15 Minutos para mantener la cordura en el trabajo

0

Cordura en el trabajo

¿Alguna vez has tenido uno de esos días en que te sientes totalmente abrumado? Hay mucho que hacer y no hay tiempo suficiente. Los plazos están a punto de vencerse, el timbre del teléfono suena a cada rato, saltan constantemente avisos de correos electrónicos nuevos, etc.

Esto es la vida cotidiana para muchos de nosotros.

Y casi todos los días logramos sobrellevarlo, lidiamos con todas las cosas que nos llegan e intentamos llevarlo muy bien.

Algunos días, sin embargo el clamor de múltiples demandas absorben nuestro tiempo, energía, atención y puede ser demasiado difícil de soportar. Nos sentimos abrumados y fuera de control. Esto puede paralizarnos – decenas de cosas por hacer y no hemos hecho ninguna de ellas, porque no sabemos por dónde empezar. Luchamos contra la tentación de abandonar – meternos debajo de nuestra mesa y esperar, teniendo la esperanza que todo desaparezca.

Pero renunciar no es una opción, sin embargo y afortunadamente no es necesario. En solo quince minutos o menos puedes dar unos sencillos pasos para retomar el control, superar el pánico, avanzar y recuperar la cordura en tu lugar de trabajo. Así que cuando todo parezca demasiado pero necesitas lidiar con ello, intenta esto:

Cómo mantener la cordura en el trabajo

1. Cierra los ojos por un minuto y simplemente respira.

Sujeta tu mente, bloquea las voces que gritan de pánico dentro de ella y deliberadamente céntrate sólo en inhalar y exhalar. Nota que parte del cuerpo sientes tensa e intencionalmente relaja esos músculos. Bajar el ritmo de la respiración calma la mente. Solo necesitas unos sesenta segundos para recuperar la tranquilidad y la paz.

2. Limpia tu área de trabajo.

Cuando estamos demasiado ocupados, nuestros espacios de trabajo generalmente refleja el desorden de nuestras mentes. Todos cuidadosamente preparamos nuestros sistemas organizativos de la misma forma; dejamos papeles en nuestro escritorio o en el mostrador de la cocina como recordatorios de que debemos hacer algo y en muy poco tiempo la mesa o el mostrador será una masa de papeles, de notas adhesivas y de recordatorios. No importa si conscientemente reconoces o no esta situación, el caos que produce esos montones de papeles te distraen y hacen que sea casi imposible que te concentres en algo.

Así que tómate cinco minutos para despejar el área de trabajo. No ordenes o archives cualquier cosa a menos que puedas hacerlo en cuestión de segundos. Eche todo a la basura y esconde ese montón de papeles en un cajón o un estante cercano para que reciban una atención posterior. Si tienes miedo de olvidarte de algo importante, tómate un segundo para apuntar en tu agenda un tiempo para atender esa pila de papeles escondidos. Tu objetivo inmediato es crear un espacio limpio y libre de distracciones para poder estar enfocado en el trabajo.

3. Toma cinco minutos para escribir todo lo que tienes que hacer.

Utiliza el método que más te convenga para anotar todo. Confío mucho en la tecnología pero cuando estoy en esta situación prefiero la antigua pluma y el bloc de notas. No trates de organizar y dar prioridad a las tareas, simplemente haz un volcado de todo lo que hay que hacer. Una parte de la ansiedad que sientes es por el temor de olvidarte algo, así que escríbelo en el papel que hay delante de ti.

4. Observa la lista de lo que tienes que hacer.

¿Hay algo allí que alguien más podría hacer? ¿Tu secretaria o asistente? ¿Un colega? ¿Tu cónyuge o hijo? No es el momento de ser demasiado orgulloso para pedir ayuda – recuerda que estamos en crisis en este momento. Toma cinco minutos para liberarte de cualquier cosa que razonablemente se pueda delegar.

5. ¿Hay algo en la lista que puedas dejar para mañana (o al día siguiente)?

Toma un minuto para marcar las tareas que realmente no tienen que ser hechas en este mismo momento. Encierra en un círculo las que necesitan atención inmediata.

6. Elige una de las tareas marcadas.

No pases mucho tiempo angustiado sobre las prioridades. Sólo elige una. ¿Hay algo que se pueda hacer en un par de minutos – responder a un correo electrónico o devolver una llamada telefónica? – Realiza eso y disfruta la catarsis de ver tu lista comenzar a disminuir inmediatamente. Lo más importante es simplemente elegir una y empezar.

7. Realiza la tarea y olvídate de todo lo demás.

Reúne los materiales que necesitas para esa tarea, entonces siéntate y termínala. Si necesitas más de media hora o algo así, considera usar esta técnica: establece un tiempo con una alarma que suene a los 25 minutos, trabaja constantemente hasta que suene dicha alarma. Luego toma un descanso de cinco minutos – estírate, camina, toma un trago de agua – y luego vuelve al trabajo, pon la alarma para otro segmento de 25 minutos. Sigue con este enfoque hasta que hayas terminado la tarea.

8. Cuando finalices esa tarea, táchala de la lista y elige otra.

Realiza solo una tarea a la vez, trabaja a través de toda la lista hasta que la hayas terminado

Sé que este enfoque funciona porque ha salvado mi cordura en mi lugar de trabajo varias veces en mi vida profesional. Me encantaría que le dieras una oportunidad y luego hazme saber cómo funciono para ti.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario