Cómo encontrar satisfacción en el trabajo

4

Satisfacción en el trabajo

“El trabajo nos libra de tres males: El Aburrimiento, el vicio y la necesidad.”
Voltaire

¿Cuántas veces has estado hablando sobre el trabajo con alguien y oyes estas palabras (o alguna frase parecida): “No me gusta mi trabajo”?

Yo apostaría que “bastante”. Muchas personas admiten abiertamente que odian su trabajo y que renunciarían si se lo pudieran permitir. Nunca van a admitirlo ante sus superiores pero si lo van a admitir a casi cualquier persona cercana. ¿Qué es lo que esperan ganar diciendo que no les gusta su trabajo y que su jefe es un mal gerente?

Todo el mundo tiene que trabajar de lo contrario no llegaras a nada en la vida. Veo a gente con 35 años de edad y que todavía viven con sus padres porque no pueden encontrar un trabajo. Esto son tonterías, no hay tal cosa como “no puedo encontrar un trabajo”, sino que son demasiado perezosos como para levantarse y buscar un trabajo con tenacidad. Dejan que sus padres cubran sus necesidades y que el mundo siga girando. Este no es el camino hacia una vida satisfactoria.

Yo no puedo obtener ninguna satisfacción en el trabajo

¿Por qué no hay más gente que disfrute de su trabajo? La satisfacción interior proviene de gastar las horas de tu día de una manera que realmente te llene por dentro, es decir que te produzca un gran gozo y como pasas una gran parte de tu día en el trabajo, yo diría que tener “satisfacción en el trabajo” es muy importante. Sin embargo, muchas personas parecen contentarse en permanecer en un trabajo que no les desafíen y no les motiven sólo para cobrar una nomina al final de cada mes.

Beneficios de obtener satisfacción con el trabajo

Es muy importante que tu trabajo te satisfaga de alguna manera debido a los beneficios que recibirás. Los beneficios de la satisfacción en el trabajo son muchas, aquí hay cuatro que me vienen a la mente:

  1. Promueve un estilo de vida sano, equilibrado, manteniendo unos niveles de estrés al mínimo.
  2. Fomenta el orgullo en tu trabajo sabiendo que estás haciendo algo bueno.
  3. Te motiva a levantarte de la cama más temprano y con más energía.
  4. Hace que sea más fácil centrarte en algo más que simplemente el dinero.

Podría seguir enumerando más beneficios pero por ahora nos sumergiremos en la parte importante de este artículo: ¡El Cómo!

Cómo encontrar satisfacción en el trabajo

He aquí cinco consejos que te ayudaran a que tengas una mayor satisfacción en tu trabajo:

1. Las personas te necesitan.

Si tú eres de los que se preguntan el por qué siquiera molestarse en hacer ese trabajo cuando nadie parece apreciar lo que haces, entonces no te preocupes. Siempre hay alguien que cuenta contigo, no importa qué tipo de trabajo realices.

Las personas cuentan con los limpiadores de los aseos para mantener los baños higiénicos. Las personas cuentan con los recolectores de la basura para eliminar dicha basura no deseada. Las personas cuentan con los aprendices de los establecimientos de comida para que les proporcionen una comida fácil y rápida antes de continuar con sus labores. No importa el trabajo que tengas, siempre hay gente por ahí que dependerán de que tú hagas tu trabajo de forma correcta. Y por lo general, si no haces bien tu trabajo entonces van a sufrir por ello.

Así que reconoce que hay algunas personas que necesitan que hagas un buen trabajo. Las personas dependen de ti para que ellos puedan también ser productivos en sus trabajos, por lo tanto debes ser coherente al respecto. ¡Por favor, no les defraudes!

2. Planifica tu día.

Muchas veces encontraras que un día desaparece tan rápidamente como llegó porque te has enfrascado en realizar tareas secundarias y en solventar las emergencias que iban apareciendo. Solventar estas pequeñas tareas y emergencias no te dará la misma satisfacción que si te daría realizar grandes objetivos u proyectos de los cuales se beneficiara tu empresa

¿Cuál es la mejor manera de lidiar con esto? Planifica tu día. Al final de tu jornada laborar debes decidir qué “problemas” necesitas solucionar mañana y qué objetivos podrían ser abordados para mejorar tu productividad y la de tu empresa. Planifica cuando y como puedes hacerle frente a estos problemas y aférrate a ese plan sin importar que otros pequeños problemas puedan surgir. Tú necesitas asegurarte de que administras correctamente tu tiempo para que no te veas perder el mismo corriendo sin rumbo fijo.

3. Cambia tu rutina.

La consistencia es algo bueno a tener en el trabajo. Pero lo que no es bueno es tener la misma rutina día tras día tras día. Esto te agotara profundamente, hará que te canses muy rápido de tu jornada laboral y matara cualquier motivación que tengas para el trabajo.

Aquí tienes algo que te dará más ánimo: ¡Mezcla actividades! ¡Realiza algo diferente! Sal de la rutina y mira las cosas con una mirada diferente. ¿Qué crees que te conduce al aburrimiento? Deshazte de lo que ya no funciona. Modifica la forma como haces tus actividades. Inyecta algo de variedad a tus días, incluso si se trata de algo tan simple como tomar una ruta diferente al trabajo.

Decide que cosas podrías introducir en tu trabajo para eliminar la rutina y entonces ve a por ello. No tengas miedo en probar algo nuevo.

4. Conoce a tus compañeros.

Me sorprende lo poco que a veces algunas personas saben realmente acerca de sus compañeros de trabajo.

Tus compañeros no son robots. Ellos también son seres humanos, respiran, hablan y tratan de ganarse la vida igual que tú. Así que trataros como seres humanos. Se inquisitivo. Conócelos un poco mejor preguntándoles algo diferente cada día o iniciando un nuevo tema. Comparte experiencias con ellos y se darán cuenta de que también eres un ser humano, intenta hablar sobre algo que no sea trabajo.

Cuanto más conozcas acerca de tus compañeros más podrás relacionarte con ellos y tu trabajo se volverá más interesante.

5. Siéntete orgulloso.

Ese trabajo o actividad en el que has pasado tantas horas al día para poder terminarlo tiene algo personal que puedes decir a todos. Fue hecho por ti.

Sólo tú puedes poner tu propio sello en el trabajo que haces. Sólo tú puedes estar realmente satisfecho con el trabajo que realizas. Así que siéntete orgulloso de tu trabajo y comprende que nadie más puede hacer el trabajo tan bien como lo haces tú.

Cada día es una oportunidad de hacer algo grande. Así que haz un gran trabajo de la manera que sólo tú lo puedes hacer.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

4 comentarios

Deja un comentario