4 consejos que te ayudaran a mejorar la concentracion

0

Mejorar la concentración

“Es necesario saberse concentrar sobre una sola cosa. Todos los oficios deben ser ejercidos con concentración.”
Yamamoto Tsunetomo

¿Alguna vez te has encontrado intentando poder mantener la concentración? Sí, yo también. En un mundo en constante conexión, siempre parece que tenemos distracciones y falta de concentración al alcance de nuestras manos. Sentarse y concentrarse, ya sea para realizar un informe para el trabajo o un ensayo para la escuela puede ser realmente difícil.

Y con demasiada frecuencia cada vez se nos hace más difícil para todos nosotros.

¿Quieres saber cómo mejorar la concentración? Aquí hay cuatro formas sencillas de aumentar tus posibilidades de mantenerte concentrado:

1. Escribe en lo que te encuentras trabajando

Esto puede sonar como un consejo un poco tonto pero puede ser increíblemente eficaz. Cuando comiences a trabajar en algo, escribe lo que estás haciendo, por ejemplo: “Terminar informe sobre X” o “responder a los mensajes de correos electrónicos del cliente Y”.

Cada vez que tengas la tentación de hacer otra cosa o cuando te llegue algo “urgente”, mira hacia el trozo de papel y recuerda lo que estás haciendo, esto acabara con tu falta de concentración. Si no te queda otra opción más que cambiar de tarea, toma nota de la tarea por la cual la has cambiado.

Es sorprendente la frecuencia con que terminas trabajando motivado a un “Estímulo-Respuesta”, es decir saltando a lo que nos llama la atención o a cualquier cosa que esté en nuestra mente.

Consejo Rápido: También puedes utilizar una hoja de papel para anotar todo lo que te preocupa que puedas olvidarás. Si de repente piensas “tengo que enviar el cheque a…”, entonces no te detengas y escribe un recordatorio.)

2. Encuentra un ambiente tranquilo

Es muy difícil mantener la concentración si estás en una habitación con mucho ruido. Conversaciones, llamadas telefónicas, música de otras personas, incluso el ruido del tráfico puede ser muy molesto. Por supuesto, la mayoría de nosotros no tenemos el lujo de trabajar en un silencio como de convento pero haz todo lo que puedas para mejorar tu medio ambiente.

Eso podría significar ir a una biblioteca en vez de estudiar en tu casa. También podría significar ponerte unos auriculares y oír tu propia música relajante para ahogar las distracciones de fondo.

Un medio ambiente “tranquilo” es también uno que no tiene demasiadas distracciones. Si tu escritorio está apilado con un desorden de cosas o si tienes la televisión en tu línea de visión, es muy fácil dejar que tu enfoque escape de tu trabajo.

Mejorar la concentracion

3. Ponte cómodo físicamente

Si estás cansado, va a ser difícil que te concentres. A veces tengo la tentación de saltarme el sueño con el fin de tener una o dos horas extras para hacer las cosas, pero sé que es esto es una falsa economía. Si voy a “aprovechar” una hora por dormir más tarde, voy a terminar perdiendo más tiempo que eso porque voy a ser más lento y menos productivo durante el día.

Como una solución a corto plazo, la cafeína puede animarte y ayudarte a concentrarte pero no debes abusar de ella.

A parte de dormir lo suficiente, debes asegurarte de que estás bebiendo suficiente agua. La deshidratación te quitara tu concentración y tus niveles de energía. Siempre tengo una botella de agua en mi escritorio, por lo que no tengo que estar moviéndome para rellenar un vaso con agua.

Igualmente el hambre corta tu concentración pero también lo hace una comida muy pesada. Asegúrate de que estás comiendo lo suficiente para mantenerte energizado, pero evite las comidas grandes que sólo se te producirán sueño. Tener un pequeño tentempié a media mañana y a media tarde y una comida más pequeña puede hacer maravillas para tu concentración.

4. Construye tu músculo de la concentración

Bueno, tu capacidad de concentración no es literalmente un músculo pero ¡se puede sentir de esa manera! Al igual que un músculo, tu concentración se hace más fuerte cuanto más lo uses. Si te las arreglas para mantener tu concentración a pesar de sentirte un poco distraído, encontrarás que es un poco más fácil concentrarte al día siguiente. Por el contrario, si siempre sucumbes a la tentación de ver Facebook y Twitter o de ver la televisión, encontrarás que se convierte en un hábito más y más arraigado.

¿Cómo puedes mejorar la concentración?

  • Establece un temporizador mientras estás trabajando y tratar de avanzar lo más que puedas antes de que suene la alarma.
  • Apaga tu conexión a Internet o instala un software para bloquear ciertos sitios web (esto puede ayudar a romper el hábito de hacer varias cosas a la vez).
  • Mantén un registro del tiempo que gastas en hacer las actividades durante el día, escribiendo tus acciones te hace ser más consciente de ti mismo.
  • Aprende a reconocer tus propios pensamientos, date cuenta cuando sientas un impulso (como “Voy a ver ahora Twitter”) y ¡resiste!

¿Qué tan bueno eres concentrándote? ¿Tienes algún consejo para compartir – o alguna historia de tiempos cuando tu incapacidad para concentrarte te dio problemas?


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario