25 cosas por las que deberías estar agradecido

1

Estar agradecido

“Mientras el río corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido.”
Publio Virgilio

Hay muchísimas cosas que están mal en la sociedad en la que vivimos. También existen muchas cosas sobre nosotros mismos que deseamos cambiar. En un intento por mejorar y cambiar nuestra sociedad, muchas veces nos olvidamos de estar agradecidos por las cosas que tenemos. Nos enfocamos tanto en lo negativo que lo positivo pierde su lugar en nuestros corazones. Aquí tienes una lista de algunas cosas por las que todos debemos estar agradecidos ya que la gratitud en sí misma es una virtud.

25 cosas por las que deberías estar agradecido

1. De tu vida

No importa cómo pienses que es tu vida, esta es un regalo. Muchas personas no tienen la oportunidad de llegar tan lejos como tú has llegado. Las enfermedades, la pobreza, las hambrunas y las sequías se cobran miles de vidas cada año pero tú tuviste suerte. Sé agradecido por tu vida.

2. De tu situación

Donde quieras que estés, si estás leyendo este artículo entonces ya te encuentras en una mejor situación que los cientos de millones de personas que luchan por comer dos veces al día. Sé agradecido por tu situación actual.

3. De tus amigos

Son la familia que elegiste. Piensa en todas las bromas tontas que habéis hecho, en los recuerdos vergonzosos por los que habéis pasado, en las llamadas telefónicas nocturnas y en el hecho de que siempre te respaldan. Sé agradecido por esa relación invaluable.

4. De tus padres

Ellos son tus mayores fans y tus críticos más honestos. Son los únicos seres que posiblemente podrían amarte más de lo que tú podrías amarlos. Estoy de acuerdo de que no todos los padres son geniales pero ellos eligieron darte vida. Agradece a tus padres por su apoyo, su aliento, por su fuerza y su amor eterno. Agradece por la oportunidad que te dieron de vivir.

5. De tu coraje

Has vivido mucho tiempo y has llegado muy lejos. Lo lograste a pesar de todos los dolores, de todas las decepciones y de los fracasos por los que has pasado. Sin embargo, aquí estás, vivo, motivado y preparado para seguir adelante. Recuerda estar agradecido con lo que sea que te dé la voluntad de arrastrarte fuera de la cama y enfrentarte al mundo.

6. De tener una mente sana

Tu mente es muy compleja, ella puede vagar a destinos desconocidos y, sin embargo, volver al presente en una fracción de segundo. Ella te mantiene esperando, soñando y pensando. Es en esencia una parte de lo que te hace ser tú. Sé agradecido por la capacidad de tu mente para contribuir a hacerte quien eres.

7. De tus sentidos

Por tocar, oler, ver y sentir toda la sensación hermosa que damos por sentado. Piensa en un día en que no pudieras sentir. Piensa en la miseria que sería si no pudieras degustar una comida. Piensa en la belleza que te perderías si no pudieras ver. Sé agradecido por tus sentidos que hacen que el mundo sea tan bonito.

8. De las cosas que amas

Todo lo que amas te da alegría. Se convierte en parte de ti y pueden hacerte sonreír o llorar fácilmente. Agradece su presencia y su efecto en tu vida.

9. De tus pertenencias

Tu bolso, tu ropa, tu sofá, tu mesa, todo lo que es tuyo tiene una historia. Incluso si es aburrido, sigue teniendo una historia. Cuando lo obtuviste, por qué lo conseguiste, cómo lo obtuviste, cuando lo usaste, cada pequeño detalle se abre camino para hacer tu vida más completa. Cada historia captura un momento en tu vida que nunca volverá. Sé agradecido por esos momentos escondidos en tus pertenencias.

10. De tus lágrimas

¿Recuerdas aquella vez que lloraste de alegría? ¿Esa vez cuando pensaste que no podías ser más feliz? ¿También recuerdas aquella noche terrible en la que pensaste que tu corazón no podía soportarlo más? Tus lágrimas dan testimonio de los mejores y peores momentos que has tenido. Sé agradecido por las emociones que tus lágrimas produjeron.

11. De tus errores

Un juicio nublado, una perspectiva errada, un comentario injusto, esa estúpida llamada telefónica. Algunos errores te fueron perdonados y otros no lo fueron. Algunos errores justificaban una respuesta y otros no. Cada error te ayudó a crecer, a aprender, a entender. Agradece la sabiduría que tus errores te permitieron.

