Aprende a estudiar de forma inteligente

2

Aprende a estudiar

“En una época de drásticas transformaciones, los que aprenden heredaran el futuro. Por lo general, los que enseñan están preparados para vivir en un mundo que ya no existe.”
Eric Hoffer

¿Por qué es que algunos estudiantes estudian arduamente y sin embargo no son los mejores cuando los comparamos con otros alumnos correspondientes con su edad y “sólo” obtienen notas medias? y ¿Por qué es que hay otros estudiantes que ni siquiera invierten la mitad de la cantidad de tiempo y esfuerzo en sus estudios pero consiguen buenos resultados o incluso sobresalientes?

La inteligencia sin duda juega un papel importante pero: La forma en que estudias puede hacer que tengas o no éxito en la escuela, colegio o universidad. Mi recomendación es estudiar inteligentemente, esto te puede ayudar a ahorrar mucho tiempo que pudieras haber perdido en tus intentos desenfocados de “estudiar mucho”. Este artículo sin embargo no pretende ser una excusa para que los estudiantes no tengan que estudiar nada. Tú tendrás que invertir una cantidad adecuada de tiempo para el estudio y no hay manera de evitarlo. Sin embargo, este artículo te guiara sobre cómo sacar el máximo provecho del tiempo que inviertes para estudiar. El objetivo del mismo es que seas capaz de reducir las partes innecesarias de los estudios y centrarte en lo importante.

Cuando empecé a estudiar me sorprendió ver a muchos de mis compañeros lanzarse hacia la biblioteca sólo para salir con siete o más libros en sus manos. Esto es lo que yo llamo ser ambicioso. Muchos de ellos habían sacado prestado cada uno de los libros recomendados por nuestro profesor – a veces hasta 4 libros diferentes para cada tema. Todo esto se convirtió en una montaña enorme de material de aprendizaje (para ellos). Por un periodo de tiempo muy corto yo estuve un poco asustado por la ansiedad de ellos pero me aferré a la decisión de mantener mi enfoque en lo importante. Lo mantuve simple, solo pedía prestado uno o dos libros que realmente necesitaba y al final tuve los mismos resultados ¿Cómo lo hice? Yo estudié inteligentemente y sólo de forma intensa ocasionalmente.

¿Cómo estudiar inteligentemente y no de forma ardua?

Y ¿Cómo evitar estudiar durante mucho tiempo?

Este artículo está dividido en tres partes. La parte A) Preparación y la parte B) Mentalidad se centran en organizar la información de forma que sea más fácil para ti recordarla. La parte C) es la parte principal del concepto de “estudiar inteligentemente”.

A) Preparación

1. Crea un plan de estudio

Quieres estudiar de forma inteligente, ¿No? Por lo tanto no tiene sentido estudiar de una manera desenfocada o de forma no dirigida. No sumerjas tu cabeza de lleno en el tema. Esa es la manera que realmente te haría perder mucho tiempo. En su lugar crea un plan de estudio en el que:

  • Especifiques el día en que comienzas a prepararte para tus exámenes.
  • Creas un programa diario de tareas que deseas llevar a cabo durante tu preparación para dichos exámenes.
  • Enumeres los libros que necesitas leer (mejor: elije sólo las secciones importantes que realmente necesitas saber para la prueba).
  • Detalles las diversas tareas y ejercicios que quieres hacer para prepararte.

Dependiendo de la dificultad de tus exámenes y del número de semanas y meses que tienes para estudiar, podrías de igual forma categorizar las semanas/meses de preparación en diferentes fases, desde: 1. refresco básico de conocimientos, 2. estudio, revisión y ejercicios hasta el 3. Toma de medidas enérgicas intensivas (la vida social puede esperar).

¿Cómo hace esto que sea de forma inteligente?

Un objetivo claro perseguido poco a poco con un plan te ayudara a evitar muchas horas extra y además también te permitirá dirigir tu foco hacia lo importante.

2. Crea resúmenes

He tenido muchos exámenes sobre el contenido de un libro entero, la mayoría de estos libros en el rango de 500-1200 páginas. E incluso si sólo tienes algunos capítulos de un libro para leer para la prueba, te recomiendo que crees resúmenes mientras trabajabas en ese libro. De esta manera estableces que es lo fundamental, esto podrás aprovecharlo durante la próxima fase de estudio sin tener que leer el libro de nuevo. Además puedes entrenarte a ti mismo a identificar rápidamente los puntos clave en los textos largos que son muy propensos a ser evaluados en los exámenes. Como consecuencia de ello será más fácil para que ti saltar una gran cantidad de datos irrelevantes mientras revisas a fondo lo realmente importante del libro.

3. Separa el trigo de la paja

Mientras escuchas una clase o lees un libro de texto intenta dar a lo siguiente una oportunidad: Separa continuamente la información que es importante (“¿Podría este conocimiento ser evaluado en un examen?“) de lo que no es importante (“¿Esta mi profesor divagando o listando datos irrelevantes?“). Toma notas de los puntos importantes que dice tu profesor/maestro y añade anotaciones en los apuntes de la clase. Hacer estas importantes adiciones te ayudará en un momento posterior a captar puntos primordiales. También puedes resaltar frases o pasajes importantes del texto por lo que fácilmente podrás evitar leer grandes cantidades de información sin importancia en tus apuntes.

B) Mentalidad

1. Cuando estudies da el 110%

Cuando fui a la escuela casi siempre tenía que estudiar durante largos periodos de tiempo con el fin de memorizar y comprender los contenidos dados. El gran error que cometí fue estudiar mucho y durante mucho tiempo pero sin estar siempre concentrado en lo que hacía. Me distraje con la televisión, la radio, el teléfono, los amigos o con cualquier otra diversión que uno pueda imaginar. Hoy en día, cuando estudio siempre doy un 110%; puedo reducir las distracciones al mínimo y dar mi mejor esfuerzo para evitar procrastinar. Puede que tenga un límite de tiempo de 1-2 horas pero quiero hacer uso de ese tiempo lo mejor posible. Después de eso tengo aun más tiempo libre.

¿Cómo hacerlo de forma inteligente?

Cuando estudies hazlo de una manera enfocada y apropiada, evita cualquier tipo de distracción y utiliza el tiempo que tienes al máximo.

2. Continuidad

Hacer que te trasnoches unos días antes de tus exámenes no sólo te agotara en gran medida sino que además te obligará a correr a través de mucha información en lugar de estudiar adecuadamente. En lugar de trasnocharte considera la posibilidad de pasar media hora después de cada día en la universidad con una especie de post-estudio, es decir leer un capítulo del libro haciendo un resumen o realizando algunos ejercicios. Todo este trabajo preliminar te ayudará a que aproveches mejor el tiempo cuando estudies (durante el período de preparación de los exámenes), en lugar de tener que realizar todo tipo de tareas ineficientes como la extracción de información de los libros, tratando de comprender las operaciones aritméticas, etc.

¿Por qué esto es inteligente?

Si ya has realizado el trabajo preliminar durante el curso, serás capaz de concentrarte mucho más en otras formas inteligentes de estudio.

C) La parte principal de “estudiar inteligentemente”

1. No trates de memorizar, ¡comprende!

Uno de los principales errores que tuve – al estudiar arduamente no de forma inteligente – era aprender de memoria, lo cual es realmente un tiempo de estudio muy intensivo. La memorización está bien si un próximo examen requiere que reproduzcas lo que has aprendido palabra por palabra. Pero cuanto más alto suba el sistema educativo menos importante será la memorización y más importante será la comprensión y la capacidad de extraer conclusiones de los temas de estudio.

En la mayoría de los casos, la memorización corresponde a estudiar fuertemente y no de forma inteligente. Enfoca tu atención en entender y comprender los conocimientos que te están enseñando.

Pero: ¿Cómo entender temas complejos?

Establece vínculos y asociaciones

La información se convierte en conocimiento a través de las conexiones. Si no puedes relacionar un tema complejo, este va a ser muy difícil de entender. Pero cuando descubres similitudes y cuando estableces una conexión entre un conocimiento nuevo con conceptos que tú ya has comprendido entonces entender el tema se vuelve más fácil. Trata de identificar los vínculos entre diferentes temas y establece vínculos entre los conceptos que se superponen.

Imagina el tema de forma tan real como sea posible. En lugar de reconocer el hecho de que el material de estudio consta de números, palabras y oraciones, piensa en imágenes (pensamiento visual). Al hacer esto, diriges una película en tu mente que te ayudará a memorizar los hechos más rápido y por más tiempo. Lo que básicamente haces es asociar las emociones (en forma de imágenes) con datos carentes de emociones. Es difícil memorizar los números “483215”, pero si vinculas cada número con una imagen y creas una historia divertida de ella, va a ser muy fácil que memorices esa combinación de números por un período de tiempo más largo. [Esta es la forma en que los artistas que hacen trucos de memorización de números pueden memorizar combinaciones de ellos aparentemente de forma indefinida.]

Emociones

Conectar emociones con una asignatura será de gran ayuda para internalizar el tema. ¡Diviértete mientras estudias! Es un hecho que recordamos cosas que asociamos con sentimientos intensos. Además, si estás realmente interesado en un tema, el aprendizaje se convertirá en algo mucho más alegre. Una vez que logres sentir curiosidad por el tema y desarrolles un interés en ello, habrás dado un paso importante hacia una forma más inteligente de estudiar.

Simplifica mediante analogías

En la escuela y la universidad tendrás que hacer frente a diversos hechos y circunstancias complejas. Haz uso de las analogías [= comparaciones] y trata de comparar un tema muy complicado con uno más simple, lo que hará que sea más fácil de entender por ti la visión general de lo que se te enseña.

Simplificación mediante patrones

Mientras estudias, asegúrate de prestar atención a los continuos patrones dentro de la temática que se repiten una y otra vez. Al percibir y comprender estos patrones recurrentes, se empieza a comprender el marco en el que está construido el tema. Una vez que tenga una buena visión general de este marco, la adquisición de nueva información que se basa en el mismo modelo será mucho menos difícil.

Haz uso de los acrónimos

Si te enfrentas con palabras difíciles, palabras especializadas o fórmulas, un acrónimo puede ser una excelente ayuda para la memorización de dichas palabras o fórmula. Los acrónimos funcionan de forma increíble cuando puedes formar acrónimos fáciles de recordar como PNL (que significa Programación Neuro Lingüística). Cuando más capaz seas de recordar el acrónimo más probable es que sea capaz de recordar las palabras que se asocian a él.

2. Mantén una perspectiva general en tu mente

La construcción de un coche puede servir como un ejemplo del proceso de aprendizaje. Tu profesor suministra el “conocimientos técnico” durante sus clases, por ejemplo: el conocimiento detallado de cómo funciona un motor. Los libros de texto y otros materiales didácticos te suministran el chasis, bastidor, ruedas y tornillos. Pero es el estudiante el que hace uso de dicho “conocimiento técnico” con el fin de utilizarlo para combinarlo con todo el material entregado. Es trabajo del estudiante poner todas las piezas del coche juntas y mantener una visión más amplia de lo que se te enseña en la mente.

Si el estudiante obstinadamente trata de memorizar la posición de cada parte en el coche, él o ella no será capaz de (re-) construir un coche de un millar de piezas individuales. La memorización de los diferentes nombres de cada parte no ayuda tampoco.

Sólo al tener en cuenta en la mente que el “conocimiento técnico” y los materiales es lo que tienes a disposición para la creación de un coche, estarás preparado de forma efectiva para una próxima prueba.

3. Perfecciona tu forma de estudiar

Hay básicamente cuatro tipos básicos de estudio: visual, auditivo, Kinestésico y emocional.

  1. Estudiantes Visuales: Los estudiantes visuales aprenden más eficazmente cuando el material de aprendizaje se representa de forma visual, por ejemplo: en forma de gráficos, mapas, tablas, etc.
  2. Estudiantes auditivos: Un estudiante auditivo estudia más eficazmente cuando escucha la información, por ejemplo en una clase o mediante el registro de sus propias palabras en una grabadora.
  3. Estudiantes emocionales: Un estudiante emocional aprende más eficazmente mediante la asociación de sentimientos, emociones e imágenes vívidas con la información.
  4. Estudiantes Kinestésicos: Un estudiante kinestésico estudia de forma más eficaz cuando la información puede ser experimentada y sentida, es decir a través de “aprender haciéndolo”.

Lea más sobre las diferentes formas de estudio en Técnicas y métodos efectivos de estudio.

Con el fin de estudiar de la manera más inteligentemente posible necesitas descubrir qué forma de estudiar prefieres. Una vez que sepas lo que funciona mejor para ti, alinea tu proceso de aprendizaje para que saques el máximo provecho de ella. Los estudiantes que son matemáticamente talentosos deben poner sus notas en hojas de cálculo, gráficos y tablas; los Kinestésicos deben imaginar el material de aprendizaje de forma tan real como sea posible, los alumnos auditivos deben discutir el material con otros o grabar su voz durante la lectura del tema en voz alta, etc.

Estos artículos sobre el estudio también podrían ser de tu interés:

Como superar los nervios de los exámenes y la ansiedad académica
Cómo mantenerse motivado para estudiar


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

2 comentarios

  1. gabriela ríos en

    creo que estos consejos de un estudio inteligente me vaa ayudar mucho por que voy muy mal en algunas materias en la secundaria y espero que estos consejos me ayuden primero el estudio y despues la vida social en el whatssap

  2. gabriela ríos en

    me intereso mucho y sus consejos son muy interesante por creo que me van a ayudar mucho en mi estado academico muchas gracias por sus consejos muy interesante y creo que me va a ayudar mucho

Deja un comentario