5 maneras de ayudar a tus hijos a convertir sus sueños en realidad

4

Maneras de ayudar a tus hijos

Los niños son una cosa fantástica. A diferencia de los adultos, sus sueños no tienen límites. Es inspirador escuchar sus metas e ideas. Los niños comienzan a soñar a una edad temprana. Ellos piensan acerca de su futuro trabajo, su nivel de vida, su educación y así sucesivamente. Y sus sueños pueden ser enormes.

En cuanto a su futuro profesional algunos escogerán el típico policía, bombero o médico. Otros optarán por ser astronautas, atletas olímpicos o presidentes. Si estamos hablando de riqueza, algunos aspiran simplemente a “tener dinero”. Otros buscarán tener un imperio comercial o la posibilidad de jubilarse a los 40 años de edad o más jóvenes.

Como padres, nosotros tenemos más influencia acerca de si nuestros niños podrán alcanzar sus sueños más de lo que podríamos pensar. Para los hijos, los padres son fuente de inspiración, motivación y liderazgo.

Se podría pensar que los sueños de tus hijos no son realistas. Ese es el adulto negativo dentro de ti. Tú debes creer en tus hijos porque ellos creen en sí mismos y es probable que tú seas el único apoyo que tengan.

Todo lo que queda por discutir es el cómo:

Cómo ayudar a tus hijos a convertir sus sueños en realidad

1. No niegues sus sueños

Los niños sueñan en grande, eso es lo bueno de ellos. Cuando tú fuiste niño también soñabas en grande (asumiendo que eres un ser humano).

Muchos de ustedes probablemente no pudieron realizar los sueños que tenían y por lo tanto consideran que sus hijos tampoco. Si ese es el caso, deja de pensar eso ahora mismo.

Los sueños de tus hijos no son los tuyos. En cuanto a los niños se refiere, todo es posible. Y así es como debe ser. Si tú niegas los sueños de tus hijos, o su derecho a soñar, entonces estas socavando sus posibilidades de éxito.

Por lo general se toman decisiones basadas en la probabilidad más que en la posibilidad. Sin embargo, puedo decir que este es un caso en el que todos tenemos que pensar más en la posibilidad y lanzar la probabilidad lejos por la ventana.

2. No te pongas en su camino

Si tu hijo va a realizar su sueño de ser el primer astronauta en aterrizar en Marte, lo último que necesitan es que arruines las cosas.

Los padres se ponen en su camino cuando:

  • Niegan los sueños de sus hijos.
  • Controlan a sus hijos.
  • No les enseñan habilidades para la vida.
  • No les proporcionan una educación de calidad.
  • Predican una visión negativa de la vida.

Tú meta como padre es satisfacer tus obligaciones parentales y proporcionarles un camino hacia el éxito que tus hijos puedan seguir. Si desalientas a tus hijos antes de que empiecen, no solo los hundirás en ese momento, sino que además les impactará negativamente en su vida adulta.

3. Da un buen ejemplo

Los niños “aprenden de lo que viven y disfrutan de lo que aprenden.” Como padres, nuestros hijos siempre están observándonos. Ellos están orgullosos de lo que hacemos y utilizan nuestros logros como un estándar.

El éxito y el bienestar son el producto de un proceso, cualquier persona lo puede conseguir. Un niño que crece en una familia exitosa vivirá en torno a ese proceso y lo adoptara en su propia vida en el futuro. Este será su estándar de vida.

Por lo tanto, el fracaso es también un proceso, cualquiera puede ser esa persona que nunca logra nada. Un niño que crece en una familia sin éxito probablemente adoptará ese proceso en su propia vida en el futuro. Ser pobre y sin éxito será su estándar.

En muchos sentidos, tú eres la clave del éxito de tus hijos. Aunque muchos niños al crecer adoptan valores y procesos opuestos a lo de su familia, tú no deberías contar con ello para tus hijos. En su lugar, realiza todo lo que esté a tu alcance para asegurarte que ellos existan para tener éxito.

4. Ayúdalos a tomar acción

Cuando los niños crecen y se desarrollan comienzan a mostrar interés en muchas cosas diferentes. Van a empezar a prestar más atención a ciertas cosas que realmente les interesen, algunas de los cuales se convertirán en sus sueños.

Si tu objetivo es ayudar a tus hijos a alcanzar esos sueños, debes mostrarles cómo lograrlo y ayudarles a abrir el camino para conseguirlo

Sin embargo, cuando los objetivos parecen muy lejanos y a menudo grandiosos, ¿Cómo podemos siquiera comenzar a orientarlos?

a. Pídales que escriban sus sueños.

