Aprende a decir NO y sigue siendo buena persona

Aprende a decir NO

“La mitad de los problemas de esta vida se remontan a que se dice sí con demasiada rapidez y no se dice no lo suficientemente rápido.”
Josh Billings

Muchas veces en nuestra vida cotidiana nos enfrentamos a situaciones en las que hay que decir “no” a una petición de ayuda. Sin embargo casi siempre nos parece que es una cosa muy difícil de hacer.

Tenemos miedo de pensar lo que dirá la gente si rechazamos ayudarlos. También pensamos que al decir “no” podríamos dañar nuestra relación con esa otra persona de forma permanente.

En la mayoría de los casos estos miedos son innecesarios. Todo está en nuestra imaginación y en realidad no tienes que tener miedo si quieres rechazar una petición de ayuda.

¿Por qué rechazar una solicitud de ayuda?

Hay muchas razones del por qué deberías abstenerse de hacer algo si alguien te lo pide.

Aumento de la productividad: Decir “no” va a aumentar tu productividad, ya que no estarás aceptando cualquier nuevo trabajo que posiblemente te distraiga. También serás capaz de concentrarte mejor en la tarea que estás haciendo actualmente y así asegurarte de finalizarla de forma correcta.

Mantener los plazos: Tú serás mucho más propenso a mantener los plazos si dices “no”.

Ejemplo: Si estás a punto de entregar un trabajo a un cliente y deseas mantener los plazos acordados, al decir “sí” a una petición externa podría aumentar tanto la carga de trabajo que no tendrás la capacidad suficiente para manejar todas esas tareas al mismo tiempo.

Tienes el control de tu vida: Si tienes dificultades para decir “No” entonces otros podrían estar haciendo uso de tu amabilidad de forma descarada.

Sin embargo, si comienzas a decir “No” entonces empezaras a tener control de tu vida y no las otras personas. Tú decides qué tareas aceptar o que reuniones o actividades participar en tu tiempo libre.

Tú eres fiel a tus valores internos: Todos tenemos valores y principios con los cuales vivimos nuestras vidas. Por ejemplo, la honestidad es un valor muy importante para mí. Es por eso que es difícil para mí comprometerme en una actividad en la que este obligado a mentir.

Menos estrés: Esto está estrechamente relacionado con la productividad, decir “no” también es una buena manera de disminuir tus niveles de estrés. Cuando no estás sobrecargado con el trabajo ni tienes una apretada agenda entonces tienes mucho menos estrés que manejar.

Esto a su vez afecta positivamente tu bienestar y tu felicidad.

La forma correcta de rechazar una solicitud

Ahora que has aprendido los beneficios de decir “No” también debes entender las diferentes formas de decir “No” de manera correcta.

A continuación voy a poner las formas que he utilizado. Ten en cuenta que no estoy diciendo que rechazar una solicitud de ayuda no va a requerir ningún esfuerzo si aplicas estos consejos pero se hará más fácil.

1. Evalúa la situación: Cuando alguien se te acerca y te pide que hagas algo, tienes que evaluar la situación en primer lugar.

Obviamente si la situación es crítica y la otra persona depende de tu ayuda (por ejemplo, ha tenido un accidente de tráfico) entonces es natural que contestes “Sí”.

Sin embargo, en situaciones normales y cotidianas estas solicitudes probablemente sean más mundanas (tu colega te pide que vayas a tomar una copa después del trabajo), por lo que tiene dos opciones a tu disposición “sí” y “no”

Además, lo más probable es que tengas más tiempo para llegar a una justificación del por qué vas a decir “No”.

2. Se discreto pero firme: Yo tiendo a empezar mi “no” en forma de “Desafortunadamente no me veo capaz de…” y luego seguir con la justificación del por qué no soy capaz de cumplir con dicha petición.

El punto principal aquí es decir “No” con cortesía pero de manera firme. Algunas personas son muy groseras en sus respuestas cuando declinan a ayudar y ese tipo de comportamiento me deja frío todo el tiempo.

Aunque en esos casos el mensaje (negación) viene muy claro, yo prefiero la manera más suave y amable de decir las cosas.

3. Di tu respuesta con suficiente claridad: Tu respuesta debe ser un rotundo “No”, no un “tal vez”. No dejes que otra persona siga preguntando qué quieres decir con tu respuesta.

Di tu respuesta de una manera suficientemente clara y contundente para que la otra persona lo entienda a la primera.

4. Se honesto: Cuando digas “no”, se honesto con tus razonamientos. No inventes razones por las que no estás dispuesto a cumplir la solicitud de ayuda. Es embarazoso que te pillen mintiendo.

Además, si la otra persona es un compañero de trabajo o amigo a cual le mientes, esto podrá traer consecuencias negativas para tus relaciones.

5. Sé egoísta: Este último punto es quizás el más importante cuando se trata de decir “no”. La cosa es que si la otra persona tiene el derecho a solicitarte ayuda, tú tienes el mismo derecho a decir “no” como respuesta.

Además, también debes ver tu propia situación antes de contestar a dicha solicitud, ¿Estás de verdad dispuesto a comprometerte plenamente con él?, ¿Puedes de verdad ajustar tus horario y ser capaz de manejar dicha solicitud en primer lugar?

Conclusión

Yo trato de mantener estos consejos y técnicas como mi guía cuando evalúo una petición de ayuda y cuando me decido a decir “no”.

Es comprensible que el decir “no” no sea la cosa más fácil de hacer a veces. Pero al mismo tiempo, cuando eres amable y honesto esto se volverá mucho más fácil de realizar.

Sin embargo, esto no significa que esté diciendo “no” todo el tiempo. De hecho, muchas veces hay que decir “sí” como respuesta. Esto depende por supuesto de la situación, así que se cuidadoso y evalúa la circunstancias antes de contestar.

Aquí tienes otro artículo que te recomiendo que leas: Por qué es necesario decir ¡No! más a menudo

Otros también leyeron

Un comentario en “Aprende a decir NO y sigue siendo buena persona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>