7 maneras fáciles de impulsar tu motivación

3
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Motivación

“El éxito parece ser en buena parte cuestión de perseverar después de que otros hayan abandonado.”
William Feather

¿Siempre te sientes motivado para alcanzar tus metas?

Si eres como yo y como la ¡mayor parte del mundo! – es casi seguro que tienes días en que tu motivación de repente cae en picado.

Tal vez estabas realmente entusiasmado con tu nueva dieta al inicio de la semana… pero ahora que es viernes te apetece mucho comerte un chocolate.

Tal vez estabas entusiasmado acerca de cómo iniciar tu propio negocio… pero ahora te has dado cuenta de la cantidad de trabajo que hay que hacer.

O tal vez estabas firmemente comprometido a hacer ejercicio todos los días… pero ahora estás cansado y parece que no tienes energía ni para conseguir salir fuera del sofá.

La motivación es una fuerza poderosa que nos ayuda a hacer nuevos compromisos y a llevarlos a cabo. Al igual que cualquier emoción que podamos llegar a tener, la motivación viene y se va. Tú tendrás días que al despertarte estarás listo para entrar en acción y días en los que sólo querrás apagar la alarma y quedarte acurrucado bajo el edredón.

Cómo aumentar tu motivación

Aquí tienes siete maneras de aumentar tu motivación, prueba al menos uno hoy mismo.

1. Motívate realizando cosas que disfrutes

Esto podría ser un poco más fácil decirlo que hacerlo… pero en general trata de enfocar tu vida en torno a actividades que realmente disfrutes. Es mucho más fácil estar motivado cuando amas lo que haces que cuando te sientes indiferente hacia algo.

Es posible que desees aumentar tu motivación pensando en:

  • Tu trabajo: Tal vez cambiar de carrera a otra que siempre has soñado no sea una opción en este momento, pero puedes hacer más tareas de las que te gustan y delegar algunas de las que no te gustan.
  • Tus metas: Si estás tratando de establecer una buena rutina de ejercicios, buscar alguna forma de actividad que disfrutes verdaderamente… una que no la sientas como una obligación.
  • Tus responsabilidades: Busca maneras de reducir o eliminar cualquier cosa que no te guste. No tengas miedo de decir “no” – incluso a algo que hayas dicho “sí” en el pasado.

2. Concéntrate en tu meta o en el resultado

Los proyectos más grandes requieren una gran cantidad de trabajo durante un período prolongado de tiempo. Sin embargo, emociónate y motivate pensando siempre en el objetivo final, ya que es casi seguro que haya ocasiones en el cual el trabajo que estás haciendo no te parezca especialmente atractivo.

En lugar de pensar que una tarea es aburrida o difícil, céntrate en el objetivo o en el resultado que quieres obtener. Por ejemplo:

  • Hacer una elección saludable para el almuerzo te ayudará a alcanzar tu meta de perder peso.
  • Lidiar con una tarea aburrida pero necesaria hará la vida más fácil en el futuro.
  • Realizar algo de tu lista de tareas hará que te sientas bien.

3. Ve a por algunas victorias fáciles

Si estás tratando realmente de motivarte y poner las cosas en funcionamiento al inicio de un nuevo día (o al inicio de una sesión de trabajo para lograr un objetivo particular), trata de conseguir algunas victorias fáciles. Estas son tareas que se pueden completar en tan sólo unos minutos pero que te dejan con un sentido del logro.

Esto podrías conseguirlo al:

  • Escribir un correo electrónico o hacer una llamada telefónica que has estado posponiendo.
  • Poner en orden tu armario o al arreglar un área pequeña de tu casa.
  • Al rellenar esos formularios del trabajo que se han ido acumulando durante semanas.

4. Abordar la tarea más difícil primero

Esta es una alternativa al punto 3 o algo que puedes tratar de realizar después de pasar 15 – 30 minutos consiguiendo victorias fáciles. Abordar la tarea más difícil en tu lista, la que lo que menos te apetezca hacer.

Esto puede parecer una receta extraña para la motivación… pero una vez que te hayas desecho de esa difícil tarea, todo lo demás te parecerá fácil en comparación.

“La más difícil” no necesariamente significa que sea intelectual o físicamente exigente. A veces, una sola llamada telefónica que has estado posponiendo puede parecerte muy difícil.

