¿Qué es la zona de confort?

zona de confort

Si eres lector habitual de blogs de autoayuda podrías haberte dado cuenta que se habla mucho de la zona de confort y por qué deberíamos salir de ella si queremos buscar el éxito y la superación personal, pero ¿Qué es la zona de confort? Una zona de confort se define generalmente como las áreas en la vida en la que la gente se siente más cómoda y puede ser considerada más un estado mental en lugar de un espacio físico. Obviamente, los aspectos físicos de la comodidad pueden influir en que una persona este a gusto, pero por lo general esto se debe a que estas cosas físicas son interpretadas por el cerebro como seguras. Por ejemplo, la zona de confort de una persona puede incluir el permanecer sentado en su cómodo sofá dentro de su hogar y esa persona podría sentir malestar si tiene que hacer algo diferente, como asistir a una fiesta en casa de otra persona en lugar de permanecer en su propia casa y pasar el tiempo en ese sofá. Ese evento podría empujar a una persona fuera de su “zona”.

La razón del por qué muchas veces se habla de la zona de confort es que es un indicador confiable para saber cómo se comportará o responderá las personas a diferentes situaciones y además puede ser visto como un elemento de estancamiento en la vida de las personas. Permanecer dentro de una zona de confort no nos permitirá expandirnos mentalmente o que consideremos nuevos proyectos lo que significa que viviremos nuestras vidas relativamente igual sin presentar ningún cambio apreciable.

Dejar deliberadamente una zona de confort es una oportunidad para el crecimiento personal y no tiene por qué ser causada por eventos drásticos. Los estudiantes que comienzan a ir a la universidad a menudo encuentran que se les pide descubrir nuevas ideas e interpretaciones y esto pueden impulsar al estudiante a mentalmente ampliar las zonas de confort y evaluar las cosas de nuevas maneras. Al salir de la comodidad de los hogares también cambia la percepción sobre las zonas de confort y los estudiantes aprenden que deben redefinir el espacio que mentalmente consideran como “casa”. Algunos pueden surtirse muy aliviados cuando vuelven a su casa (si están viviendo solos con otros estudiantes) especialmente durante los primeros años de la universidad, cuando la nueva zona de confort no ha sido completamente definida.

Los libros, blogs o cualquier material sobre desarrollo personal a menudo se centran en esta cuestión de aprender a ir más allá de las zonas de confort definidas para continuar el crecimiento personal. En última instancia, la comodidad mental puede ser un enemigo que impide a la gente continuar en el camino del cambio.

Otros también leyeron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>