7 obsesiones que mejorarán tu vida a partir de este momento

0

Obsesionado con la Bondad

“Lo que mueve a los genios, lo que los inspira no es una nueva idea, sino la obsesión con una idea que no fue trabajada lo suficiente.”
Eugène Delacroix

Una obsesión es algo que te consume. Ella a menudo te empuja a realizar ciertas actividades hasta su mínimo detalle. Te obliga a llenar tus pensamientos y apasionar tu alma con el deseo. Se convierte en el latido de tu corazón y en el pulso de tu ser. Ella te lleva siempre hacia adelante hacia tu objetivo.

Y aunque sabiendo que el comportamiento obsesivo puede destruir y corromper la felicidad robándote una sensación de libertad, voluntad y a veces incluso llevando a las personas a terminar en la cárcel, ciertos tipos de obsesiones controladas pueden mejorar la calidad de tu vida.

7 Obsesiones que mejorarán tu vida

Yo recomiendo para tu vida las siguientes obsesiones:

1. Estar obsesionado con la Bondad

¿Te encanta la bondad como a un niño los dulces? ¿Sueles pensar en cómo puedes contribuir en la vida de los demás? ¿Te gustaría poder hacer algo más?

La obsesión por la bondad se puede observar en aquellas personas que están constantemente intentando hacer el bien. Se les ve como voluntarios en los comedores populares, en los bancos de alimentos y en la limpieza después de haber ocurrido desastres naturales.

Los corazones de esas personas están llenos de amor, compasión y de caridad. Ellos se preocupan por los demás, incluso de aquellos que no conocen.

Y esta una obsesión que sacara lo mejor de ti por estar al servicio de los demás. Esta garantizara añadir significado a la vida y un propósito por qué vivir.

2. Estar obsesionado con la Excelencia

No importa lo que hagas, haz lo mejor en lo que estés haciendo en el plazo que tienes para hacerlo. Si sólo tienes 10 minutos para prepararte para una presentación por ejemplo, entonces se el preparador más centrado y diligente de todos por cada uno de esos 600 segundos.

Haz que la excelencia sea tu lema. Los obsesionados con la excelencia se pueden encontrar generalmente en la cima de sus clases y en la cima en la jerarquía de las empresas. Son auto-motivados y anhelan poder mejorar, agregar valor e innovar. También inspiran a otros a la excelencia mediante la aplicación de ella en sí mismos.

Siempre hacen un esfuerzo adicional y hacen esas cosas que otros no están dispuestos a hacer. A menudo, esas pequeñas cosas es lo que los ponen a ellos en la cima. Ellos trabajan en sus ratos libres más que otros. Ellos hacen las llamadas telefónicas que nadie quiere hacer. Ellos siguen adelante, planifican y prestan atención a los detalles.

3. Estar obsesionado con la Felicidad

Sólo tienes una vida. Puedes estar lleno de frustración y de ira, de amargura, de odio, de sospecha y resentimiento. O podemos obsesionarnos con el desarrollo de las características que las personas felices poseen.

La gente obsesionada con su felicidad (cuando lo hacen correctamente) no se encuentran centrados en si mismos. Ellos aprenden rápidamente que las personas más felices se centran en los demás. Ellos desarrollan rasgos como la paciencia, la compasión y la gratitud. Ellos sonríen y se ríen a menudo desenvueltamente.

Están obsesionados con ver lo bueno en lo malo y tienen la creencia de que con un poco de trabajo, las cosas saldrán bien a largo plazo, incluso si no están trabajando en la actualidad.

4. Estar obsesionado con la Gratitud

¡Qué obsesión tan maravillosa de poseer! Los tipos de persona con esta obsesión habitualmente ven la belleza, la oportunidad y el sentido del humor incluso en la mayoría de los momentos difíciles de la vida. No sólo están obsesionados con las expresiones de gratitud, están obsesionados con ser agradecidos.

Tienen una pasión incurable por ver el bien e interpretan la vida en términos de gratitud, aun cuando los demás sólo ven carencias.

5. Estar obsesionado con la Sabiduría

Los afectados por esta obsesión tienen hambre y sed de conocimientos y de desarrollo intelectual. Pero sobre todo, tratan de entender la sabia aplicación de ese conocimiento.

Saber es una cosa. Saber cómo, por qué y cuándo, es otra cosa.

Si la inteligencia es la capacidad de aprendizaje y de conocimiento de lo que has aprendido, entonces la sabiduría es saber cuándo, dónde y por qué ese conocimiento debe ser aplicado de una manera determinada… y cuando no debería ser.

Estas personas están obsesionadas con la comprensión. Y así, los obsesionados con la sabiduría pasan mucho tiempo aprendiendo y pensando. Ellos estudian una amplia gama de conocimientos.

6. Estar obsesionado con el Carácter

El ingenio, el intelecto, el sentido del humor, la popularidad y una gran personalidad no son suficientes para los obsesionados con el carácter.

Ellos creen que el carácter (el cual es su compromiso personal con un conjunto de normas morales) es más importante que el oro, el poder o el prestigio. Son protectores de la misma y no se ponen en circunstancias en que puedan tener la tentación de actuar en contra de ella.

No están a la merced de sus emociones. Esos obsesivos están cómodos al hablar de la moral, la ética y los valores. Hablan libremente del amor, de la humildad, la honestidad y la decencia.

Trabajan en ser compasivos y bondadosos. Su honor y su integridad no se pueden comprar y nunca se verá comprometida. Aquellos obsesionados por lo tanto tienden a ser muy respetados y admirados. Ellos ven los defectos morales del orgullo y el egoísmo como algo que hay que superar.

7. Estar obsesionado con el Crecimiento

Los obsesivos con el crecimiento personal se sienten incómodos con el estancamiento. Ellos se estremecen con afirmaciones como: “loro viejo no aprende a hablar”. Ellos se retan a sí mismos y buscan oportunidades de aprender, de superarse y de convertirse en algo mejor de lo que eran antes.

Ellos crecen espiritualmente, mentalmente, emocionalmente y profesionalmente. Trabajan en su carácter y revisan sus días, semanas, meses y años pasados para ver cómo pueden mejorar la próxima vez.

Ellos van a los seminarios y echan un vistazo a los libros de crecimiento personal de la biblioteca pública y dan la bienvenida a los desafíos debido al crecimiento que experimentan de los mismos.

Reflexiones Finales

“Sé con toda seguridad que yo mismo no tengo ningún talento especial, la curiosidad, la obsesión y la resistencia tenaz… han traído mis ideas.”
Albert Einstein

Las obsesiones son cosas delicadas. Los obsesionados con su carrera tienden a estar en la cima de cualquier industria (deportes, entretenimiento, negocios, lo que sea), pero esos obsesionados con lo que hacen a menudo tienen dificultades en otras áreas de su grandes vidas exitosas.

El divorcio, la lejanía con los hijos, los defectos de carácter y los problemas de salud son comunes entre algunas de las personas que se han obsesionado de esa manera.

Hay formas sanas de obsesión – una forma apasionada de dedicación y unidad – que lleva a grandes cosas si se utiliza esa pasión para moverte constantemente hacia tus metas en lugar de ser controlado por esos tipos de obsesiones que no contribuyen con tu vida

Pero la obsesión por la vida, de vivir totalmente inmerso en la alegría, con pasión de vivir en el flujo y en la creciente ola de profunda felicidad duradera, es una obsesión que seguro a todos nos va a ir muy bien adquirir.

Tu turno:

¿Cuáles son tus obsesiones saludables? ¿O qué obsesiones tienes planeado desarrollar este año? Por favor, comparte en los comentarios.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario