Cómo adoptar una mentalidad de crecimiento

mentalidad de crecimiento

“Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo”
Aldous Huxley

¿Esta nuestra inteligencia más o menos establecida desde nuestro nacimiento?

¿Tienen las estrellas del futbol y los músicos talento innato que al resto de nosotros nos falta?

¿Está tu potencial determinado por tus genes?

No, no y no.

La idea de una mentalidad de crecimiento se está imponiendo con libros como el de Carol Dweck: “La actitud del éxito”. Ninguno de nosotros estamos limitados en lo que podemos hacer pero si por lo que creemos que podemos hacer.

Si tú tienes una mentalidad fija entonces tú crees que tus habilidades son más o menos inamovibles. Tal vez se te da bien la escritura pero luchas con los números. A lo mejor puedes pintar pero no sabes cantar bien. Tal vez te lleves muy mal con todo lo referente a las nuevas tecnologías aunque eres genial para leer mapas.

Si tienes una mentalidad de crecimiento entonces crees que puedes lograr cualquier cosa que te propongas. Tú podrías tener problemas con los números – pero crees que es porque nunca le prestaste mucha atención a la clase de matemáticas. No sabes cantar bien – pero sabes que es porque nunca has tomado clases de canto por lo que no es ninguna sorpresa.

Las personas con una mentalidad fija tienden a evitar problemas. Después de todo si tus habilidades son fijas e innatas, no hay razón para avergonzarse intentando algo que sabes que va a terminar acabando mal.

Las personas con una mentalidad de crecimiento tienden a afrontar desafíos. Después de todo, si tus capacidades crecen a medida que las utilizas sólo podrás mejorar al intentar cosas nuevas.

Está claro que las personas que logran el éxito generalmente tienen una mentalidad de crecimiento: están dispuestos a practicar continuamente con el fin de mejorar en lo que hacen.

Así que… ¿Cómo puedes adoptar una mentalidad de crecimiento?

Deja de decir “No puedo”

La próxima vez que te encuentres diciendo: no puedo cantar o no puedo escribir una novela o no sé dibujar – DETENTE.

Puede que no seas capaz de hacer aún esas cosas pero eso no quiere decir que nunca lo puedas conseguir. Trata de decir:

Nunca he estudiado canto así que no soy especialmente bueno en eso… todavía.

Tal vez el canto no es una prioridad y no quieres dedicar tiempo a aprender a cantar. ¡Eso está bien! Simplemente debes reconocer que si quisieras podrías. Y la razón por la que “no puedes” es porque lo has intentado con poco entusiasmo.

Practica tus habilidades

Hay un montón de cosas en la que tú eres bueno. Tal vez se te dan bien los ordenadores y puedes solucionar problemas fácilmente o tal vez eres un gran escritor.

Sin embargo por muy bueno que seas siempre hay espacio para mejorar. No asumas que dominas un área en particular. Tú siempre puedes mejorar más de una habilidad… ¡si quieres!

Eso significa dedicar tiempo para el aprendizaje y para la práctica. Tal vez inviertas en un libro o en curso que puede ayudarte a convertirte en un verdadero experto en tu campo elegido. Tú podrías incluso encontrar un mentor que pueda mostrarte cuáles son tus siguientes pasos.

Mantente intentando cosas nuevas

Soy algo tímido y también soy un poco perfeccionista por lo que a veces me resulta difícil probar cosas nuevas, sobre todo cuando sé que hay gente que está mirando. Pero sé que si expando gradualmente mi zona de confort puedo lograr conseguir nuevas metas.

Lo mismo va para ti. No importa si te sientes tímido o nervioso, siempre puedes dar un paso hacia algo nuevo.

Tú puedes intentar:

  • Hablar en público – Esto realmente se hace más fácil con el tiempo.
  • Un nuevo deporte o actividad – Únete a un grupo de principiantes y todos estarán al mismo nivel que tú.
  • Aprende una lengua extranjera.

Sé que se necesita tiempo para cambiar tu forma de pensar: A menudo me encuentro a mí mismo volviendo a caer en la forma de pensar “Fija”. Pero cuanto más conscientemente practiques una mentalidad de crecimiento más natural se va a volver y te darás cuenta de que puedes lograr mucho más de lo que creías posible.

¿Qué estás tratando de lograr? ¿Qué crees que nunca podrías conseguir? Comparte lo que quieras acerca de esto en los comentarios…

Otros también leyeron

Un comentario en “Cómo adoptar una mentalidad de crecimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>