Consejos de gestión del tiempo que te ayudaran a hacer crecer tu patrimonio

0

Hacer crecer tu patrimonio

Nuestra ocupada vida moderna nos deja poco tiempo para la gestión de nuestras finanzas y muy a menudo hemos de renunciar a encontrar las mejores ofertas o completar tareas de manera eficiente, simplemente porque no tenemos suficiente tiempo.

Pero en muchos casos, tener poco tiempo es sólo una excusa para la desidia y la realidad es que somos demasiados perezosos o demasiados perfeccionistas para encontrar ofertas adecuadas y hacer planes para el futuro.

De hecho, el tener poco tiempo es un gran negocio y hay empresas de todos los tamaños que hacen muy buen dinero de la gente que no creen tener suficiente tiempo para: cocinar su propia comida, planchar sus propias camisas, buscar alrededor para conseguir ofertas más baratas de seguros, mover su dinero a cuentas bancarias de mayor interés o bien investigar los precios de sus compras en diferentes tiendas.

Peor que eso, aquellos que están demasiado ocupados para dedicar tiempo a planificar su futuro financiero es más probable que terminen más pobres que aquellos que proactivamente investigan las mejores pensiones, hipotecas, pólizas de seguros e inversiones.

Logrando que las cosas se hagan

He sido jefe de proyecto por lo que he estado en el negocio de hacer las cosas. No importaba el tamaño de la tarea, si había que realizarlo entonces yo era responsable de organizar a mi equipo para analizar cuál era el problema, elaborar un plan y aplicar una solución efectiva.

En el mundo de los negocios, el tiempo es dinero y se requiere que las tareas sean completadas lo más rápido y eficientemente como sea posible. Sin embargo, en mi vida personal hubo un tiempo en el cual fui igualmente culpable por mi procrastinación económica, por lo que con mí presupuesto personal no planificaba mi futuro.

¿Por qué nos libramos de nuestras tareas financieras?

Para superar la procrastinación, es necesario comprender los factores que lo causan. Muy a menudo se da por la combinación de los siguientes factores:

  • La falta de comprensión: Las tareas que se vuelven más complicadas, comúnmente no sabemos cómo realizarlas o finalizarlas. Por ejemplo, mucha gente no sabe por dónde empezar para contratar un plan de pensiones, por lo que no es de extrañar que esta tarea se desanime por muchos años.
  • La inmensidad de la tarea: Es fácil dejarse impresionar por el tamaño de algunas de las tareas y a menudo en nuestras mentes un grano de arena rápidamente se convierte en una montaña. Cuanto más grande se convierta la tarea menos probable es que lo inicies.
  • Miedo de no alcanzar la perfección: La mayoría de las personas se enorgullecen de las cosas que hacen, pero para muchos el temor de no hacer una tarea perfectamente les impide incluso arrancar.
  • Equivocarse en no ver la importancia/relevancia: Esto es más que simplemente no entender cómo hacer una tarea, es el hecho de no entender por qué la tarea es necesaria. Por ejemplo: ¿Por qué necesito crear mi propio plan de pensiones cuando el gobierno proporcionará uno para mí?

Cómo vencer a la procrastinación de las tareas financieras

Estos son algunos consejos de gestión del tiempo que he aplicado en mi vida personal para vencer a mi desidia financiera:

1. Lista de Tareas por Hacer

Mientras que todo el mundo sabe que una lista de “Tareas por Hacer” es probablemente la herramienta de gestión de tareas más sencilla y eficaz, es sorprendente cuántas personas fallan en no hacer una y siguen con sus vidas tratando de mantener un registro de todas sus tareas en sus cabezas.

Las listas de tareas pendientes no sólo ayudan a las personas con mala memoria (como yo), sino que también nos ayuda a empezar las tareas difíciles, con el simple acto de escribir las cosas en el papel tienes la ventaja psicológica de hacerlas parecer menos inmensas y más realizables.

Hay un montón de aplicaciones y sitios web diseñados para ayudar a la gente a manejar su lista de tareas pendientes, pero un buen bolígrafo y papel funciona igual de bien, si no mejor.

2. Divida las grandes tareas en pequeñas tareas alcanzables

Siempre me ha parecido que entre más simple sea la lista de tareas pendientes, más eficaz es (lo mismo ocurre con los planes de los proyectos). Sin embargo, en algunos casos es necesario dividir las grandes tareas en pequeñas sub-tareas para que sean más fáciles de lograr.

Contratar un plan de pensiones es una tarea relativamente grande, pero si comienzas a descomponerla en pasos individuales (por ejemplo, investigación en Internet, hablar con un asesor financiero, elegir el sistema de pensiones, rellenar el formulario de solicitud, etc.), rápidamente se vuelve menos desalentador y te ayuda a comprender cómo completar la tarea.

3. Planifique y establezca plazos

Uno de los principales bloqueadores del progreso es verse abrumado por tratar de completar demasiadas tareas al mismo tiempo. La multitarea es simplemente hoy en día un eufemismo de ser desorganizado.

Es mejor concentrarse en una tarea a la vez y lograr que se haga correctamente, comenzando por el elemento de más alta prioridad y trabajar su lista desde arriba hacia abajo, en ese orden.

Pero al mismo tiempo, es necesario fijar plazos para asegurar un buen flujo de progreso a través de sus tareas. Como no me gusta perder demasiado tiempo en realizar una planificación detallada, simplemente me dispuse como objetivo completar un pequeño número de tareas cada mes.

Esto es tan simple como: a finales de abril, yo habré completado la Tarea 1, Tarea 2 y Tarea 3.

El número de tareas que decidas realizar dependerá de su tamaño y complejidad.

El mantenimiento de un objetivo más pequeño me impide estar abrumado y me permite trabajar a través de una tarea individual con eficacia. Si encuentro que he realizado mis objetivos antes de fin de mes, simplemente elijo la próxima tarea de más alta prioridad en la lista.

4. Regla de la Calidad al 80%

Probablemente has oído hablar de la regla 80/20 – un regla generalizada donde se estipula que el 80% de tu producción proviene de un 20% de tu esfuerzo. Bueno, una variación de esta regla se aplica también a la calidad de tus tareas.

En muchos casos es mejor completar una tarea a un 80% de nivel de calidad, que en realidad nunca comenzarla debido a que tienes miedo de no conseguir que este 100% correcto la primera vez.

Es mejor tener un plan de pensiones contratado y trabajar para construir tu futura riqueza que no tener establecido nada en absoluto. El plan de pensiones puede no estar 100% afinado para tomar todas las ventajas de las subidas y bajadas del comercio mundial, pero al menos estás haciendo algo y siempre se puede modificar tu fondo en una fecha posterior.

5. Simplemente Hazlo

A menudo en las grandes organizaciones, la burocracia implicada en la realización de tareas pueden ser mentalmente aburridas y dolorosas, con los empleados clamando en la desesperación que lo que ellos quieren es “hacer el trabajo rápido de la misma manera que las pequeñas y emprendedoras empresas lo hacen”.

Si sientes que tu proceso de gestión de tareas personales se está convirtiendo en un monstruo incontrolable, o que vas a pasar mucho tiempo tratando de hacer una tarea a la perfección, sólo recuerda el concepto de “Simplemente hazlo”.

El concepto es simple y directo – deja de postergar las cosas y realiza el trabajo.

¿Por qué esperar hasta el próximo fin de semana para buscar ofertas más baratas para el seguro del automóvil? En su lugar empieza a buscar esta noche después del trabajo, mientras estás viendo la televisión.

Si necesitas organizar todos tus archivos o actualizar tu presupuesto – simplemente hazlo ahora, cuando tus pensamientos están aun frescos en tu mente.

El punto es que todos tenemos que conseguir tiempo para hacer estas tareas. No dejes que tu apretada agenda engañe a tu mente pensando que no puedes hacer esa tarea en esta semana – todo el mundo tiene 24 horas al día y depende de nosotros como individuos hacer el mejor uso posible de ese tiempo.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario