Cómo romper con cualquier mal hábito

0

Mal hábito

“Quien un mal hábito adquiere, esclavo de él vive y muere.”
Anónimo

¿Sabías que algunas personas fuman solamente para controlar la ansiedad? La facilidad con que una persona fuma en una situación en particular hace creer que él o ella tienen el control del entorno donde se encuentran y es por eso que la mayoría de los fumadores fuman cuando se sienten ansiosos. ¡Es de hecho una de las principales razones del porque la gente empieza a fumar en primer lugar!

¿Sabías que algunos adictos a las compras sólo compran cosas para mejorar su estado de ánimo y no porque realmente necesitan lo que están comprando? Esas personas siempre buscan soluciones rápidas, tales como ir de compras para mejorar su mal humor o para aliviar su estrés. Irónicamente, esas soluciones rápidas en realidad empeoran sus estados de ánimo y aumentan su estrés (cuando se dan cuenta de cuánto han gastado) unas vez que la emoción del momento desaparece.

¿Sabías que la mayoría de los adictos a las drogas sólo usan esas drogas para escapar de sus problemas sin resolver? Esas personas nunca tuvieron la oportunidad de aprender a cómo ser valientes o lo suficientemente fuertes como para nunca haberse convertido en adictos a las drogas.

Como puedes ver muchos de nuestros malos hábitos son sólo una forma de ocultar nuestras vulnerabilidades y debilidades.

La única manera de romper un mal hábito en estos casos es aprender a cómo hacerle frente a nuestras debilidades en lugar de centrarte en fortalecer tu autodisciplina. Por supuesto, la autodisciplina ayudará pero si no lidias con la raíz del problema nunca lograras romper tus malos hábitos.

¿Por qué las advertencias sanitarias no funcionan?

Muchos países ponen fotos de personas enfermas en los paquetes de cigarrillos y aunque estas imágenes son realmente horribles no parecen tener ningún efecto en algunos fumadores.

¿Por qué es esto?

Simplemente porque cada uno de nosotros tenemos valores propios y diferentes sistemas de creencias, una advertencia de salud sólo afectaría a aquella persona que valora en gran medida su salud. Es por eso que este tipo de advertencias asustan solo a algunas personas y no tienen ningún efecto sobre los demás.

Ahora, busca a una mujer que tenga una gran preocupación por su aspecto y dile que fumar puede producir acné severo y observa su respuesta. Lo más probable es que te des cuenta que ahora esa mujer estará mucho más motivada para dejar de fumar que antes.

En resumen, con el fin de eliminar un mal hábito tú necesitas saber realmente el daño que produce dicho hábito en tus valores internos.

Bienvenido al mundo real

Generalmente después de abandonar un cierto hábito algunas personas dicen que sus vidas se han vuelto aburridas. Por ejemplo, alguien puede decir: “después que dejé de beber mi vida se volvió aburrida y poco interesante”

Por lo general yo respondo diciendo a esas personas, ¡Bienvenido a tu mundo real!

Tú has estado escapando de la realidad desde hace años y por primera vez en tu vida estás experimentando en este momento tu verdadera realidad.

En lugar de escapar del mal hábito, tú debes trabajar en lo que está mal dentro de ti porque después de todo esa la ¡razón principal por la que estás escapando a través de un mal hábito! Esto es algo que nos puede producir verdadero terror. Se necesita ser una persona con mucho valor para luchar realmente con el problema que causa ese mal hábito. Pero los resultados obtenidos calaran realmente hondo y duraran toda una vida si lo logras realizar.

Detrás de cada mal hábito esta una buena intención

Nuestras mentes son lo suficientemente inteligentes para no arruinar nuestras vidas sin una razón de peso. Generalmente hay una muy buena intención detrás de cada hábito. Por ejemplo, una adicción al ordenador de una persona en concreto pudo haberse ocasionado motivado a que su vida sería muy aburrida si no gastara todo su tiempo frente al ordenador

En este caso, esa persona debería trabajar en hacer que su vida sea más interesante sin un ordenador de manera que no sea necesario pasar muchas horas delante de él. Al proporcionar un buen hábito que satisfaga las mismas necesidades que el mal hábito estaba tratando de satisfacer, esa persona podría superar ese mal hábito con facilidad.

En conclusión, para eliminar los malos hábitos hay que obtener una visión más profunda del verdadero problema y saber que falta dentro de ti que ese mal hábito está tratando de satisfacer.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario