7 sencillas maneras de mejorar un mal día

2

Maneras de mejorar un mal día

A veces parece que hay algunos días en que todo nos sale mal. Tal vez has empezado una discusión con tu pareja o has terminado gritando a los niños. O tal vez te va mal en el trabajo – cometes un error tonto o accidentalmente borras un archivo importante en el cual estabas trabajando. Cualquiera que sea la causa, el resultado es el mismo: llegar a sentirse harto, estresado e infeliz.

Es fácil dejar que unos pocos incidentes frustrantes conviertan un día normal en un día completamente malo, de igual forma terminas llegando a tu casa con mal humor y acabas sintiéndote molesto toda la noche. Pero no hay realmente necesidad de que te sientas miserable todo el día.

Aquí tienes siete maneras de poder mejorar un mal día:

1. Haz algo solo para ti

Puede ser difícil encontrar tiempo para ti mismo, pero en un mal día es importante que obtengas un poco de espacio para relajarte mentalmente. Esto podría significar: salir a tomar un café, o leer algunos capítulos de una novela, o jugar un juego de vídeo durante una hora, o meditar… cualquier cosa que funcione para ti.

De hecho, el “tiempo para mí” es una buena idea para hacer de forma diaria: tener la oportunidad de descansar y recargarte de energía hace que sea más fácil de sobrellevar las pequeñas cosas que van mal en el curso de un día.

2. Come tu comida favorita

¡De acuerdo!, esto puede parecer un poco tonto o infantil… pero a veces eso es ¡justo lo que necesitas al final de un largo día! Algo tan simple como tu comida favorita puede realmente poner una sonrisa en tu cara.

Nota: No estoy sugiriendo que comas cualquier cosa, seguro que comer una barra gigante de caramelo podría hacerte sentir temporalmente eufórico motivado por el aumento del azúcar en la sangre, pero no te va a hacer sentir mejor después de eso.

3. Ve a por algunas victorias fáciles

Un sentido del logro y del progreso puede hacer mucho para anular un mal día. Tal vez te sientes frustrado porque parece que no estás logrando conseguir un verdadero cambio en el trabajo o en casa. En lugar de tratar de hacer frente a un gran proyecto busca un par de victorias rápidas y fáciles.

Haga esa llamada de teléfono que has estado posponiendo. Reserva esas entradas. Ordena esa pila de papeles en tu escritorio. Has frente a esos mensajes de correo electrónico. Vea cuántas tareas de cinco minutos puedes finalizar de tu lista de cosas por hacer. Te sentirás mucho mejor una vez que consigas hacerlas.

4. Habla con alguien a quien ames

Ya sea llamando a tu mamá, saliendo a cenar con tu cónyuge o salir con tus hijos, hablar con alguien al cual tú ames realmente puede levantar el ánimo. No gastes el tiempo quejándote de tu día con ellos – en su lugar, pregúnteles cómo les ha ido o comparte algo positivo que haya ocurrido.

Si no es práctico hablar con alguien (si es que se supone que no puedes hacer llamadas personales en el trabajo por ejemplo), porque no enviar un correo electrónico rápido o un SMS con el texto “Te quiero” o para simplemente hacerles saber que estás pensando en ellos. No sólo te sentirás mejor, podrías mejorar sus días también.

5. Toma una ducha/baño

Definitivamente hay algo terapéutico relacionado con el hecho de bañarte: aparte de limpiarte físicamente el cuerpo, puede ser una gran manera de lavar metafóricamente las cosas negativas que han sucedido durante el día.

Tomar una ducha en la noche puede ser una excelente manera de sentirse descansado después del trabajo. Un largo baño en una bañera puede ser una buena oportunidad para relajarse antes de acostarse. Además, una ducha ofrece un poco de paz y tranquilidad si vives en una casa con mucha gente.

6. Encuentre el lado bueno de la situación

No importa que haya salido mal, es casi seguro que puedas encontrar algo bueno en ello. Tal vez has cometido un error en el trabajo – por lo menos la próxima vez, probablemente tendrás más cuidado con ese problema en particular (a lo mejor podrías ser capaz de mejorar un proceso o sistema para que sea más difícil cometer errores similares en el futuro).

Puede ser difícil ver el lado bueno de las cosas pero si haces de ello un hábito encontrarás que es más fácil recuperarte cuando las cosas van mal. En lugar de arruinarte todo el día, di que es simplemente un problema pasajero.

7. Intenta hacerte reír

Cuando estoy de mal humor, una de mis formas infalibles de sentirme mejor es reírme. Historietas, videos divertidos en YouTube, sitios web de humor, fotos divertidas… es fácil encontrar algo que me haga reír.

Se podría pensar que si estás teniendo un mal día, nada va a hacerte reír. Pero dale una oportunidad: encuentra algo que te haga plantar una sonrisa y te sentirás mejor casi de inmediato.

¿Tienes algún consejo para mejorar un mal día? Comparte tus ideas en los comentarios…


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

2 comentarios

  1. Buenas tardes amigo. Excelente el artículo escrito por tu parte; y que como es habitual continúa en la misma sintonía del que te habla. Mejorarnos día a día nos hará mejores seres. Que bueno lo de decir Te Quiero, no solo te mejoras a tí mismo, sino a quién se lo dices, yo tengo una teoróa sobre los malos momentos o las malas noticias (lo puse en mi blog); supongamos que una mala noticia es una dado. Mires por donde mires el dado son datos amargos, feos, negros, fatales, etc… pero busca el lado bueno, está, seguro que lo encuentras… pero tienes que querer atraparlo. Después, cuando vuelvas a tener el dado en la mano, no hará falta tener suerte para que salga el lado bueno, tires como tires… siempre te saldrá lo mejor de lo peor.

    Un saludo

    • Oliver Araujo en

      Muy buena la analogía del dado y lo de buscar el lado bueno, siempre hay que tratar de darle la vuelta a una mala situación.

      Gracias como siempre por tu comentario.

Deja un comentario