Sencillos consejos para tener una actitud positiva y optimista

4

Ser agradecido

“No puedes controlar todo lo que te pasa, pero puedes controlar tus actitudes hacia lo que te pasa y en ese sentido serás el maestro del cambio en lugar de permitir que el cambio sea tu maestro.”
Brian Tracy

Nuestra actitud tiene un efecto muy profundo en la calidad de nuestra vida. El optimismo y el pesimismo crean dos realidades completamente diferentes. Con solo tomar algunas medidas simples podemos adoptar una actitud más optimista y positiva sobre la vida, así comenzaras a disfrutar de muchos beneficios a corto y largo plazo.

“Hay una pequeña diferencia entre la gente, pero esa pequeña diferencia hace una gran diferencia. La pequeña diferencia es actitud. La gran diferencia es si es positiva o negativa.”
William Clement Stone

Un aumento general de la felicidad es uno de los efectos positivos más inmediatos de tener una actitud positiva. El hecho es que las personas optimistas tienden a experimentar diariamente una mayor alegría personal a diferencia de sus contrapartes pesimistas.

La perspectiva de conseguir una vida más larga y saludable es también un beneficio probado científicamente de vivir con una actitud positiva y optimista. En contraste, se ha demostrado que tener una mentalidad pesimista o negativa contribuye a que aparezcan diversas enfermedades que hacen resentir la salud, las cuales incluyen trastornos del sistema inmune, problemas cardíacos, de índole mental, etc. Todos los demás factores son iguales, una vida más feliz significa una vida más sana.

Algunos consejos para tene una actitud positiva y optimista

Aprender a mantener una actitud positiva en momentos de estrés puede ser a veces un gran reto. Puede tomar algún tiempo antes de que tu respuesta natural ante cualquier situación sea de forma optimista. Sin embargo, si tenemos en cuenta tanto los beneficios a corto y a largo plazo, veras que tus esfuerzos se verán recompensados con grandes beneficios.

a. Practica la gratitud:

Ser agradecido ejerce una poderosa influencia en tu perspectiva de la vida. No sólo te hace sentir bien en ese momento, sino que también cambia tu enfoque hacia una dirección positiva y optimista. Comienza a prestar atención hacia todas esas cosas que tienes por la que estar agradecido y mantén tus pensamientos allí. Mientras más te centres en estar agradecido por lo que está en tu vida (incluso por las cosas más pequeñas), menos tendrás que preocuparte por aquello que pueda estar faltándote. Como resultado de ello, empezaras a experimentar un sentido más generalizado de la felicidad.

“La gratitud no sólo es la más grandes de las virtudes, sino que engendra todas las demás.”
Cicerón

b. Elige la felicidad:

Ser feliz no está relacionado con tus circunstancias o con cualquier otra fuerza externa. La felicidad es una decisión que tomamos. ¿Por qué no tomar la decisión de ser feliz a partir de este momento? Sigue adelante y toma la decisión de controlar tu propia capacidad de ser feliz, veras que toda la felicidad que necesitas ya está en tu interior.

“Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.”
John Locke

c. Cambia la palabra problema por oportunidad:

Inconscientemente la palabra problema significa: “La vida no es como debería ser.” Esto hace que tu energía sea canalizada hacia reparar algo que ha salido mal. Por otro lado, la palabra oportunidad no envía ningún mensaje de este tipo. En lugar de tratar de reparar algo que está mal, tus recursos y esfuerzos son canalizados en buscar una nueva solución. Viendo una experiencia como un reto se centrará tu atención en un resultado positivo.

“Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución.”
Walt Disney

d. Ve la vida como un viaje:

Un viaje es una aventura de descubrimiento. Cuando estamos en un viaje no tememos al cambio sino le damos la bienvenida. Esperamos con interés nuevas experiencias. En un viaje somos optimistas porque estamos llenos de expectativa de tener una maravillosa aventura. Esta es una actitud positiva perfecta para llevarla contigo todos los días.

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas.”
Henry Miller

e. Toma la vida con calma:

Cuando constantemente vives la vida con prisas puede que te sea muy difícil el mantener una perspectiva optimista. De forma periódica busca la oportunidad de centrarte en aquellos placeres más simples los cuales te ayudaran a restaurar un sentido de equilibrio a tu vida. Toma una pausa breve para probar realmente una comida o disfruta de una hermosa pieza de música, esto te recordara la alegría que traen las cosas sencillas.

“La mente es como el agua. Cuando esta calmada y en paz, puede reflejar la belleza en el mundo. Cuando está agitada, puede tener al paraíso enfrente y no la refleja.”
David Fischman

f. Comienza el día con una nota positiva:

Encuentra unos minutos cada mañana para despejar completamente tu mente y luego empieza a tener pensamientos positivos sobre el día que está por venir. Céntrate en esas personas y acontecimientos que te traerán alegría o una sensación de satisfacción. ¿Cuál crees que va a ser tu parte favorita del día? Tómate tu tiempo para mirar hacia adelante e imagina todo lo que vas a disfrutar. Ahora lleva ese sentimiento optimista contigo todo el día, incluso durante las actividades menos agradables. Deja fluir tu actitud optimista y positiva durante todo el día.

“La única diferencia entre un buen día y un mal día es tu actitud.”
Dennis S. Brown

g. Cambia tu visión de las cosas:

Que sea un hábito el buscar activamente el lado positivo de todo. Conviértelo en una especie de juego privado. Con la práctica te sorprenderá lo fácil que se vuelve ver los no tan obvios beneficios y placeres que tienes a tu alrededor. Mantenerse alerta y ver todas las razones para sentirte optimista también te ayudara a mover tu atención lejos del lado negativo de la vida.

“Cuando cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian.”
Wayne Dyer

h. Pasa el rato con gente optimista:

Usar el poder de influencia de los compañeros u amigos para alimentar tu sensación de optimismo. La actitud positiva de las personas que te rodean puede ser una fuerza poderosa para el bien. Busca la compañía de aquellos que tenga un carácter alegre y déjate influenciar por su optimismo. Usa la dinámica de grupos para tu propio beneficio.

“Soy optimista. No parece muy útil ser otra cosa.”
Winston Churchill

i. Antes de dormir piensa en todo aquello por lo que estar agradecido:

Esta es una gran manera de terminar el día. Antes de irte a la cama reflexiona sobre al menos diez cosas por las cuales debes estar verdaderamente agradecido. Permítete sentir la alegría que te traen todas estas cosas a tu vida.

“De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe.”
Miguel de Cervantes Saavedra

J. Minimiza tu exposición a influencias negativas:

Deja de ver, leer o escuchar noticias. Si puedes liberarte a ti mismo de influencias negativas, esto va a cambiar totalmente tu vida. Sin esa dosis diaria generalizada de desesperación te resultará mucho más fácil ser optimista y centrarte en las cosas positivas de la vida.

Un consejo final

Imprime estos consejos y léelos todos los días, estos te ayudarán a mantenerte en el camino del optimismo. Si ves en algún momento que comienzas a caer en un estado de pesimismo, detente y revisa la lista. Todo lo que necesitas hacer es mantener el rumbo durante al menos un mes y estas cosas se convertirán en parte de tu nueva naturaleza optimista.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

4 comentarios

  1. Ximena - Deseo Beauty en

    Me encanta, me encanta, me encanta! Y estoy de acuerdo: estos consejos hay que imprimirlos y leerlos a diario 🙂 Es increíble cómo el tema de la gratitud aparece tantas veces en tantos sitios como una de las claves más importantes para ser más feliz y optimista. Damos por sentadas las cosas buenas que nos pasan, como si eso fuera lo normal y lo que ‘tiene que ser’ sin pararnos a pensar que pertenecemos al 1% de la población mundial privilegiada. Eso ya de por si es un GRACIAS al mundo impagable! Muchas veces pienso en lo afortunada que soy de haber nacido mujer en el tiempo moderno y en un país avanzado y con todas mis libertades. No se nos olvide que hay muchas partes en el mundo donde es hasta ilegal conducir para las mujeres o en los que el rapto y la violación son legales. Hay TANTO por lo que estar agradecido y ser feliz! Gracias por este post!

Deja un comentario