15 consejos que te ayudaran a mantenerte concentrado mientras trabajas

2

Escritorio de trabajo

“Las cinco habilidades empresariales esenciales para el éxito son la concentración, el buen criterio, la organización, la innovación y la comunicación.”
Michael Faraday

Es normal.

Estás empeñado en terminar ese trabajo en el que estas ocupado y de repente surge algo. No piensas en ese momento que tan urgente o no es esa distracción – tú acabas dándole toda tu atención.

Cinco minutos, diez minutos. A veces puede pasar hasta una hora.

Al volver al trabajo – sorpresa – ya no te acuerdas en qué punto lo has dejado o no sabes por qué no puedes poner toda tu mente y corazón de nuevo en ello. Tú ya no puedes mantener la concentración en el trabajo y te has convertido en una persona menos productiva. Ahí se va tu valioso tiempo y esfuerzo. Igualmente pierdes tu energía y tu pico de creatividad.

Debido a que no hay ninguna posibilidad de aislarse del mundo mientras estás ocupado, la decisión de mantener la concentración mientras trabajas está en tus manos. Se trata de encontrar las técnicas adecuadas a sabiendas de cuáles son tus prioridades y ceñirte a ellas.

¿Estás falto de ideas? Bueno, aquí hay 15 consejos que te ayudaran a mantenerte concentrado en el trabajo:

1. Encuentra que es lo que te inspira y divierte

Cualquier tarea o rutina que encontremos útil hace que le prestemos toda nuestra atención. Antes de comenzar cualquier cosa, pregúntate por qué debes hacerla. Con tu respuesta sabrás que tanto valoras esa tarea. A continuación, busca maneras de convertir esa actividad en algo divertido, permitiendo que tu creatividad e imaginación jueguen en el proceso. No selles simplemente la palabra “aprobado” en la hoja, ábrete a nuevas y divertidas ideas de hacer ese trabajo.

Cuando tú haces una tarea que sientes como algo propio, tú tendrás mayores probabilidades de mantenerte enfocado en el trabajo.

2. Elige un gran sillón y una mesa adecuada.

Muchas personas encuentran que el trabajo es físicamente agotador incluso si están sentados la mayor parte del tiempo.

No pierdas un tiempo precioso y evita distraerte por estar incomodo. Consigue una buena silla con un gran apoyo para la espalda; asegúrate de que tu escritorio o mesa de trabajo tenga el espacio suficiente. De esta manera puedes trabajar durante muchas horas y tu cuerpo y ojos no se estresaran.

3. Mantén tu escritorio organizado

Demasiadas cosas dentro del alcance de tu mano o encima de tu escritorio pueden llegar a ser realmente molestas. Para mantener la concentración en el trabajo sólo tienes que tener las cosas que necesitas perfectamente apiladas en el escritorio, pon el resto en otro sitio como en un cajón del escritorio o en estantes. Ten otra área para los alimentos y las bebidas, para tu bolso o cartera y para otros artículos personales.

Pero ten algunos a tu alcance como para que puedas tomar un poco de agua sin perder la concentración en lo que estás haciendo.

4. Organiza la computadora y evita posible distracciones

Esto es muy importante para las personas que utilizan el ordenador para trabajar: Ten accesos directos para todos los programas de uso habitual.

Pon en una sola carpeta todos los archivos relacionados con cada proyecto o tarea. A continuación, asegúrate de que tu ordenador este siempre libre de virus para evitar posibles revisiones y reparaciones molestas. Ejemplos como éstos son causas de estrés y pueden desvanecer tu interés en terminar las tareas.

5. Ten suficiente agua cerca

Beber agua no sólo es saludable sino que además te refresca. Una vez que sientas el primer signo de fatiga o hambre, un vaso de agua puede alejarlos. A continuación puedes terminar lo que estás haciendo y dejar el resto para un momento posterior. Además no todos los ruidos estomacales son signos de hambre y beber un vaso de agua por lo general se ocupa de ello.

Sólo asegúrate de tener agua al alcance de los brazos. De esta manera te mantienes concentrado en el trabajo en lugar de caminar para ir por ella y convertirte en una presa de las distracciones.

6. Trae algún bocadillo

Así como tienes cerca el agua, debes tener siempre a mano una comida que pudiera calmar un estómago que esta gruñendo. Motivado a que debes prestar toda tu atención en la tarea que estas realizando, comer dentro de tu área de trabajo no te expondrá a actividades no relacionadas. ¡Así que asegúrate de tener algunos aperitivos también al alcance de la mano!

7. Realiza una lista diaria de “cosas por hacer”

Siempre es útil tener una lista de tareas al lado de tu ordenador (o en cualquier otro lugar visible dentro del área de trabajo). Tenerlo en tu PC o en teléfonos móviles a menudo abre las puertas a la comprobación de otras cosas triviales o a responder a mensajes SMS sin importancia.

Así que pon tu lista de “tareas diarias” en un sitio donde siempre la puedas ver y ve tachando las tareas “hechas”. De esta manera no perderás tiempo buscando en que sitio lo has escrito.

8. Da prioridad a las tareas

La primera hora en el trabajo es cuando la mayoría de las personas son más productivas. Esto es así porque toda la energía que tienen aún no se ha gastado. Así que pon todas las tareas difíciles y desafiantes de tu agenda durante la primera hora. Siga después con los trabajos menos apremiante y luego termina con esas tareas rutinarias que encuentras aburridas.

Estos métodos te hacen mantener la concentración en el trabajo, sin tener que gastar un tiempo precioso en hacer tareas que no te gustan. Haz esto y no tendrás porque estresarte con proyectos importantes al final de la jornada laboral.

9. Deja que los demás sepan tus estrictas políticas personales

Si estás decidido a hacer que tu sistema de trabajo personal funcione, hazlo saber a los demás. Es probable que quieras quedarte solo en esas horas en las que estás centrado en un trabajo realmente importante. Cuando la gente de tu trabajo sabe que estás en tu “tiempo libre”, podrán plantearte preguntas y hablar durante esos períodos. A menos que haya un asunto muy urgente en la mano, ellos no deben molestarte mientras trabajas.

Después de todo, ellos quieren lo mismo.

10. Colócate los auriculares

En la mayoría de las oficinas existen fuentes de sonidos que pueden resultar molestas – como el aspirador del personal de limpieza, el carro del correo interno, los compañeros de trabajo hablando, los teléfonos sonando y los sonidos de las cosas arrojadas sobre el suelo. Protégete a ti mismo con unos auriculares para que puedas mantenerte enfocado en el trabajo. Los auriculares pueden alejar sonidos inesperados y otros que pueden hacer que tu mente divagué

11. Ponte ocupado, ausente… o se “invisible”

No todas las llamadas que recibas serán emergencias. Así que pon tu teléfono móvil en modo silencioso durante las horas en que tú realmente necesites toda la atención en tu trabajo. También puedes optar por activar el servicio de correo de voz.

En cuanto a la mensajería instantánea, establece el estado para indicar que estás “ocupado” o permanece “invisible” mientras trabajas. Si sigues recibiendo mensajes instantáneos entonces apaga el programa y enciéndalo más tarde, cuando tu tarea actual no sea tan apremiante.

12. Mantente alejado de las redes sociales

Estos sitios no están hechos para ser revisados todo el tiempo. Así que disciplínate para acceder sólo cuando tenga minutos libres.

Hay una fuerte probabilidad de que permanezcas mucho más tiempo de lo previsto debido a que hay algo nuevo, interesante y/o alegre que siempre están poniendo en la mayoría de las redes sociales. No sólo van a derrotar tu propósito de mantener la concentración en el trabajo, sino que además hay un montón de información que podría perturbar tu mente innecesariamente – como el estado de un amigo después de un rompimiento, etc.

13. Organiza tus emails

Otra actividad muy estresante y molesta es el correo electrónico. Seamos realistas: Tú recibes un montón de ellos. Probablemente una mezcla importante de correspondencia personal y de trabajo, promociones y actualizaciones de tus sitios y seguramente spam.

Una buena manera de evitar esto es tener una dirección de correo electrónico para el trabajo y otro para el correo personal. Ten los dos configurados para filtrar todos los mensajes de correo electrónico. Una vez que tengas un tiempo libre, consulta de nuevo tu correo y date de baja o bloquea esos remitentes con los cuales podrías vivir perfectamente sin ellos. A continuación, organiza los emails que te atenderás con calma más tarde. Eliminar el resto.

Por último, revisa tu correo electrónico sólo cuando hayas terminado con la tarea más importante del día. Asegúrate igualmente de limitar tu tiempo que pasas revisando con el correo electrónico.

14. Rediseña el uso del teléfono

Los teléfonos están para cuestiones importantes, charlar sobre la cita de la noche anterior es para hacerlo durante la larga pausa del almuerzo. Dicha norma te ayudará a mantenerte enfocado en el trabajo. También puedes solicitar a tus compañeros del trabajo que informen a las personas que te llaman por teléfono que le vas a devolver la llamada más tarde, esto es mejor que te estén tocando la espalda o te griten en cualquier momento que tienes una llamada. Una vez que hayas terminado con el trabajo, llámelos y siempre limita la conversación telefónica a unos cuantos minutos.

15. Elige una música adecuada

El punto de tener una música de fondo mientras estás trabajando es proporcionarte tranquilidad e inspiración. Para algunos, escuchar música aumenta su adrenalina por lo que pueden trabajar con mayor energía.

Pero no todos los tipos de música son agradables para todo el mundo y algunos no son adecuados para todos los estados de ánimo. Así que organiza tu biblioteca de música en consecuencia. Además de ayudarte a mantenerte concentrado en el trabajo, debes evitar que esta te distraiga. No hay nada más desagradable que escuchar de repente una música heavy metal después de una relajante música de jazz.

Consideraciones finales

Sólo recuerda que estás rodeado por eventos y personas en el trabajo que podrían cortar tu concentración. Puedes ayudar a mantener a raya estas distracciones y mantenerte enfocado en el trabajo con cualquiera de estos 15 consejos antes mencionados.

¿Tienes alguna otra manera de mantenerte concentrado en el trabajo? Compártelas en los comentarios de abajo.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

2 comentarios

  1. Y descansa un poco para poder concentrarte mejor, que tampoco es bueno trabajar todo el rato. Hacer unos estiramientos o alejar la vista del ordenador (si se utiliza) pueden ser algunas de estas ayudas. Eliminar distracciones y todo lo indicado.

  2. Bueno mi opinión sobre esta pagina es buena porque te ayuda a mantener concentrado en al trabajo ademas me gustaría aprender mas sobre estos ejemplos para mejorar mi concentración

Deja un comentario