12. De tus mentores

Ya sea tu familia, amigos, profesores o jefes, agradece a las personas que se tomaron el tiempo de sus vidas para ayudarte. Para hacerte sentir más competente y darte una lección de vida que nunca tuvieron. Esté agradecido por su orientación.

13. De tu felicidad

La felicidad es una mercancía mal entendida y a menudo mal citada. Ser amado es ser feliz, ser artista es ser feliz, caminar solo por un parque con tus pensamientos es ser feliz. La felicidad es como la definas. A muchas personas se les roba su felicidad porque a menudo intentan seguir la definición de alguien más. Esta es un bien muy raro hoy en día, uno que el mundo está luchando por poseer. Sé agradecido por tu felicidad.

14. De tus decepciones

Con cada decepción que encontraste, ya sea académica, emocional, física, artística o mental, te has vuelto un poco más fuerte. Sin embargo, esta decepción te entristeció temporalmente, te enseñó a superar la tristeza y volver a ser feliz. Sé agradecido por la fuerza que te dieron las decepciones.

15. De tu trabajo

Por todo el trabajo arduo que haces y por el trabajo que paga tu renta. Puede que aún no sea el mejor pero podría ayudarte a obtener algo mejor. Es una puerta que conducirá a otra. Es una puerta por la que tuviste que luchar para llegar. Se agradecido por esa puerta abierta.

16. De tus enemigos

Tus enemigos te enseñaron sobre el mundo de una manera en que ningún libro o reality show podría haber hecho. Te enseñaron a cómo luchar, a cómo ser sincero contigo mismo y, lo que es más importante, a cómo no debes ser. Sé agradecido a tus enemigos por mostrarte quién nunca quieres llegar a ser.

17. De tus maestros

Ellos te alentaron, te corrigieron, te motivaron y te aplaudieron sin pedirte nada a cambio. Algunos los amaste, otros no, pero todos te enseñaron algo. Sé agradecido por el tiempo y el esfuerzo que te dedicaron.

18. De tu cuerpo

Este es capaz de hacer muchas cosas. Agradece que tu cuerpo sea sensible, de que este sano y de que sea tuyo. Tu cuerpo es solo tuyo y por eso debes estar agradecido.

19. De tu dolor

Lo curioso del dolor es que cuando lo sientes, duele mucho pero cuando desaparece, no puedes recordar cómo se sintió. Tienes una idea de que te duele pero no de cuánto. Agradezca que todo haya terminado, que el dolor que alguna vez sentiste ya no existe. Y el dolor que sientes se desvanecerá lentamente. Agradece el dolor porque te introdujo en una mayor alegría después de que pasara.

20. De tus hermanos

Ellos son tus primeros y los últimos amigos. Tus compañeros en el crimen, tus hombros en la desesperación. Tus hermanos son lo mejor que te puede pasar. Ya sea una broma, un regalo de aniversario, una escapada al corazón o incluso planear un plan, siempre están ahí y siempre a tu lado. Sé agradecido por sus hermanos.

22. Del sol

Todos los días viene y difunde su luz sobre todos nosotros. Desinteresado y amable, su calidez se extiende en todas direcciones. Sé agradecido por el sol ya que sin él la comida no crecería y tu cuerpo no experimentaría su tierno calor.

22. De los arboles

Pregúntale a cualquier niño y ellos te dirán el por qué. Pero si no hay un niño cerca, déjame decírtelo. Los árboles hacen el mundo más bonito, nos dan frutos y purifican el aire. Agradece a los árboles desinteresados que nos permiten vivir tan bien.

23. De tus elecciones

Tus elecciones, buenas o malas, fueron solo tuyas. Tuviste la suerte de tener la oportunidad de hacer tu elección, de hacer lo que tu corazón deseaba y de poder elegir entre varias opciones. Tuviste suerte de que no fuera solo de una manera. Esté agradecido por la oportunidad de tomar tus propias decisiones.

24. De la electricidad

Hace calor, tenemos ventiladores, hace frío tenemos calentadores, imaginemos a los que no tienen nada. Agradezca que tiene electricidad para mimarte. No es un derecho, es un lujo.

25. Del agua potable

Sé agradecido por el agua que bebes. Por la facilidad de la disponibilidad de esa agua y la pureza del agua. Sé agradecido porque millones están muriendo porque no tienen agua. El agua también es un privilegio.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

1 comentario

  1. Hola, gracias por el post, es cierto son tanta cosas por las que tendríamos que estar agradecidos, pero muchas veces preferimos enfocarnos en todo lo malo, tenemos que tratar de que ejercitar el musculo del agradecimiento a tope hasta que nos salga agradecer las cosas de forma natural.

Deja un comentario