Cómo encontrar motivación para bloguear

4

Encontrar motivación para bloguear

¿Alguna vez has querido comenzar un blog? Parece que casi todo el mundo en estos días por lo menos ha considerado la idea en algún momento. Mucha gente incluso lo ha intentado. Y en cuestión de meses, semanas o incluso días, caen en un punto muerto y dejan de escribir. A menos que tengas una verdadera pasión por un tema o por la escritura en general, puede ser muy difícil obtener suficiente motivación para que mantengas tu blog actualizado. Voy a admitirlo, yo también he sido víctima de esto en el pasado y quién sabe si tal vez incluso me llegue a pasar en algún momento en el futuro, pero quería compartir estas herramientas que he ido encontrado para que tengas suficiente motivación para seguir escribiendo en tu blog, todas estas técnicas la estoy experimentando en la actualidad.

Cómo encontrar motivación para bloguear

1. Haz de esto un hábito.

Alguien me dijo una vez que hay que hacer algo 27 veces para convertirlo en un hábito. Esto parece ser un número razonable para mí. Escribe 27 entradas en tu blog en 27 días sin falta y estoy seguro de que encontraras que es mucho más fácil seguir escribiendo. Cuanto más contenido tengas, más fácil será que encuentres cosas sobre las que escribir. Parece un poco ilógico ¿no? Pero cuando tienes una base solidad de artículos redactados, las ideas parecen venir más fácilmente.

2. Olvídate de todos los detalles.

Durante los últimos meses puedes haber estado poniendo todo tipo de excusas de por qué no puedes iniciar un blog en estos momentos. No tengo un nombre de dominio bastante bueno, no tengo claro el tema del blog, no tengo tiempo. Todas estas cosas son totalmente secundarias a lo que debe ser bloguear. Sólo tienes que escribir. Si realmente disfrutas de ello, conseguirás el tiempo que haga falta. Si no lo haces, entonces tal vez ¡deberías pensar en un pasatiempo diferente! Con el tiempo, cuanto más escriba, más claras se volverán tus ideas con lo que sabrás cuál es el verdadero tema del que quieres escribir. Incluso si todavía no tienes un sitio web creado, agarra un procesador de textos o incluso una hoja de papel y ponte a escribir. Una vez que comiences todo lo demás caerá a su debido tiempo.

3. Lee otros blogs.

Yo no sé darle una explicación pero cuanto más tiempo paso leyendo los blogs de otras personas, más motivación consigo para trabajar en mi propio blog. Toma las cosas que más te gustan de otros blogs y ponlas en práctica en el tuyo. A veces simplemente necesitas algunas ideas nuevas para que tengas el impulso de hacer que tu blog funcione de nuevo.

4. Considera las razones de tener un blog y comienza a escribir.

A veces sólo tienes que ver las cosas escritas en un papel para encontrar tu motivación. Es probable que cuando hayas terminado de escribir ese primer artículo estés mucho más entusiasmado para escribir el segundo y más aún para el tercero y así sucesivamente… Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias razones para querer un blog, así que averigua cuáles son los tuyos y piensa en ellos con frecuencia cada vez que sientas la necesidad de escribir. Esto también te ayudará a mantenerte enfocado en tus metas generales para el blog.

5. Escribe a tu bloguero favorito.

Envía un correo electrónico al autor de tu blog favorito o escribe con frecuencia comentarios en sus artículos. Si tienes algunas preguntas básicas o si algo te está deteniendo, unas pocas palabras de aliento de alguien a quien admiras podría ayudarte mucho.

6. Obtén una nueva herramienta.

Hay muchos plugins y herramientas disponibles en la web para ayudar a los blogueros, tal vez sólo necesitas algo nuevo para despertar tu interés. Quizás descargar Evernote y en una semana tendrás un arsenal de cosas interesantes que has encontrado y de la que deseas escribir. Tal vez intentar una nueva herramienta de SEO y aumentar el tráfico a tu blog. Un aumento de visitantes podría ser justo lo que necesitas para empezar a moverte otra vez.

7. Vuelve a los inicios.

Si estás en el proceso de tratar de iniciar un blog, echa un vistazo a tus blogs favoritos y ve lo que ellos hicieron al principio. Cada uno tiene una forma diferente de comenzar un blog. Algunos establecen objetivos, algunos hablan de sí mismos, otros simplemente comienzan con un artículo. Echa un vistazo a una variedad de blogs diferentes y encuentra algo que funcione para ti. Si ya tienes creado un blog, vuelve a ver tu propio inicio. Tal vez sólo tienes que centrar tu atención en las metas que estableciste cuando comenzaste.

Como puedes ver, hay un montón de maneras de hacer que tu creatividad fluya hacia tu blog. A veces sólo tienes que intentar otro enfoque o mirar las cosas desde una perspectiva diferente. ¡Espero que estos consejos te devuelvan la motivación que te hace falta!


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

4 comentarios

  1. Siempre es bueno volver al inicio: a veces para recordarnos porque empezamos y otras para ver hasta donde hemos llegado. Me apunto tus pasos, para revisar los míos.

Deja un comentario