9 dudas que te harán perder el tiempo y te alejarán de tus metas

0

Dudas que te hacer perder el tiempo

“Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano.”
Henrik Johan Ibsen

Hay ciertas dudas que son buenas. Estas nos hacen parar y pensar detenidamente antes de hacer algo imprudente. Nos hacen reconsiderar cosas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Luego están las otras dudas que se deslizan sutilmente en nuestras mentes. Estas son las dudas que nos impiden alcanzar nuestras metas y que nos hacen titubear sobre lo que realmente podemos llegar a conseguir. Cuando surjan estas dudas, lo mejor que puedes hacer es contrarrestarlas con un plan de acción que niegue o ponga en tela de juicio dichas dudas. Aquí tienes hay nueve ejemplos de esto.

Dudas que te impiden que alcances tus metas

1. No tengo suficiente experiencia

La duda basada en la falta de experiencia puede ser contraproducente y hacerte caer en un círculo vicioso. Como no has hecho algo, no estás calificado para hacerlo y si no estás calificado para hacerlo, no debes hacerlo. Si todos vieran la falta de experiencia como un obstáculo insuperable, nadie haría nunca nada nuevo.

No te concentres en la experiencia que no tienes. En cambio, concéntrate en la experiencia que si tienes y que puedes moldear para ayudarte a lograr tus objetivos. No te preocupes por los años que no has pasado haciendo algo. Concéntrate en tu capacidad de aprender y adaptarte.

2. No tengo las habilidades adecuadas

“Las personas exitosas y no exitosas no varían mucho en sus habilidades. Varían en sus deseos para alcanzar su potencial.”
John Maxwell

Las habilidades son las herramientas que necesitas para hacer un trabajo correctamente y tener éxito en el trabajo que estás haciendo. Desafortunadamente, demasiadas personas crean dudas al evaluar injustamente sus habilidades o al subestimar su capacidad para adaptarse y aprender nuevas habilidades.

Sé proactivo y haz una lista de tus habilidades actuales. ¿Cómo puedes usarlas para lograr tus objetivos? ¿Qué puede hacer para ponerte al día con las nuevas habilidades que necesita adquirir?

3. La gente sigue diciéndome que no puedo hacerlo

Lo que dicen las demás puede convertirse en algo negativo. A las personas se les dice continuamente que no pueden hacer ciertas cosas y estas internalizan ese mensaje en su interior. En algunos casos, ciertos consejos pueden poseer una intención negativa. En otros pueden ser bien intencionados ya que generalmente estás destinados a salvar a alguien de tomar un riesgo demasiado grande. Desafortunadamente, sin importar la razón, el mensaje sigue siendo igual de dañino.

Sé selectivo acerca de con quién compartes tus objetivos y/o sueños. Necesitas personas que de verdad te apoyen y que te desafíen a que lo consigas. No necesitas personas que simplemente encuentren formas de desmotivarte.

4. Nadie está interesado en mis ideas

“Los hombres sabios confían en las ideas y no en las circunstancias.”
Ralph Waldo Emerson

Esta duda nace de un fracaso anterior o nace de la experiencia. De cualquier manera, hace que sea difícil perseguir nuevas metas o exponerte si crees que vas a ser ignorado o te encontrarás de frente contra una pared de ladrillos.

Recuerda que cada idea y cada audiencia para esa idea es nueva. Luego, dite a ti mismo que tus experiencias pasadas con la falta de recepción de tus pensamientos no son tu culpa, ni son culpa de aquellos que no se beneficiarán de tus ideas si no llegas a decir nada.

5. He cometido demasiados errores en el pasado

Si has cometido errores en el pasado, es normal dudar de tu capacidad para hacerlo bien en el futuro. Incluso puedes dudar si mereces o no el éxito. Puedes decirte subliminalmente que volverás a arruinar las cosas. Esta es la razón por la cual muchas personas caen en la rutina y no parecen poder salir nunca más.

Sigue recordándote a ti mismo que los errores del pasado no te definen. Piensa en ti mismo desde afuera mirando hacia adentro. ¿Le dirías a alguien más que no debería perseguir sus objetivos debido a fallas pasadas? ¡Por supuesto que no lo harías!

6. No tengo resistencia

“La fuerza y el crecimiento vienen sólo a través del esfuerzo y la lucha continua.”
Napoleon Hill

Trabajar para alcanzar tus objetivos y tratar de convertirte en una persona exitosa es un trabajo duro. Se necesita tanto resistencia mental como emocional, y puede ser fácil dudar si puedes continuar o no. Esto es especialmente cierto cuando estás agotado mental y emocionalmente.

Aquí hay algo a considerar. La cantidad de tiempo que pasas estresado y reflexionando sobre si puedes hacer o no algo puede causar un estrés más prolongado que si simplemente lo dejaras pasar. También puede tener un impacto grave a largo plazo y negativo en tu felicidad.

7. No es el momento adecuado

Puede ser fácil detener tu propio progreso simplemente convenciéndose de que no es el momento adecuado para hacer un movimiento. Después de todo, no hay un momento perfecto para hacer nada.

Trata de pensar en los beneficios de actuar ahora en lugar de esperar. Te sentirás mucho mejor al seguir adelante.

8. Es demasiado arriesgado

No hay nada de malo en ser reacio al riesgo y no hay nada de malo en evaluar una decisión para que tomes la mejor decisión posible. Sin embargo, si tiene tanta aversión al riesgo que permaneces congelado, eso es tan poco saludable como tomar riesgos innecesarios.

Evalúa tus riesgos y actúa con decisión. No asumas que el riesgo no vale la pena.

9. Siempre he dudado de mí mismo. ¿Por qué debería dejar de hacerlo ahora?

De acuerdo, la gente probablemente no se diga esto a sí misma, pero es cierto que la duda puede volverse algo habitual. Las personas pueden acostumbrarse tanto a cuestionar sus decisiones y estar tan seguros de que van a fallar que inconscientemente predicen el fracaso incluso antes de intentarlo.

Si te encuentras cayendo presa de esta versión instintiva de la duda, debes recordarte que este sentimiento inicial no se basa en la lógica, sino en el hábito. Luego, continúa empujando hacia adelante hasta que logres tus objetivos.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario