Cómo vencer la pereza: 16 consejos útiles

0

Cómo vencer la pereza

“Los perezosos siempre hablan de lo que piensan hacer, de lo que harán; los que de veras hacen algo no tienen tiempo de hablar ni de lo que hacen.”
Goethe

La pereza es el gran enemigo de la productividad. Si todos fuéramos perezosos, no hubiera forma posible de que pudiéramos lograr hacer cosas realmente significativas para la sociedad. Podemos posponer llegar a realizar nuestras tareas o incluso si las hacemos, podemos realizarlo solo a medias lo que nos llevaría a la mediocridad. No hay manera de que podamos producir resultados de alta calidad de esta forma.

Así que tenemos que poder superar la pereza. Si bien no puedo decir personalmente que he tenido 100% de éxito en lograrlo, estoy muy contento con mi progreso. En este artículo te voy a dar 16 consejos que me parecen útiles y a la vez sencillos para que puedas vencer la pereza.

Consejos útiles para vencer la pereza

1. Haz ejercicio

Podrías sentirte con pereza si tu cuerpo no tiene suficiente energía para realizar tus actividades. El ejercicio es una buena manera de aumentar tu nivel de energía y endorfinas (sustancias que produce el cerebro que estimulan el sentido de bienestar y felicidad) para que te sientas con energía y alerta durante todo el día.

Haz ejercicio

2. Disfruta de un buen descanso

Dormir pocas horas en la noche también podría hacerte sentir perezoso y con desgana. ¿Cómo puedes sentirte entusiasta si tienes sueño? Así que asegúrate de que tienes un buen descanso durmiendo entre 7 y 8 horas todas las noches.

3. Establece un límite de tiempo mínimo para empezar

Lo más difícil de una actividad es empezar y el resto será más sencillo. Lo que tienes que hacer es establecer una pequeña cantidad de tiempo, digamos como unos 15 minutos o incluso tan solo 5 minutos y decidir trabajar en la tarea hasta que se te acabe el tiempo. Después de eso sería más fácil decidir continuar.

4. Crea un sentido de urgencia

Esta es una de las formas más efectivas y prácticas de vencer la pereza. Si creas un sentido de urgencia, será mucho más fácil para ti levantarte y hacer lo que necesitas hacer. Una forma simple de crear un sentido de urgencia es establecer una fecha límite para lograr un objetivo.

Fecha límite

Tal vez tu meta sea alcanzar un cierto nivel de ingresos o escribir un libro. Sea lo que sea, tu objetivo debe ser específico para que sepas con certeza si lo has logrado o no, pero toma en consideración que -si tu objetivo es desafiante- debes darte tiempo suficiente para lograrlo.

5. Piensa en los beneficios

“Las personas exitosas tienen el hábito de hacer las cosas que a los fracasados no les gusta hacer. A ellos no es que les guste hacerlas, pero su desagrado es controlado por el deseo de lograr la meta final.”
Albert E.N. Gray

Una de las razones por las que nos volvemos perezosos es porque solo vemos las dificultades de las tareas futuras sin pensar en los beneficios que obtendremos cuando las terminemos. Así que enfoca tu mente en los beneficios que obtendrás una vez que logres tus objetivos en lugar de las dificultades.

6. Establece una recompensa para darte a ti mismo

Si los beneficios que he hablado en el punto anterior están demasiado lejos en el futuro, es posible que no sean lo suficientemente fuertes como para motivarte actuar ahora mismo. En tales casos, puedes darte una pequeña recompensa de forma inmediata. permítete comer tu comida favorita o ver una película en el cine como recompensa por completar las tareas.

Aquí tienes otro artículo relacionado: “Formas de combatir y superar la pereza

7. Piensa en lo que pasará si no lo haces

“La pereza anda tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.”
Benjamin Franklin

Si bien pensar en los beneficios que puedes obtener de terminar las tareas pueden motivarte, pensar en las desventajas si no las terminas también te puede motivar. ¿Cuáles serían las consecuencias si no haces lo que se supone que debes hacer?

8. Encuentra socios

Los socios pueden motivarte a superar la pereza. Si bien la motivación interna es indiscutiblemente lo mejor, a veces también necesitamos motivación del exterior. Lo mejor para esto es conseguir un compañero que tenga un objetivo compartido contigo.

9. Intenta minimizar el tiempo de inactividad

“Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.”
William Cowper

Implántate el objetivo de minimizar el tiempo de inactividad. Trata de verte trabajando tan a menudo como te sea posible. Si lograr establecer esta mentalidad, será más fácil para ti superar la pereza.

Minimiza el tiempo de inactividad

10. Divide la tarea principal en trozos manejables

Podría darnos pereza si nos sentimos abrumados por la escala o tamaño de la tarea. En tales casos debes dividir esa tarea en partes más pequeñas o manejables y luego abórdalas una por una. Recuerda, la manera de comer una gran tarta es tomar un bocado pequeño a la vez.

11. Decide cual es la siguiente actividad que debes realizar

Podemos llegar a posponer las cosas porque no estamos seguros realmente de qué hacer a continuación. Así que mira esa tarea que te mantiene estancado y decide cuál es la siguiente acción que debes ejecutar. Una vez que sepas exactamente qué hacer, será más fácil comenzar.

12. Haz una cosa a la vez

Puede parecer algo obvio, pero podemos sentirnos perezosos porque intentamos hacer más de una cosa a la vez. Eso nos hace sentir realmente abrumados. Así que selecciona solo una cosa a la vez, hazlo e ignora el resto.

13. Desafíate a ti mismo

Haz que las tareas sean divertidas convirtiéndolas en un desafío. ¿Puedes lograr terminar esas tareas? Mucha gente puede, entonces ¿por qué tú no puedes?

14. Escribe tu progreso

Estarás más motivado si puedes ver fácilmente el efecto de la pereza. Una forma de hacerlo es mediante el seguimiento de tu progreso de forma diaria. Pon una marca en el calendario cada vez que completes una tarea. La pereza te dará una hoja vacía y podrás ver fácilmente qué tan grave es.

Escribe tu progreso

15. Observa el progreso de los demás

Saber qué tan por detrás estás comparado con otras personas también podría motivarte. Observa a los buenos emprendedores en tu campo y deja que su desempeño te inspire.

16. Alinéate con lo que te importa

Si bien todos los consejos anteriores pueden ayudarte, será mucho más fácil superar la pereza si haces algo que te importa. Tendrás dentro el fuego ardiente que te hará querer actuar. Así que encuentra una causa que te interese y alinéate lo máximo posible con ella.

Te recomiendo este artículo: “4 Beneficios de tener una vida con propósito

Esos son los consejos que he aprendido a lo largo de mi vida. ¿Tienes otros consejos para superar la pereza? Siéntete libre de compartirlos en los comentarios.

Bibliografía consultada:


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario