5 causas del estrés laboral (y cómo combatirlo)

0

Causas del estrés laboral

“No hay estrés que no puedas calmar, no hay problema que no puedas resolver.”
Lauren Weisberger

El trabajo a veces puede ser estresante. El estrés laboral por encima de cualquier otro factor estresante de tu día a día a veces puede ser abrumador. Incluso cuando pensamos que tenemos toda nuestra vida bajo control, el estrés laboral puede ser demasiado grande como para que podamos manejarlo.

El estrés es una parte primaria del cerebro y se utiliza para ayudarnos a saber cuándo algo que amenaza nuestra vida está sucediendo. Desafortunadamente el estrés no discrimina entre el peligro real y el imaginario. El trabajo puede ser uno de los peores lugares para experimentar estrés. A menudo cuando estás en la oficina entiendes que debes dejar tu vida exterior en la puerta peor esto no siempre puede suceder y rara vez es el caso para muchas personas.

Tanto los empleados como los jefes pueden sufrir de estrés laboral. Puede ser una respuesta física a los estímulos o puede ser una respuesta emocional a un problema que surge. El estrés se manifiesta de diferentes maneras y es importante entender de dónde proviene para poder combatirlo de la forma correcta. ¿Por qué la gente sufre de estrés laboral y qué se puede hacer para evitarlo?

5 causas que provocan estrés laboral y cómo combatirlo

1. Temor a fallar

A nadie le gusta fracasar especialmente en un ambiente de trabajo. Hacer que nuestro trabajo se haga correctamente significa que podemos mantener dicho trabajo. Hacerlo mal puede significar perderlo. Perder tu trabajo puede significar perder tu sustento y tu estilo de vida. Es un miedo increíblemente válido y es uno que una vez está metido en la mente puede causar autentico miedo en los trabajadores. En lugar de enfocarte en todas las formas en que algo puede fallar o salir mal, concéntrate en los resultados positivos. Ten confianza en tus habilidades. ¡No llegaste a tu posición por casualidad! Recuérdate a ti mismo todas las cosas de las que eres capaz.

2. Exceso de trabajo

A veces el trabajo nos da más de lo que podemos manejar. Cuando tiene tres fechas límite para cumplir y te han entregado otras tres, la carga de trabajo puede ser más de lo que realmente puedes controlar. Las personas trabajan a diferentes ritmos y algunas veces las personas que delegan el trabajo no tienen una idea lo suficientemente buena de cuánto se necesita para terminar. Cuando el estrés se vuelve abrumador puede causar una respuesta de pánico. Una forma fácil de aliviar el estrés producido por la gran cantidad de trabajo es comunicarte con el líder de tu equipo y ver si los plazos se pueden extender o si se puede delegar el trabajo.

Estrés laboral por exceso de trabajo

El exceso de trabajo puede provocar estrés laboral.

3. Traes el estrés de afuera

No siempre puedes evitar llevar tus problemas a la oficina. A menudo, cuando el estrés en el hogar golpea con fuerza puede ser difícil dejarlo en la puerta cuando vas a trabajar. Si hay una cantidad abrumadora de estrés en el hogar estos se trasladarán a los factores estresantes en el trabajo. Encontrar a alguien con quien hablar puede ayudar a garantizar que tu estrés externo o interno nunca llegue al lugar de tu trabajo y que el mismo se vuelva más difícil de llevar. Un amigo, un miembro de la familia o un terapeuta pueden ayudarte a controlar tu estrés personal y profesional.

4. Falta de apoyo

Muchas veces el estrés laboral puede estar causado por la falta de apoyo que recibes tanto por parte de tus subordinados como de tus jefes e incluso de tus propios compañeros. Esto se produce cuando se recibe escasas o casi nulas directrices sobre una determinada tarea que te han encargado realizar. Un jefe de equipo también puede sufrir falta de apoyo cuando intenta coordinar a sus subordinados para realizar una determinada tarea y no obtiene el apoyo o la implicación necesaria de ellos. O tal vez es un empleado que solicita apoyo de sus compañeros para resolver algún tipo de duda y obtiene una negativa por respuesta. Para solucionar la falta de apoyo debes comunicarte y exponer claramente la situación para tratar entre todos de ver donde se encuentra el problema y de solucionarlo, por otro lado también puedes mantener tu mente ocupada únicamente en aquellos asuntos que estén bajo tu control.

5. Declinación financiera

El liderazgo también puede experimentar estrés. La declinación financiera inesperada puede causar pánico de forma inmediata. Cuando el liderazgo entra en pánico puede manifestarse de manera muy diferente a alguien que no está en una posición de liderazgo. Después de todo, hay mucho más en juego para alguien en un rol de jefe. Cuando una empresa experimenta un declive financiero puede poner más estrés y expectativas en los líderes y en los gerentes. Para evitar estas respuestas de estrés es importante encontrar la causa del problema para que los próximos pasos que se deban tomar sean tan claros como el agua.

4 formas de prevenir y manejar el estrés laboral

1. Mira el panorama completo

Ya seas que tenga un rol de liderazgo o seas un empleado que se encuentra abrumado por el trabajo, dar un paso atrás y mirar el panorama general puede ayudar a minimizar una respuesta de estrés. Si la razón es un miedo al fracaso o una disminución en los números, tomarse un momento para hacer una pausa y considerar toda la situación puede ayudar a que tu próximo curso de acción sea lógico, en lugar de hacerlo en un estado de estrés.

2. Todo es temporal

Si experimentas los síntomas físicos de un ataque de estrés o pánico (opresión en el pecho, mareos, dificultad para respirar, aceleración del corazón), hay cosas que puedes hacer para aliviar esa sensación. Primero debes saber que pasará y que no va a suceder nada. En segundo lugar, debes encontrar un lugar tranquilo donde puedas concentrarte en respirar y en calmarte.

3. Sé un buen líder

Si eres un jefe de equipo y uno de tus empleados experimenta el comienzo de los síntomas de estrés o sospechas que puede estar al borde de una respuesta de pánico, permítales ir a algún lugar para calmarse. Los ataques de estrés a menudo se pueden aliviar simplemente eliminando a la persona de la situación que está causando dicha respuesta. Sea comprensivo y empático. Las respuestas de estrés son involuntarias.

4. Encuentre la causa raíz del problema

Cuando el estrés muestra su fea cabeza puede ser tentador lidiar con los síntomas y seguir adelante. La mejor manera de prevenirlo es encontrar la causa y tratarla directamente. Esto es cierto tanto para el estrés interno como para situaciones en el trabajo que pueden causar estrés en la empresa como la pérdida financiera o la pérdida de clientes. Una vez que seas capaz de identificar el motivo, será más fácil de rectificar lo que significa que tu cerebro ya no se estresara cuando ocurra una circunstancia imprevisible.

El estrés laboral puede prevenirse tanto para los jefes de equipo, gerentes o para los empleados. Reconocer los signos y las razones de por qué sucede en primer lugar es un gran paso en la dirección correcta para minimizar el estrés que sienten todos los empleados. Minimizar el estrés ayuda tanto a la empresa como a los empleados ayudando a la empresa a funcionar de manera más lógica y eficiente sin tomar decisiones temerarias y brindando a los trabajadores un entorno más libre de estrés.


Acerca del Autor

Creador del blog éxito y superación personal y del libro Camino a la superación. Aunque desde pequeño siempre tuvo inquietud por los temas relacionados con la transformación y la superación personal no fue hasta hace unos años cuando decidió retomarlo y convertirse en un estudiante activo del campo de la psicología positiva, la motivación, el éxito y la búsqueda de la felicidad.

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Pin
Compartir