4 Beneficios de tener una vida con propósito

0

Tener una vida con propósito

“Las personas necesitan un propósito que tenga significado. Esa es nuestra razón de vivir. Con un propósito somos capaces de conseguir cualquier cosa.”
Warren Bennis

Tener un propósito es la emoción de saber que tu vida tiene significado, valor e importancia. Vivir con un propósito significa que tu sabes a ciencia cierta que tu trabajo, lo que contribuyes y tu vida tienen un impacto positivo en las vidas de los demás.

Poseer un propósito en la vida significa que el trabajo con el que estás comprometido sirve a la humanidad de una manera positiva.

Vivir con un propósito te hará más ser feliz, más exitoso, más perseverante mientras atraviesas tiempos difíciles, más emocionado y más vivo que la gente que está a tu alrededor. Tener un propósito le dará sentido a lo que haces y te pondrá en la vía rápida para ganar este juego que llamamos vida.

4 beneficios de tener una vida con propósito

Hacer un trabajo significativo que realmente te importa traerá muchos beneficios a tu vida, aquí tienes algunos cuantos:

1. Tú grado de satisfacción personal será ilimitado

El antídoto más poderoso contra la depresión, la tristeza e incluso el deseo de quitarse la vida es saber que al menos la vida de una persona en algún lugar está mejor porque tú existes.

La forma más innegable de sentirse feliz en este momento es conectándose con un fuerte sentido de propósito y de contribución. Si estás buscando sentirte más feliz -y creo que todos buscamos lo mismo-, agregar un propósito a tu vida puede ponerte en la vía rápida para lograrlo porque nada te dará más alegría que saber que tu vida tiene significado, propósito y valor para los demás.

Nada te llenará más orgullo, alegría y regocijo que saber que estás agregando algo valioso e importante al mundo, a la humanidad y al universo.

Esa fuerte correlación entre el propósito y la felicidad tiene perfecto sentido. Porque la depresión a menudo se deriva de una falta de dirección.

La depresión, los bajos estados de ánimo y la tristeza generalmente se originan al sentirte como un alma perdida, sentirte fuera de control, sentir que no tienes dirección y sentir que tu vida no tiene ningún propósito. Nada se siente peor o más deprimente que la confusión, la frustración y la decepción de sentir que tu vida va en una dirección equivocada o peor, en ninguna dirección.

Porque cuando no tienes algo por lo que luchar que te impulse o te de un sentido de contribución al mundo, es fácil que tu vida caiga en hábitos negativos, en relaciones negativas y en comportamientos negativos. Cuando no tienes un poderoso propósito que te impulse, es fácil que arrojes la toalla a la vida.

Es por eso que mi beneficio número 1 de vivir con un propósito es un suministro ilimitado de satisfacción personal. Porque saber que tu vida tiene propósito, dirección, significado y valor puede darte una razón para levantarte de la cama todos los días, te da una razón porque vivir y una razón para sentirte feliz a diario.

2. Tendrás una guía y un apoyo a través de los momentos difíciles

“Si se ha sentido sin esperanza. ¡Espere! Cambios maravillosos ocurrirán en su vida cuando comience a vivirla con propósito.”
Rick Warren

Pasar por situaciones difíciles son una realidad que todos tenemos que enfrentar en diferentes puntos de nuestras vidas. Todos luchamos a través de los problemas, los obstáculos, las pruebas y las tribulaciones. Todos tenemos períodos de tiempo en los que intentamos dar lo mejor de nosotros para tener éxito pero fracasamos de todos modos. Y todos pasamos por momentos en los que nos esforzamos al máximo por hacer bien las cosas pero de todos modos todavía salen mal.

Pero lo que puedes hacer es usar tu propósito de vida para consolarte, y servirte como guía y apoyo durante las tormentas porque cuando todo se derrumbe, tu propósito será el sistema de apoyo que te ayudará a reconstruir tu vida.

Saber que hay personas que dependen de ti para salir adelante te motivará a mantener viva la fe, a seguir insistiendo y a continuar perseverando hasta que encuentres una brecha atreves de las nubes. Saber que tu vida tiene valor te empujará en la dirección de la resiliencia, la curación y la recuperación de tu trauma.

¡El propósito será la luz brillante que te guiará fuera de la oscuridad!

Es por eso que mi segundo beneficio de vivir con un propósito es tener una guía que te oriente y te sirva de apoyo para que superes los tiempos difíciles.

3. Poseerás motivación infinita para lograr tus objetivos

Nada puede motivarte más que tener un efecto positivo en otras personas.

El dinero, la fama, el poder, el prestigio y los logros son cosas secundarias comparados con la fuente de motivación más poderosa del mundo: el propósito.

Cada persona exitosa tiene un propósito que le motiva a levantarse cada mañana, salir al mundo y hacer lo que hace. Cada persona exitosa tiene una razón, un porqué y un propósito detrás de su logro. Las personas con logros siempre unen su trabajo a una causa que es más grande que ellos mismos. Ese propósito se convierte en la fuerza motriz que hace que esas personas tengan éxito.

Tendrás motivación

El propósito es la forma más pura de motivación que existe. Saber que hay gente allá afuera dependiendo de ti (una boca que alimentar, clientes para servir, fanáticos para complacer y seguidores para inspirar) hace que renunciar sea imposible. Porque cuando te das cuenta de que tu trabajo tiene un efecto positivo en los demás, cuando sabes que las vidas de los demás se empeorarán si tiras la toalla, siempre estarás motivado para hacer todo lo necesario para tener éxito.

4. Ganaras una poderosa vitalidad

El propósito no solo te dará satisfacción, te servirá de guía a través de los tiempos difíciles y te motivará para ganar, sino que también te puede dar una poderosa sensación de vitalidad. El propósito te hará vivir.

Que tu vida tenga un propósito, significado, valor y ayude a contribuir con la humanidad te brinda esa chispa, vitalidad, entusiasmo y pasión por la vida que hacen que las personas exitosas sean tan atractivas para el mundo. Hacer un trabajo significativo puede transformarte de arrastrarte de un horario de 9 a 5 a amar cada segundo de tu día.

Sin propósito, la vida puede sentirse realmente aburrida y rutinaria. Pero cuando encuentras tu verdadero propósito, la vida se convierte en una gran aventura. Y cada día que haces tu trabajo es otro paso importante en tu viaje.

El propósito te hace sentir feliz, agradecido, emocionado de estar vivo y afortunado de ser quien eres. Es un raro y poderoso sentido de vitalidad que las personas con un propósito disfrutan a diario.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario