Cómo reconocer y tratar con personas controladoras

personas controladoras

“Nuestra dignidad puede ser atacada, pero nadie te la puede quitar a menos que la rindas.”
Michael J. Fox

¿Por qué la gente termina atrapada en una relación con alguien que tiene una personalidad controladora e incluso abusiva?

El principal atractivo de una persona controladora es su fachada encantadora y desinhibida, aunque hay que tener en cuenta que él está en la etapa inicial de obtener lo que quiere. (Nota: Tanto hombres como mujeres pueden tener una personalidad controladora, en este artículo estoy usando solamente “él” por razones de simplicidad.)

Al dedicarse a una persona él se vuelve halagador y embriagador. La gran bandera roja sin embargo es el corto período de tiempo en que esto sucede y la intensidad de su embate.

Todo el mundo está encaprichado en el inicio de un nuevo romance. Se siente bien explorar a alguien nuevo y poco a poco te vas revelando a ti misma a cambio. Pero el individuo controlador se enciende con demasiada rapidez. Él te llena de regalos, atención y adoración. De inmediato va a hablar sobre planes futuros importantes como los niños, el matrimonio y cosas que normalmente toman tiempo desarrollarse.

Él parece perfecto y demasiado bueno para ser verdad. Estás tan derrumbada a sus pies que es difícil determinar con qué tipo de persona estás saliendo. Ten cuidado con:

  • Que te diga “Te amo” desde muy temprano en la relación.
  • Quiera un compromiso de ti en un período muy corto de tiempo.
  • Un rápido espectáculo de afecto (esto suele ser un signo de emoción superficial)

Él te va a convencer de que él es el amor de tu vida, haciendo todo tipo de promesas – pero él no podrá desprenderse tan rápido como cuando te declaró devoción y amor eterno.

Las señales de advertencia que necesitas tener en cuenta

Este tipo de personalidad es muy divertido de estar con él al principio, por eso es fácil pasar por alto importantes signos de advertencia. No racionalices o trivialices lo que ves: esto te puede ahorrar una vida de dolor y de estrés psicológico.

Cuidado con estos signos:

1. Es probable que tenga un mal temperamento. Este puede estar dirigido hacia los demás y no a ti. El rápidamente desestimará su mal temperamento bajo la apariencia de ser culpa de otra persona.

2. Él va a hablar mucho sobre incidentes en los que necesitaba defenderse a sí mismo. Tal vez él se meta en peleas o ha tenido que quejarse con su jefe porque no le gustaba una asignación. Se puede decir que sus familiares lo consideran la oveja negra de la familia.

3. El puede cambiar de ser cruel a dulce en un santiamén. El peor signo es que te intimide – aunque solo pase una vez – o te haga daño físicamente. No importa lo que él diga, lo hace a propósito. Sal de esa relación inmediatamente y no mires hacia atrás.

4. El no tiene amigos – o si los tiene todos son personas como él. Pregúntate a ti misma, ¿Te gustan sus amigos? Si la respuesta es no, aléjate.

5. Tus padres, hermanos y amigos no le gustan a él. No asumas que ellos simplemente no lo entienden y no dejes que te convenza de que ellos están siendo celosos.

6. Trata mal a la gente. Mira cómo se comporta hacia las personas que están obligados a servirle, como camareras, dependientes de tiendas y taxistas.

Los peligros de una relación con una persona controladora

Supongamos que no reconoces el carácter de un controlador o estás tan obsesionada por su amor y devoción que terminas atrapada en una relación con él. ¿Qué te pasaría?

En primer lugar, tú vas a ser objeto de abuso, si no físicamente entonces verbalmente, probablemente ambas cosas. El abuso frustra un desarrollo psicológico positivo. Se pierde el sentido básico de seguridad. Tú constantemente esperas ser atacada y poco a poco pierdes tu autoestima positiva. Tu vida se convierte en un dolor de cabeza y aparece el daño emocional. Tú sabes que te están haciendo daño a propósito pero no puedes parar esto.

Pierdes el entusiasmo por la vida porque tu energía se va en aplacar al controlador y en defenderte a ti misma. Cuanto más tiempo permanezca en la relación con un controlador más te verás afectada. Tu vida se convierte en el centro de este individuo y esto es exactamente lo que quiere.

Él te aísla. Tú no tienes un grupo de apoyo, probablemente ni siquiera los miembros de la familia. Tienes tu autoestima tan maltrecha que estás demasiado débil para resistir. Si logras llegar a obtener apoyo de un amigo, tu agresor va a destruir esa amistad.

Cualquier intento que hagas de escapar lograra que obtengas promesas de cambiar, amenazas y una atención constante hasta que te des por vencida y vuelvas a entrar en la relación. No te dejes engañar. Los controladores se asustan si piensan que van a romper con ellos. Él va a hacer cualquier cosa: llorar, suplicar y prometer cambiar (sobre todo prometer cambiar).

Recuerda, tú no eres responsable de él. No vuelvas con él: en vez de cambiar, simplemente va a construir un muro más alto y hacer que sea imposible para ti salir de nuevo.

Escapa – Y no vuelva atrás.

Ahora que reconoces a un controlador, ¿Qué curso de acción está abierta para ti?

No te involucres – no importa cuán encantador y atractivo físico tenga él o ella. Si es demasiado tarde y ya has sido capturado y encerrado, da puñetazos y patadas a tus emociones y busca la vía de quedar libre y NO VUELVAS ATRÁS.

Una vez que escapes, no busques el mismo tipo persona controladora de nuevo. Hay un montón de buenas personas por ahí que son mucho más dignos de tu amor y atención.

Otros también leyeron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>