Las mejores estrategias para la fijación de metas

Alcanzar la meta propuestaLa importancia de tener metas en la vida no se puede dejar de enfatizar lo suficiente, especialmente cuando se considera que tener objetivos eficazmente nos ayudan a mantenernos motivados durante todo el viaje de la vida. Por desgracia, muchos abandonan el proceso de tener muchas metas o ni siquiera consideran la posibilidad de tener objetivos ambiciosos para su vida profesional y personal. Sin embargo, con sólo mirar las increíbles biografías de muchas personas de éxito te darás cuenta de que cada uno de ellos tenía un claro propósito en la vida y establecieron claramente los objetivos, visiones y deseos que quería lograr a lo largo de sus vidas.

“Las personas con objetivos tienen éxito, porque saben a dónde van. Es tan simple como eso”
Earl Nightingale

A continuación te mostrare exactamente cómo establecer objetivos que te motiven, aumenten tu perseverancia y además lo que hay que tener en cuenta a fin de evitar errores comunes en el establecimiento de metas.

Técnicas efectivas para la fijación de metas

I. Escribir tus metas

Al establecer tus objetivos, asegúrese de tener un pedazo de papel (o bien un bloc de notas en el ordenador) y un bolígrafo en mano, el paso más importante es escribir tus metas. Las siguientes instrucciones te mostrarán lo más importante a tener en cuenta para evitar errores comunes en el establecimiento de dichas metas.

II. Los errores más comunes en las frases que debes evitar

a) El cerebro ignora las negaciones
¿Sabías que nuestros cerebros no son capaces de reconocer las negaciones sino que las ignora? Por lo tanto el mayor error es usar negaciones al fijar una meta, como por ejemplo: “Yo no quiero comer más comida basura”. Contar con esta meta u objetivos similares es contraproducente ya que tu cerebro no comprende lo anteriormente mencionado, sino realmente comprende “Quiero comer más comida basura” en su lugar. ¡Bastante impresionante!, ¿no? ¡Y es un error fatal!, acabas de fijar el objetivo en tu subconsciente de comer más alimentos basura. Por suerte, una vez que conozca el “no hacer negaciones en la fijación de metas” se puede evitar este error mediante la sustitución, “… no más comida chatarra”, con una frase sin negación como por ejemplo: “¡Quiero comer comida más saludable!

Sin embargo, no he demostrado que el cerebro no pueda reconocer las negaciones, así que ¿Puedes no pensar por favor en un Ferrari rojo?

Por cierto esto fue una pequeña prueba y estoy bastante seguro de que sólo pensabas en un Ferrari de color rojo ¿no? El hecho es que nuestro cerebro no puede reconocer las negaciones y este es un buen ejemplo del porque es tan importante que las frases de tus objetivos se escriban siempre de manera positiva.

b) La vaguedad
Otro error fundamental en el establecimiento de metas que me parece importante mencionar es la vaguedad y la generalidad. Los objetivos deben ser formulados como objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos. Sin no es tan específico como sea posible, no podrás crear una imagen clara de la meta prevista. Por ejemplo: no diga “quiero tener mucho dinero”, es mejor decir “quiero tener tanta cantidad de dinero en mi cuenta bancaria dentro de X meses”.

Conclusión:
Evita la negación y la vaguedad, por cualquier medio y trata de incluir en la redacción de tu objetivo lo que realmente quieres lograr y no lo que deseas cambiar o detener.

III. Alcanzables y no complejas

Es una ley de la naturaleza que sólo se puede obtener Fijación de metasmetas que son alcanzables y que lo más probable es que pierdas el tiempo si tu objetivo sea volar como un pájaro, sin ningún tipo de máquina. Además, es importante que no establezcas metas que sean demasiado complejas, en su lugar es mejor dividirlas en varios sub-objetivos, en las cuales puedas concentrarte una tras otra.

MAL:

“Yo quiero tener un cuerpo de un modelo de Fitness, al igual que [escriba el nombre]”

CORRECTO:

“Voy a conseguir tener un cuerpo firme y musculado al igual que [nombre]. Con el fin de alcanzar mi meta yo voy a realizar lo siguiente:

a) Voy a ir a un gimnasio a partir del próximo mes
b) Voy a comer alimentos más saludables y cambiar mi conducta alimentaria.
c) Voy a entrenar 3 veces por semana, centrado y persistente.
d) etc. etc.

IV. Añadir las intenciones en la formulación de tu objetivo

Puedes haber notado anteriormente, que yo no solo escribí un objetivo (“cuerpo musculado”) sino que también añadí un plan sobre cómo tenía la intención de lograr ese objetivo (“ir a un gimnasio”, etc.) Además de tener sólo un objetivo, me parece aún mejor añadir tus intenciones sobre cómo vas a lograr el objetivo marcado.

“Voy a comer de manera saludable mediante la creación de una lista de compra que contenga alimentos frescos como frutas, verduras y otros ingredientes de algunas comidas realmente deliciosas que voy a cocinar a partir de ahora”.

Además, también puedes usar las frases de tus metas como si ya lo hubieras logrado, pero yo sólo lo recomiendo a los más experimentados.

“¡Yo como sano! Tengo una lista de compra que contiene una gran cantidad de comida saludable (…)”.

Gracias a este pequeño truco en la frase ayudaras a que tu mente se concentre en el pensamiento de que ya se cumplió la meta. Sin embargo, también creo que para los principiantes es un poco complicado, por lo que puede pasar por alto esta estrategia para la fijación de metas (“frases donde fijas tu metas como si ya hubieras alcanzado”).

V. Visualización

El arte de la visualización es una técnica fantástica que usan los deportistas profesionales y personas de gran éxito de forma rutinaria. Una vez leí un artículo sorprendente de un cirujano que a menudo utiliza la técnica de la visualización con el fin de estar preparado para tener una mayor eficacia cuando tiene una cirugía complicada. Algo que me parece realmente interesante es que prácticamente cada uno de nosotros hacemos visualizaciones todos los días, pero lamentablemente las personas solo visualizan problemas y pensamientos negativos acerca del futuro. Por lo tanto, es importante reemplazar visualizaciones negativas con positivas, sobre todo las que incluyen nuestras metas.

La visualización no es una ciencia aeroespacial, ya que el principal objetivo del mismo es solo asociar sentimientos y emociones positivas con el objetivo marcado a través de imaginar vívidamente haber logrado tu meta. Una vez más podemos engañar a nuestra mente, ya que es difícil (o casi imposible) que nuestro subconsciente pueda distinguir entre una situación real y una visualización muy intensamente imaginada.

Puedes hacer uso de las visualizaciones para casi todos los objetivos, pueden ser a largo plazo o a corto plazo, también es una herramienta eficaz para prepararse para las situaciones futuras como las entrevistas de trabajo. Si no estás familiarizado con la visualización en general, me gustaría recomendarte que escribas un manuscrito breve con una descripción detallada de como sería tu situación cuando logres alcancar tu objetivo. También puedes añadir como te sentirás una vez que logres el objetivo y los futuros cambios que se producirán a partir de este punto.

Para lograr una correcta visualización, puedes sentarse en una silla cómoda o acostarte en tu cama, donde puedas relajarte. Una vez que cierres tus ojos puedes comenzar a imaginar una corta película dentro de tu mente, donde tú eres el personaje principal, lo que significa que sentirás, veras y oirás todo como en la realidad. Puedes -en el ojo de tu mente- pasar por todas las cosas que hay que hacer para lograr tu objetivo y saltar hacia adelante al momento exacto en el que has logrado tu meta. Tu visualización debe sentirse lo más realista posible, de manera que realmente creas que es una situación real. ¿Cómo te sientes cuando estás seguro de que lo has logrado? ¿Qué es lo que ves, escuchas y dices en ese momento? ¿Qué tipo de pensamientos pasan por tu cabeza?

Cuanto más intensamente puedas conectar tu visualización con fuertes emociones y sentimientos, más fuertes serán las imágenes que serán dirigidas a tu subconsciente y te inspiraran a continuar con la máxima motivación.

La visualización te permitirá tener tu motivación de forma permanente en un alto nivel, una vez que comiences a realizar este proceso todos los días. Reconocerás que será más fácil de imaginar tus objetivos con mayor frecuencia una vez que hayas comenzado con la visualización. Después de un tiempo también te darás cuenta de que este proceso dura sólo unos minutos y puedes incluso realizarlo en la mañana o en algún momento antes de irte a la cama, especialmente se considera que el subconsciente es muy absorbente a estas horas.

VI. Evite las necesidades

Finalmente, el último consejo de este artículo para fijar tus metas es evitar las necesidades por cualquier medio. En realidad, nadie le gusta buscar objetivos que tengamos que perseguir por necesidad, así que evítalos con el fin de que puedas hacerle frente a tus metas estando motivado tanto como sea posible.

El objetivo que tú tienes que tener como meta debe estar asociado con la alegría, el placer y la diversión. Los sentimientos más positivos que sean capaces de asociarse con dicho objetivo, tendrán mejor efecto en el incentivo y en la voluntad interna. Además, debe evitar las palabras negativas asociadas, tales como, “debe”, “tiene que” y “deberá”, mientras fijas tu objetivo.

Por desgracia, cada uno de nosotros tenemos que realizar – de vez en cuando – algunas tareas que son desagradables para todos y son casi imposibles de asociar con emociones positivas. Por lo tanto, he agregado una estrategia final al establecimiento de metas que literalmente impulsará todos tus esfuerzos para lograr un objetivo fijado, no importa si te gusta o no la tarea asociada con dicho objetivo.

VII. Gratificación

Lo siguiente puede sonar bastante aburrido, pero es una de las técnicas más eficaces que he encontrado, aunque no es necesariamente una “técnica de fijación de objetivos” por sí misma: “Dese una recompensa cada vez que hanyas alcanzado un determinado objetivo”. Es así de simple pero es muy eficaz. Al recompensarte a ti mismo provocas emociones positivas y entrenas a tu cerebro en el pensamiento de que “el esfuerzo es igual a recompensa”, lo que significara que tu voluntad para hacer una acción se incrementara con el fin de lograr alcanzar esa meta, ya que tienes en mente la posibilidad de obtener una gratificación.

Además, yo te recomendaría considerar una posible recompensa después de la formulación de un objetivo, con el fin de conectar tu propósito con gratificaciones hermosas que te ayudarán a mantenerte motivado e incentivado.

Date cuente sin embargo que esta técnica como un todo es contraproducente si uno se fija un objetivo tan simple como “Quiero llegar una hora antes” y la recompensa será una barra de chocolate. Siempre debes aplicar la regla: “gran objetivo = gran recompensa”, “pequeño / simple objetivo = normal / pequeña recompensa”.

Otros también leyeron

Un comentario en “Las mejores estrategias para la fijación de metas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>