Anotar sus sueños les permiten obtener ideas de cómo pueden empezar a caminar hacia sus metas paso a paso y los ayuda a mantenerse responsables ante sus sueños.

b. Investiga sus sueños.

Entre más aprendan acerca de sus sueños, más realista se volverá el mismo. La investigación también les dará información importante sobre lo que van a necesitar para convertir ese sueño en realidad.

c. Haz un calendario del objetivo.

Fijar una fecha para el logro de una meta les ayudara a mantenerse enfocados. Para los niños, el objetivo podría ser “dentro de los primero 5 años después de graduarme en la universidad” o “antes de cumplir los 16 años.”

d. Desarrolla un plan de acción.

¿Cómo planeas conseguir tu objetivo? ¿Qué medidas vas a tomar? ¿Qué educación o habilidad especial necesitas para lograr su objetivo?

e. Enfoque, intensidad y perseverancia.

El primer paso es enfocarse. Vamos a traer intensidad a la ecuación, pero una intensidad salvaje sólo conseguirá hacernos correr en círculos. Una intensidad enfocada es el combustible que impulsa a la gente a conseguir el éxito.

La perseverancia es el impulso adicional que necesitas darte cuando las cosas parecen estar ralentizándose. Un sueño sin perseverancia no es más que un “fue una vez”.

f. Juega.

Desarrolla juegos o desafíos que permitan a tus hijos conseguir pequeños logros. O simplemente pregúnteles si tienen algún pequeño sueño o meta que quieran lograr más rápidamente y utilízalas como herramientas de enseñanza.

Si los niños pueden lograr una meta a pequeña escala, van a aprender dos cosas importantes:

  1. Conseguirlo a gran escala es posible.
  2. El proceso de conseguirlo (motivación, organización, intensidad y determinación) funciona.

La importancia de este proceso no es realmente su sueño inicial. Se trata de enseñar a los niños a conseguir cualquier cosa. El logro es un proceso de motivación, organización, intensidad y determinación. Queremos que aprendan ese proceso de modo que incluso si cambian sus sueños, sus posibilidades de éxito sigan igual.

5. Muestra tú apoyo

Los niños tienen su propia motivación interna al igual que todos nosotros. Pero la motivación interna por sí sola no debe ser la única cosa que los conduzca.

No sólo tu motivación es importante para su éxito, también es importante para ellos emocionalmente. A ellos les importa lo que piensas. Tú eres mamá. Tú eres papá. Eres su héroe y heroína.

Si estás a su lado, todo es posible. Si le das luz verde, ellos pisan el acelerador. Y cuando lleguen los tiempos difíciles vendrán a ti para que los ayudes.

Sé un remanso de pensamientos positivos y puntos de vista, apóyelos sin ofrecerles consejos no solicitados y ayúdeles a perseverar cuando estén decaídos.

Si tú haces estas cosas, tus niños podrán hacer o ser cualquier cosa que sueñen…


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

4 comentarios

  1. Excelente mensaje para los padres yo lo voy a poner en práctica con is hijos junior Steven y Javier pineda a que alcancen sus sueños

  2. Yo estoy de acuerdo con estas sugetenciiad, los padres, la familia debe ser inspiradora … los sueños de los niños deben ser apoyados como n amor ❤️ enseñarles a que ellos sean perseverante con llos que aman.

  3. excelente, me gustaría que me dieras ideas de como convencer a mis padres para estudiar la carrera universitaria por la que siempre soñé, pues mas que todo mi padre esta empeñado en que estudie administración de empresas

    • Eso depende mucho de ti y de tus padres. ¿Qué los motiva a ellos? ¿Qué te motiva a ti? ¿Por qué piensan ellos que deben determinar lo que debes estudiar? ¿Por qué crees que deberías estudiar esa carrera? Tú presumiblemente eres o pronto serás legalmente una adulta y en ese punto no hay nada que te impida tener control de tus decisiones. Nada aparte de los impedimentos que eliges soportar probablemente como parte de una compensación económica. Tus padres te financiaban mientras estabas en la escuela pero elegir la carrera que quieren para ti debido a que ellos van a costear dichos estudios te marcara toda tu vida adulta y esto es la peor decisión imaginable.

      Así que sugiero preguntarte a ti misma qué estás dispuesta a renunciar para conseguir tu propio camino y qué compromisos estarías dispuesto a aceptar. Prepárate para sentarse con tus padres y participar en una negociación seria, hablando de tus principios y valores como persona y que es lo que realmente quieres (si puedes investigar un poco y llevar datos concretos sobre la carrera que vas a estudiar va a ser mucho mejor) con el objetivo de encontrar una solución que no haga a nadie sentirse miserable en el futuro e idealmente hacer que todos sean felices.

Deja un comentario