5. Toma descansos regulares del Trabajo

Cuando te sientes fresco y en alerta, es fácil sentirse motivado… pero al ir avanzando el día, es posible que encuentres que tus niveles de motivación caen hora tras hora.

Tomar descansos es una gran manera de mejorar tu productividad: en lugar de estar trabajando durante horas (quizás procrastinando una parte de ese tiempo), ten un descanso deliberado y planificado de tu trabajo. Esto hará que regreses sintiéndote renovado y más motivado.

La mayoría de las personas también encuentran que pueden trabajar más duro y más rápido cuando saben que va a llegar el momento del descanso. (Si alguna vez has logrado terminar una gran cantidad de tareas de tu lista de tareas pendientes en el último par de horas del viernes, habrás experimentado este efecto)

6. No hagas demasiadas cosas

La mayoría de nosotros estamos en una posición en la que estamos haciendo demasiado. Estamos comprometiéndonos demasiado en el trabajo o en nuestra vida en el hogar y tratamos de hacerle frente a varios objetivos a la vez.

No importa que tan motivado estés, sólo hay 24 horas cada día y es necesario dormir lo suficiente y tener tiempo de inactividad. También es necesario tener en cuenta las ocasiones en que las cosas no van bien: una crisis repentina en el hogar o en el trabajo será mucho más fácil de llevar si nuestra programación diaria de actividades contiene un poco de holgura.

En lo que respecta a las metas más importantes (como perder peso, escribir un libro, cambiar de carrera profesional), es una buena idea tener un único objetivo como una prioridad en un momento dado. De esta manera, es mucho más probable que tengas éxito.

7. Consigue subir tu motivación premiándote

Algunos expertos creen que las recompensas pueden ser contraproducentes pero creo que son útiles en moderación y sin duda puede ser una buena y rápida solución para los problemas de motivación.

Si está luchando para mantenerte concentrado en una tarea en particular, prométete una recompensa para cuando hayas terminado. Esto podría ser una taza de café, una vuelta rápida a la manzana, un descanso para leer tu revista favorita o lo que funcione para ti.

En muchos casos, la “recompensa” podría ser algo vas a tener o hacer de todas maneras – sólo tiene que finalizar esa tarea en particular en lugar de detenerte a mitad de camino.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Acerca del Autor

Creador del blog éxito y superación personal y del libro Camino a la superación. Aunque desde pequeño siempre tuvo inquietud por los temas relacionados con la transformación y la superación personal no fue hasta hace unos años cuando decidió retomarlo y convertirse en un estudiante activo del campo de la psicología positiva, la motivación, el éxito y la búsqueda de la felicidad.

3 comentarios

  1. He leido tres articulos y me parecen muy interesantes, claros y dinámicos, algúna vez haré alguna referencia tuya en mi blog, yo pienso que los valores cristianos pueden animarnos a muchas cosas, y encaja muy perfectamente con tu vision de las cosas, saludos y gracias por tu tiempo invertido, esto ayuda..saludos.

    • Gracias David por tu comentario,

      Yo pienso que no importa cuál sea la religión que tenga una persona, puede ser cristiana o cualquier otra, lo importante es que todos tengamos las mismo ambiciones de superación y de querer vivir en un mundo mejor. A veces algunos artículos tienen alguna tendencia espiritual y me gusta poner por ejemplo: “El universo te quiere ayudar” para destacar que existe algo más que está ahí para ayudarnos pero sin caer en un tipo de religión particular, así el artículo puede ser aplicados a todos.

      Por último me alegra que los artículos te hayan gustado y que encajen con tu visión de la vida.

  2. Estoy totalmente de acuerdo. Sólo podría tener un punto de vista diferente en uno de los puntos, y no porque no lo piense sino que también es mi opinión, sino por ciertas personalidades. Y es el punto de abordar lo más difícil primero, así se tiene la recompensa de hacer después lo más sencillo o agradable. Aunque hay quien se desmotiva igual, yo apostaría para estas personas Sencillo- Difícil (con promesa de sencillo después)- Sencillo. En lo demás nada que añadir, todo es muy importante.

Deja un comentario

Compartir
+1
Twittear
Pin
Compartir