Comienza a vivir una vida más espiritual sin ser religioso

5

Vivir una vida espiritual

Cada vez que me meto en un debate religioso de algún tipo y me preguntan si creo en Dios mis respuestas suelen confundir a la gente. Siempre digo que no creo en Dios en el sentido estricto que dan las religiones, sin embargo soy muy espiritual. ¿Cómo puede suceder esto?

Bueno, mi definición de lo espiritual es que todos estamos conectados de alguna manera por una fuerza invisible de energía. Esta fuerza puede ser aprovechada cuando despertamos nuestra propia consciencia y la de los demás. Algunos de ustedes estarán pensando que esta fuerza de la que estoy hablando es Dios, pero la fuerza que he comentado no se rige por leyes y dogmas, esta se crea y crece por la energía de todas las personas que nos rodea y permite que elevemos nuestra conciencia para hacer que esta fuerza y flujo de energía nos hagan ser mejores personas. Con el fin de realmente elevar nuestra conciencia y nuestros pensamientos esta no debe ser sofocada y disminuida por dogmas principalmente asociadas a las religiones. Las religiones nos dicen qué creer, no nos dejan espacio para cuestionar o pensar libremente, por lo tanto nuestra conciencia no puede ser elevada a un nivel más alto.

Comprendo perfectamente que la religión juega un papel muy importante en la vida de la gente, entiendo el aspecto social de la misma y también entiendo por qué la gente quiere creer en un Dios de algún tipo. Las personas tienen la necesidad de ser parte o de pertenecer a algo y en este sentido la religión es una gran ayuda para mucha gente. Sin embargo, cuando la religión trata de controlarte e intenta pensar por ti, es el momento de que comiences a pensar por ti mismo.

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos.”
Marcel Proust

7 maneras de ser más espiritual sin ser religioso

1. Haz un esfuerzo consciente para amar a las personas que te rodean o al menos se más tolerante.

A veces nos olvidamos de amar a los que nos rodean como a la familia y a los amigos. Podemos estar tan atrapados en nuestras propias cosas que nos olvidamos de dar parte de nuestro tiempo a otras personas. Cuando dejamos de pasar tanto tiempo metidos en nuestros propios pensamientos comenzamos a elevar nuestra conciencia un poco más y empezamos a conectarnos con la energía que nos rodea y además también elevamos la conciencia de las demás personas que amamos.

Trata de tolerar a ese compañero de trabajo que te produce “dolor de cabeza” o al vecino cuyo perro te ensucio tu jardín la semana pasada. No estoy diciendo que ames a todo el mundo, hay algunas personas que no puedes amar ni tolerar* (ve el siguiente artículo: 10 cosas que tú nunca debes tolerar) y a veces el nivel de conciencia de esas personas es tan baja que sería peligroso para ti tratar de conectarte con ellas para amarlas, estamos hablando de personas realmente desagradables en la vida. Lo que estoy diciendo es que no dejes que pequeñas cosas se interpongan en el camino de una amistad o de una relación de trabajo.

2. Haz pequeñas conexiones con tu conciencia superior todos los días.

En última instancia tú quieres ser una persona con un nivel superior de consciencia y vivir la vida que quieres vivir. Pero vivir dicha vida donde cumples todas tus metas requiere que pienses mucho en ti, lo que reduce tu nivel de conciencia. Sin embargo, tú puedes poner las dos cosas juntas y elevar tu conciencia al mismo tiempo al pensar en tus metas en cortos intervalos de tiempo y al realizar esta acción más menudo. Por ejemplo, cuando estés sentado en tu coche en un momento que estés parado por el tráfico o en un autobús, piensa en la persona que quieres llegar a ser. Esto te conectaras con tu conciencia superior y abandonaras todo el ruido y ajetreo de la vida. Al hacer esto 10 veces al día durante 5 minutos te permitirá concentrarse aún en otras personas y en la vida diaria además también tendrás tiempo para pensar y llegar a tu conciencia superior.

3. Haz algo que te guste hacer.

Al hacer cosas que te gustan como por ejemplo un hobby o afición liberas la mente del desorden, del trabajo, de la preocupación y además te vuelves más entusiasta con la vida por lo tanto te conectas con tu espíritu interior. Esto te liberara de la carga de simplemente existir en esta vida. Me encanta escribir y aunque existen impedimentos que se interponen actualmente en mi vida diaria, trato de escribir un poco cada día y al hacer esto la niebla de la preocupación que me rodea se va difuminando, me siento como si estuviera en otro lugar y me siento mucho más positivo y mi espíritu se reconforta.

4. Haz algo por los demás sin esperar nada a cambio.

No hay mejor manera de alcanzar un alto nivel espiritual que ayudar a los demás sin esperar que hagan algo por ti. Es como la sensación que se obtiene en Navidad cuando les das a tus niños lo que han querido durante todo el año, simplemente verles su cara de felicidad en Navidad es increíble. Tú puedes hacer esto en un día normal a través de pequeñas cosas tan simples como abrirle una puerta a otra persona, al ayudar a alguien con algún problema a cruzar la calle, al dar a alguien una mano en tu lugar de trabajo, al comprar a tu esposa unas flores. Hay un montón de pequeñas cosas que puedes hacer todos los días que te levantaran tu lado espiritual.

5. Apaga el televisor.

Entiendo que la televisión puede ser una manera de relajarse después de un duro día de trabajo, pero ver telenovelas, noticias, etc. te pone de nuevo en un estado mental de drama, crisis, muerte, de puñaladas por la espalda y te puede hundir más de lo que estabas antes. No hay duda de que puedes quedar atrapado en las historias que envuelven las novelas o las series en tu mente, pero te des o no cuenta estos programas televisivos dicen: “Esto es sólo ficción pero sucede en la vida real”, por lo que ahora tu mente tiene la creencia que esto es realmente la vida y puede agravar tu creencia de que la gente es desagradable, que la vida puede ser una mierda y esto no hará nada en absoluto para levantar tu espíritu, sino que tendrá el efecto contrario. Sin embargo ver programas educativos puede ser una gran manera de levantar el ánimo, aprender algo nuevo es una gran manera de levantar tu mente a un lugar más alto.

6. Lee libros que levanten tu espíritu y hagan que te sientas emocionado acerca de la vida y de la naturaleza humana.

He leído cientos de libros en mi vida y los que me tienen muy emocionado son los que me han levantado el ánimo y me han hecho pensar en lo que es la vida y cómo puedo hacer lo mejor para mí. Los buenos libros te levantan el ánimo, los grandes libros te obligan a tomar acción para cambiar tu vida hacia algo mejor. Recuerdo que cuando leí por primera vez algunos de los libros Wayne Dyer, estos me obligaron a tomar una nueva forma de pensar y a ver la vida de una forma diferente.

7. Tomate solo 15 minutos al día para conectarte contigo mismo.

Mucha gente hace esto simplemente meditando. Hay algo de misterio en torno a la meditación y no debería ser así. Todo lo que tienes que hacer es sentarte en silencio durante 15 minutos al día, preferiblemente a la misma hora y aquietar tus pensamientos. Hacer esto va a cambiar tus ondas cerebrales y te pondrá en un estado diferente de la mente lo cual tiene efectos duraderos todo el día. He oído decir a un montón de gente que no tienen tiempo para sentarse en silencio durante 15 minutos, tú sabes que esto no es cierto, todo el mundo puede tomarse 15 minutos para gastárselos en ellos mismos. Si tú haces esto todos los días te puedo garantizar que te sentirás como una persona diferente después de unas pocas semanas. Es literalmente una vía rápida hacia tu conciencia superior y tu yo espiritual.

Soy una persona muy espiritual y practico lo anterior todo los días pero no hay reglas, no existe una persona predicándome lo que debo y no debo hacer y cómo vivir mi vida. Yo instintivamente sé cómo tratar a la gente, sé lo que está mal y lo que está bien. Vivimos nuestras vidas a través de nuestros pensamientos y acciones y si tus pensamientos y acciones provienen de un lugar más alto mediante la práctica de una vida espiritual entonces puede tener una gran vida sin sentirte culpable de nada.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

5 comentarios

  1. Guaaaaaaaaaau!, sin duda, mi favorito en el concurso.
    Te lo dirán muchas personas pero, creo, que la acitud que emana de tu blog es positiva al máximo. Me encantas. Muchas gracias por visitarme porque así te he conocido.
    También pretendo ser siempre positiva y ver a las cosas su lado más amable, aunque con ciertos temas soy despiadada.

    Un abrazo muy grande y me voy a la blogoteca a apoyarte desde allí.

    • Hola Towanda,

      Gracias por el comentario y por visitarme, también me ha gustado mucho tú blog el cual llegue por casualidad ya que hay tantos blogs en la blogoteca que a veces se hace difícil poder dedicarle la atención adecuada a todos, pero he tenido la suerte de toparme con el tuyo, así que también te has ganado en mi un seguidor.

      Te devuelvo el abrazo y también puedes contar con mi apoyo. Saludos!!!

  2. Me ha encantado la actitud y la dirección de tu blog, todo un conjunto de actos positivos dedicados a ser mejores, más sanos mentalmente y con una descarga de positividad.
    Has ganado un seguidor.
    Un abrazo.

    • Oliver Araujo en

      Encantando igualmente de tener un seguidor más que esté dispuesto a vivir una vida en positividad.
      Gracias por el Comentario.

  3. Bonita tarde, Nos falta también abordar a cerca del AMOR y ojalá pudieras hacerlo, si es buen mensaje y que lo llevemos a cabo mejor, Gracias a Dios y a ti. Que mantengas buena salud y sigas compartiendo, hasta pronto, saludos

Deja un comentario