Cómo liberarte de tus resentimientos

2

Cómo liberarte de tus resentimientos

“El resentimiento no daña a la persona contra la cual tú mantienes esa emoción, todo lo contrario el resentimiento te está comiendo a ti por dentro.”
Norman Vincent Peale

Pregúntate honestamente, ¿Cuándo fue la última vez que realmente me sentí abrumado de felicidad, libertad y gratitud? Si no lo puedes recordar entonces seguramente estas aferrado a algunos resentimientos.

Cuando se trata de lidiar con otras personas muchos de nosotros nos encontramos oscilando de forma impotente entre la ira y el miedo. Constantemente tratamos de encontrar soluciones rápidas para aliviar momentos de rabia ciega y aliviar pensamientos de ansiedad. Sin embargo estas “soluciones” son por lo general más que soluciones temporales que nos permiten sobrellevar un día más. Mientras tanto la raíz del problema continúa latente y empeorara hasta que no podemos ni siquiera volver a lidiar con ellos.

Pero ¿Qué pasaría si descubres que hay una manera permanente y duradera de sentirte menos enojado, temeroso y finalmente poder recuperar el control?

A esto se la llama liberarse del resentimiento.

Así es como funciona: el resentimiento, la ira y el miedo están todos conectados. Llegamos a estar atrapados en un ciclo de obsesiones al tener miedo del futuro, al estar enojado en el presente y al estar lleno de resentimiento por nuestro pasado. El antídoto contra el miedo es la fe, el remedio para la ira es el amor y la solución al resentimiento es la aceptación.

¿Qué es el resentimiento?

Básicamente el resentimiento es cuando una persona tiene actualmente sentimientos de malestar hacia otra persona o lugar a causa de una injusticia real o imaginaria.

Una de las razones del porque es tan difícil de deshacerse de los resentimientos es debido a que hay muchos consejos inadecuados sobre cómo tratar con ellos. Amigos exasperados te pueden decir “supéralo ya”. Los terapeutas pueden decirnos que simplemente los “dejemos ir”. Otras personas pueden decirnos “olvídalo” o la frase más inútil, “el pasado es el pasado”.

Puedo decirte con seguridad lo que no debes hacer con tus resentimientos:

1. Ignorarlos
2. Luchar contra ellos
3. Pretender que no te afectan
4. Tratar de olvidarte de ellos

A cambio debes hacer lo siguiente:

1. Enfrentarlos
2. Sentirlos en tu interior
3. Aprender a lidiar con ellos
4. Curarte de dichos resentimientos

Fingir no funciona cuando se trata de esos sentimientos cimentados profundamente que tenemos sobre personas o situaciones. Pero lidiar con ello es ciertamente más fácil de decir que de hacer.

¿Cómo aceptar lo que sucedió en el pasado?

Antes de empezar a hacerle frente a tus resentimientos debes saber lo siguiente:

1. Esto es un proceso
2. Puede empeorar antes de que realmente mejore
3. Se requiere una gran cantidad de buena voluntad y una mente abierta

Los resentimientos son los sentimientos negativos que pueden haberse estado acumulando durante años. Durante ese tiempo ellos pudieron haber hecho un daño significativo a tu capacidad de interactuar con el mundo. Sé que suena dramático pero a menudo son cosas que han ido aumentando de tamaño y pueden estar arraigadas profundamente en tu interior. No esperes ser capaz de lanzar un grito y de repente ya se han ido. Tú debes saber que te estás embarcando en un largo viaje que probablemente sea doloroso pero el destino a dónde vas a llegar vale totalmente la pena.

De acuerdo, aquí tienes lo que hay que hacer.

Sigue estos 4 pasos para poder dejar de lado los resentimientos:

Primer Paso: Escribe una lista de todas las personas a las cuales tienes aun resentimientos. Si haces esto verdaderamente de forma sincera entonces la lista debería ser bastante larga. Incluye CUALQUIER COSA que te produzca automáticamente una sensación negativa. También puedes incluir lugares e instituciones (una escuela a la que asististe o un aeropuerto en donde tuviste una mala experiencia), nada es demasiado trivial o demasiado pequeño para no ser tomado en cuenta.

Segundo Paso: Al lado del nombre de cada persona que escribiste en la lista pon lo que hicieron para hacer que te generaran un gran molestar. De nuevo, nada es demasiado pequeño o trivial. Si te molesta tu jefe, a lo mejor puede ser porque esa persona siempre te da plazos irrazonables, o podría ser simplemente porque no le gusta tu pelo. La razón para el resentimiento no tiene porque “tener sentido”, sólo tienes que ser honesto. Aquí es donde las cosas realmente se ponen difíciles y podrías sentirte peor de lo que te sentías antes de empezar. Trata de tener fe en que el resultado final valdrá la pena porque así va a ser.

Tercer Paso: Ahora escribe a que parte de tu vida te está afectando cada resentimiento. Si te molesta un viejo profesor que te hacía sentir inferior entonces podríamos decir que afecta a tu autoestima o confianza. El punto es llegar a ser muy consciente de las formas específicas en que el resentimiento está afectando tu identidad y tu capacidad para sentirte seguro y amado.

Cuarto Paso: Junto a la razón o el motivo del resentimiento vas a anotar lo que has hecho por tu parte. Es decir como tú has contribuido con el problema. Volviendo con el ejemplo del jefe, en este punto ya has establecido que te resientes de tu jefe porque te molesta por sus plazos poco razonables. Tu parte en este problema podría ser que nunca le has hablado sobre cómo llevar tiempos más realistas.

Aquí es donde es importante la honestidad y la voluntad. Tú debes ser honesto acerca de tu parte y debes estas dispuesto a admitirlo. De lo contrario vas a seguir atascado en tus resentimientos.

Eliminar el resentimiento

Libérate de todo

A partir de este momento tú debes ser capaz de tener una imagen clara sobre a qué personas le tienes resentimiento, por qué estás resentidos con ellos, las formas como esto afecta tu vida negativamente y la parte que tu juegas en todo esto. Al lograr comprender tus resentimientos por haberlos desglosados en papel va iniciar un proceso de evolución en ti de una persona que vive constantemente en un ciclo generalizado del resentimiento, miedo e irá a una persona que puede identificar el origen real de sus sentimientos y trabajar en áreas específicas que quiere solventar.

El propósito de este trabajo escrito es experimentar la libertad de dejar ir los secretos, los miedos y las mentiras que hemos estado sosteniendo y conseguir que estas cuestiones salgan fuera de nuestras cabezas y queden sobre el papel. Lo que hagas con ese papel dependerá de ti. Algunas personas optan por compartirlo con un amigo de confianza, otros lo queman como un gesto simbólico de haber renunciado a esos sentimientos.

A diferencia de una costosa terapia, esto no te costará nada más que el simple precio de un lápiz y un papel. ¿Qué tienes que perder?


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

2 comentarios

  1. ¿Sabes? Mañana cuando esté a solas en medio de esta sierra en la que vivo, haré esa lista, seré sincera conmigo misma a la hora de especificar, estoy segura de que me va a ayudar…
    Gracias de nuevo ; D

    • Oliver Araujo en

      Seguro que redactar esa lista te va a servir de utilidad, no hay nada que nos realmente nos libere como sacar todo lo que sentimos de nuestro interior, esta técnica me ha servido de utilidad en muchas oportunidades.
      Un abrazo…

Deja un comentario