¿Por qué deberías volver a releer los libros y cómo hacerlo?

releer los libros

“El hombre que no lee buenos libros no tiene ninguna ventaja sobre aquel que no los puede leer.”
Mark Twain

Muchas personas hablan acerca de cómo la lectura de los libros puede ampliar sus conocimientos y mejorar su vida. Por supuesto que no hay nada malo en ello. La lectura de libros es realmente un muy buen hábito. Pero hay un aspecto de él que muchas personas tienden a olvidar: el valor de la relectura de los libros.

Creo que no sólo debes leer nuevos libros que aún no has tenido la oportunidad de leer, sino que también debes volver a leer los libros que ya has leído. De hecho, yo diría que volver a leer los libros es tan importante como la lectura de otros nuevos.

¿Por qué deberías volver a leer los libros?

Aquí hay algunas razones del por qué es buena la relectura de los libros:

1. Vuelves a recordar las buenas ideas

Los científicos han demostrado que en sólo 24 horas la gente se olvida de la mayor parte de lo que han leído. Tú puedes obtener una gran cantidad de buenas ideas de un libro pero es fácil olvidar la mayoría de ellas. Volver a leer un libro te ayuda a refrescar y retener esas ideas en tu mente a largo plazo.

2. Te ayuda a descubrir nuevas ideas que anteriormente no te habías dado cuenta

Del mismo modo que es fácil olvidarse de las ideas, también es fácil que te saltes o no hayas puesto atención a unas cuentas ideas la primera vez que leíste un libro. Releyendo el libro te ayudara a darte cuenta de las mismas.

3. Te da una nueva perspectiva

Volver a leer un libro te permite apreciarlo con nuevos ojos. Las ideas que no tenían sentido hasta ahora podrían tener sentido. Las cosas que no te importaban hasta este momento podrían estar relacionadas con tu experiencia en la vida.

4. Te ayuda a aplicar las ideas

Esto en mi opinión es la razón más importante de todas. ¿Por qué? Debido a que el principal valor de la lectura es su aplicación y no la lectura por sí misma. La mera lectura puede ampliar tus conocimientos pero su aplicación podría cambiar tu vida. Al volver a leer un libro, puedes ver qué partes de ella has aplicado a tu vida y qué partes no. A continuación puedes centrar tu esfuerzo en los aspectos que necesitan más trabajo.

¿Cómo volver a leer los libros?

Ahora que ya has visto el ¿por qué?, vamos a ver el ¿Cómo? Aquí están algunos consejos acerca de la relectura de los libros:

1. Elige los libros correctos

Así como no vale la pena leer todos los libros, tampoco vale el esfuerzo tener que releer todos los libros nuevamente. Simplemente no elijas releer cualquier libro. Lee sólo aquellas que le puedas dar el máximo valor por tu tiempo. Una buena manera de filtrar lo que quieres leer es mediante la búsqueda de lo que realmente deseas aplicar en tu vida en este preciso momento.

2. Lee sólo las partes importantes

No es necesario volver a leer todo el libro. Eso llevará mucho tiempo. Además, es posible que te pierdas en los detalles. En su lugar lee sólo las partes más importantes del libro. Esta es una de las razones por las que debes resaltar con marcador las partes buenas de un libro la primera vez que lo lees. De esta manera se puede leer las ideas primordiales cuando lo vuelvas a repasar.

3. Busca ideas viables

Dado que el valor principal de la lectura es su aplicación, debes buscar ideas viables cuando vuelvas a leer un libro. Tal vez no has reconocido algunas de ellas la primera vez que lo leíste. O tal vez ya se te olvido algunas de ellas. En cualquier caso, busca ideas que puedas utilizar para mejorar tu vida.

4. Enfoca tu esfuerzo

Puesto que hay muchas posibles ideas viables, debes enfocar tu esfuerzo en las que puedan hacer la mayor diferencia. No trate de hacer demasiado y abarcar demasiado. En su lugar céntrate en las más importantes. Más tarde cuando las hayas aplicado con éxito, podrás trabajar con otras ideas.

Otros también leyeron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>