hacer y a su vez podrás hacer estas cosas mucho mejor, esto abrirá todo tipo de posibilidades en tu vida.

Un profesional experto puede acceder a los mejores puestos de trabajo disponibles, por lo tanto esta persona podrá de forma rápida dejar un trabajo que no le gusta, disfrutar de un sueldo más grande y exigir mejores condiciones a sus empleadores.

Una persona socialmente hábil puede hacer amigos con facilidad, lo que también significa que puede disfrutar de una amplia gama de experiencias sociales y no tiene que tolerar el mal comportamiento de los demás sólo porque no tiene suficientes relaciones.

2. Construye tu red social

En última instancia, la gente es un recurso de primer orden que tú puedes aprovechar para obtener compañerismo, intimidad emocional, reconocimiento, ayuda, información, etc.

Cuanta más gente tengas en tu vida y cuanto mayor sea la calidad de esas personas más libertad experimentaras. Sean cuales sean tus metas o deseos, es genial sentir que siempre hay alguien que te ayude a conseguirlas si crees que no puedes hacerlo solo.

Por lo tanto debes participar en actividades sociales, conocer gente nueva, encontrar algunas cosas de que hablar con ellos y participar en la conversación y trata de construir relaciones de calidad. Se positivo y amable y la mayoría de la gente responderá igual.

3. Evita tomar decisiones que te quiten libertad

Nuestra falta de libertad muy a menudo se debe a que no tomamos decisiones correctas y estas no alejan de ella. Fue allí para empezar donde hemos desperdiciado nuestra libertad por descuidar esa toma de decisiones que requería un profundo análisis.

Por ejemplo, muchas personas adquieren grandes préstamos para comprar grandes casas que realmente no aprovechan y la obligación de pagar estos préstamos les quitan muchas de sus opciones.

Ellos no pueden renunciar a un pésimo trabajo, no pueden tomarse un año sabático, no pueden trabajar en ciertas áreas que realmente les apasionan porque están obligados a pagar esos grandes prestamos y si llega a ocurrir una eventualidad (caen enfermos, son despedidos, etc.) y no puede trabajar estarán en serios problemas.

Esto es habitualmente el tipo de decisión que limita seriamente la libertad de las personas sin proporcionar un beneficio valioso a cambio.

Y es por eso que es una buena idea prestar mucha atención a cualquier decisión que tomes que pueda recortar tu libertad. ¿Esa decisión realmente vale la pena? ¿Crees realmente que los beneficios superan los contras? Contesta estas preguntas con sinceridad antes de elegir tu camino y nunca subestimes el valor de tu libertad.

4. No te subestimes a ti mismo

Tus habilidades te darán libertad externa. Sin embargo el que seas consciente de las habilidades que posees es lo que te dará la libertad interior. Esto te dará más confianza en tu competencia y te hará sentir que puedes manejar lo que la vida te depare.

Así que te animo a combinar el desarrollo de tus habilidades con el reconocimiento de que las posees. Tú probablemente tengas muchas habilidades que subestimes o ni siquiera veas que las tienes. Realiza una seria investigación de lo que eres y en que eres bueno a fin de ponerte en contacto con estas habilidades.

Quien dijo que el auto-conocimiento es poder no estaba bromeando. Y es el conocimiento de lo que realmente somos capaces lo que nos da libertad para hacer más, lograr más y disfrutar más la vida.

La libertad es una gran cosa. Y lo mejor de todo es que está en ti el poder mejorar tu nivel de libertad utilizando las herramientas adecuadas. Este es un camino que creo que vale la pena emprender no importa quién eres. La búsqueda de la libertad es uno de las cosas más bellas y enriquecedoras de la vida que puedes hacer.

Otros también leyeron

2 comentarios en “4 consejos para que experimentes más libertad en la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>