Aprende a aumentar tus probabilidades de tener buena suerte

7

Tener buena suerte

“Soy gran creyente de la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo.”
Stephen Leacock

¿Crees que algunas personas tienen más buena suerte que otras?

Hay personas que parece que les ocurren eventos afortunados unos tras otros y luego están los que parece que les llegan adversidades a cada paso que dan. En cuanto a mi carrera profesional, he sido más o menos capaz de hacer exactamente lo que yo quería conseguir en el momento en el cual estaba preparado para hacerlo.

Cuando lo que hacía en mi trabajo ya no se adaptaba a la dirección que yo quería dar a mi carrera, me iba a otro lado con fe de que mientras estuviera preparado, el trabajo que quería se revelaría en el momento adecuado y eso es exactamente lo que pasaba.

Cada vez que dejaba un trabajo tenía la oportunidad de encontrar otro que me apasionara y lo conseguía sin mucha dificultad.

Se podría decir que he tenido suerte en mi carrera profesional.

Voy a decirte un pequeño secreto. Tener o no tener buena suerte, depende en gran medida de ti.

Si piensas que tienes suerte serás más propensos a tomar las medidas necesarias para estar preparado para cuando se te presente la oportunidad, sin embargo, si consideras que tienes mala suerte reforzaras dicha mala suerte de forma consciente o inconscientemente lo cual te preparara para el fracaso.

Cómo atraer la buena suerte a tu vida

La suerte está siempre a tu alrededor pero para tener suerte hay que crear las condiciones necesarias para que esto ocurra.

1. Prepárate para las oportunidades

“Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.”
Voltaire

En primer lugar, tú podrías estar teniendo “suerte” con más frecuencia de lo que crees.

Si piensas en ello, estoy seguro de que podrás recordar una infinidad de veces en las cuales se te han presentando estupendas oportunidades y motivado a que no estabas preparado no pudiste sacar provecho de ellas. Puede que incluso hayas visto como otros que si han estado preparados han capturado tus sueños.

Por ejemplo, si uno de tus compañeros de trabajo renuncia inesperadamente y tenía una posición en la cual te gustaría estar trabajando, ¿Serías capaz de ir al día siguiente a la oficina de tu jefe y convencerlo que eres capaz de llevar a cabo las responsabilidades de esa posición?

Si es así, tú acabas de tener suerte.

2. Juega a tu favor

“Recuerda que a veces no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.”
Dalai Lama

Hay tres tipos de personas en este mundo: los que hacen que las cosas sucedan, los que ven las cosas suceder y los que se preguntan qué ha pasado.

No seas una de esas personas que se preguntan qué ha pasado. Estas en el juego de la vida y jugar es duro, por lo que debes jugar a tu favor.

La suerte es simplemente probabilidades y acertar es un juego de números.

Cuantas más veces eches tu red en el mar, mejor oportunidad tendrás de capturar un pez.

Date tantas oportunidades como sea posible para que una situación pase a tu favor. No de una manera astuta o manipuladora, sino estando siempre preparado y poniendo lo mejor de ti.

3. Deja que tu intuición te guie

“Escucha a tu intuición. Esta te dirá todo lo que necesitas saber.”
Anthony J. Angelo

Escuchar a tu intuición es la clave para tener suerte.

Si tomas una oportunidad que te da la sensación de que no es la adecuada para ti, no tendrás nada de suerte. Tú sólo tendrás suerte si esa oportunidad “encaja” en ti.

Tu intuición no sólo te habla algunas veces en la vida, sino que en realidad te está hablando todo el tiempo. Usa el poder de esa suave voz para guiarte en la dirección correcta cuando tengas la necesidad de moverte hacia algo nuevo.

Tu intuición podría haberte llevado a tomar un camino diferente para ir al gimnasio, en vez de desecharla pensando que es tu imaginación, seguiste su sugerencia sólo para descubrir más tarde que a causa de ello has evitado un accidente.

4. Toma riesgos

“El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y no la alcancemos, sino que sea demasiado baja y la consigamos.”
Miguel Ángel

Mientras más riesgos tomes más suerte tendrás.

Sal de tu zona de confort. Haz algo que desafíe la normalidad. Rompe el molde. Abre un nuevo camino. Comienza una revolución.

Tomar riesgos puede dar miedo pero la recompensa vale la pena.

Hay abundantes historias de mamás y papás que se volvieron grandes empresarios, adolescentes que convirtieron sus inventos en millones de dólares y aspirantes a cantantes y actores que empezaron su trabajo en una pequeño club o teatro local para después volverse famosos a nivel mundial.

Puedes ver que la suerte no se trata de llevar tréboles de cuatro hojas, o de no caminar debajo de una escalera, o de ser bendecido por deidades benevolentes. Se trata de estar preparado, de jugar a tu favor, de dejar que tu intuición te guíe y por supuesto, tomar riesgos.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

7 comentarios

  1. Me ha encantado este artículo. Soy de la misma opinión la suerte está relacionada con un esfuerzo personal. No dejar pasar posibles trenes que pasan pocas veces por nuestra vida. Tenemos que escuchar nuestro interior, vaciar nuestra mente de negatividad y escuchar nuestro corazón y tomar decisiones . Luchar por posibles oportunidades, perseverar con nuestro proyecto, al principio todos los caminos son duros, encontraremos piedras, tenemos que aprender a no volver a tropezar y aprender de cada experiencia para intentar hacer las cosas mejor. Opino que existe un guía en nuestro interior y que nos responde positivamente. Felicidades Oliver.

    • Tienes totalmente la razón en lo que escribes y sin lugar a duda una persona que lucha y da lo mejor de sí siempre tiene la “suerte” a su alrededor.

      Gracias María por tus palabras.

  2. Mucha gente se lamenta de su mala suerte pero es incapaz de hacer nada por remediarlo. Buena reflexión.

    Un saludo,
    Eduardo.

  3. Yo tengo la sensación de que las cosas me suceden, o no, sin ningún control, y esto no me gusta. Para mí lo más difícil es saber qué quiero, sobre todo a nivel profesional. Mientras no lo descubra, sigo en la zona de confort de que hablas en tu artículo. Totalmente de acuerdo con tu artículo sobre la suerte. Es parecida a la inspiración, no? que me pille trabajando.

    • No estar realmente claro con lo que queremos hacer con nuestra vida tanto personal como profesionalmente es el principal problema con que se enfrenta la mayoría de las personas, esto impide que podamos concentrar todo nuestro esfuerzo y energía hacia una única dirección y todo este esfuerzo se dispersa en el camino, esto va muy en línea con lo que dijo en este artículo sobre la suerte, lo que hay que hacer es meditar un poco en algún momento de tranquilidad y descubrir que queremos realmente hacer en nuestras vidas y nuestra intuición nos puede ayudar mucho.

      Un saludo Elisenda.

  4. Son verdades que suelen suceder en la mayoría de nuestras vidas, Hay que aceptar la realidad, corregir nuestros errores y emprender con mente positiva para encontrar muchas suerte porque las hay solo que no hay que dejar el miedo nos invada.

Deja un comentario