7 excusas negativas que tienes que eliminar de tu vida

0

Excusas negativas

“Una vez que creemos en algo, esa creencia suele acompañarnos durante el resto de nuestras vidas, a no ser que la pongamos a prueba.”
Richard Gillett

Todos somos culpables de algún grado de autoengaño, algunos más que otros.

¿Por qué?

¡Porque todos somos humanos!

Afortunadamente para nosotros es posible vencer cualquier tipo de comportamiento que sabotee nuestro propio progreso. Pero el primer paso para resolver cualquier problema es admitir que hay uno.

Y el gran problema que tenemos es que nos mentimos a nosotros mismos.

Mentir acerca de nuestros comportamientos, pensamientos y acciones no nos permitirá conseguir lograr absolutamente nada de lo que deseamos.

¿Puedes imaginar una vida sin autoengaño? ¿Cuánto más en paz estaríamos con nosotros mismos y el mundo? No solo podríamos lograr mucho más sino que podríamos también amarnos a nosotros mismos y a los otros mucho más.

Podemos y debemos imaginar una vida así. Incluso hay mejores noticias: podemos tener una vida así.

¡Todo se reduce a nuestra disposición a desvincularnos del autoengaño! Para iniciarnos en el bello camino hacia la liberación, describiré algunas de las mentiras más populares que nos contamos a nosotros mismos.

7 frases negativas para dejar de decirnos a nosotros mismos en este momento

1. “No tengo suficiente tiempo”

Cuando se trata de autosabotaje, la procrastinación es el rey. ¿Por qué? Porque la procrastinación es la brecha entre la intención y la acción y es en esta brecha que opera el yo. El comportamiento negativo radica en no cerrar dicha brecha.

“El tiempo es algo creado. Decir: ‘No tengo tiempo’, es como decir: ‘No quiero’.”
Lao Tzu

Solución: Las personas postergan las cosas por una y solo razón: piensan demasiado las cosas a futuro. ¿Mi consejo? Solo comienza la tarea. Pronto te darás cuenta de que las cosas no son tan difíciles como pintan. Por otro lado, el visualizar los beneficios de completar esa actividad o tarea puede servirte como motivación.

2. “No puedo vivir sin (X)”

Completa la “X” con lo que quieras.

A menos que la “X” sea oxígeno, agua o comida, dicha afirmación no es verdadera. Nosotros podemos vivir sin cosas, de hecho hay un término para este tipo de abnegación: se llama resiliencia.

Nuestro cerebro es un órgano maravilloso, mágico y súper inteligente. También es el rey del drama. El cerebro reacciona de forma exagerada a cualquier cosa a menos que lo entrenemos de otra forma.

Nos dedicaremos al autoengaño sin darnos cuenta. Vamos a encontrar excusas sin saberlo. “Necesitaremos” algo sin realmente necesitarlo.

Solución: Lee sobre el minimalismo. Créeme que puedes vivir con muchas menos personas y cosas de lo que piensas.

3. “¡Es muy difícil!”

Hablando de nuevo del cerebro, otro de sus trucos favoritos es intentar hacerte creer que eres incapaz de algo.

Usemos la infame resolución de año nuevo como ejemplo: cuando tocan las campanadas de las 12:00 indicando el nuevo año, tú te comprometes con algún objetivo. Felizmente celebras con tus amigos y tal vez con una copa de champán o tal vez seis.

Pasan unos días, semanas o meses y nos damos por vencidos ya que es “Es muy difícil”.

Solución: la mayoría de nosotros no renunciamos a algo por capricho. En muchos casos, nos castigamos a nosotros mismos por los errores que hemos cometido en el camino hasta que ya no podamos aceptar la situación.

Es importante darse cuenta de que los errores suceden (somos humanos, ¿recuerdas?). Tus errores de juicio no son más que desvíos. Eventualmente alcanzarás tu objetivo… ¡si no te rindes!

4. “Me sentiré como un idiota”

Uno de los mayores temores que muchos de nosotros tenemos es el miedo al rechazo. ¿Cómo alguien es rechazado? Por lo que piensa, hace o dice.

Observa a algunas de las personas más veneradas a lo largo de la historia. La mayoría de estos individuos fueron fuertemente criticados y ridiculizados por nada más que ser ellos mismos.

Solución: Realiza lo que tienes que realizar simplemente. A menos que seas una celebridad, la mayoría de la gente está demasiado envuelta en sus mundos internos como para prestarte mucha atención. La verdad es que nuestra mente nos engaña para pensar que estamos siendo criticados cuando de hecho, ¡a nadie le importa!

5. “No soy lo suficientemente fuerte”

¿Qué es fuerza interior? Fuerza interna es “La fuerza de voluntad, la autodisciplina, la persistencia, la capacidad de concentración y la mentalidad”.

A pesar de la creencia popular, nadie nace con fuerza interior. Tampoco se nace con “coraje interior” ni con “resistencia”. Todo lo contrario. La fuerza interna real es simplemente dejar ir la ira, las ansiedades y el estrés.

Solución: Buda dijo una vez: “La mente es todo, nos convertimos en lo que pensamos”. Si pensamos en la paz, la armonía, la aceptación y la autodisciplina, encarnaremos esas cosas. Considera estudiar alguna forma de meditación.

6. “Lo haré pero no hoy.”

Si alguna vez trabajaste en ventas, habrás escuchado varias variaciones de esta declaración muchas veces. El 99 por ciento de los clientes que pronuncian estas palabras nunca más vuelven a verse, ni vuelves a saber nada o compran algo.

Jim Rohn dijo una vez: “Si realmente quieres hacer algo, encontrarás la manera. Si no lo haces, encontrarás una excusa.”

“Hoy no” es contraproducente. “Hoy no” es en la mayoría de las ocasiones es una excusa”.

Solución: evalúe las razones por las que estás evitando algo. ¿Son razones legítimas (enfermedad, agotamiento, etc.) o son impulsos disfrazados de pensamientos racionales?

Se honesto contigo mismo. Si sabes que tu respuestas es la última opción de la pregunta anterior, vuelve a enfocar suavemente tu atención y comienza poco a poco. ¡Estarás listo en poco tiempo!

“No esperes por el momento preciso. Empieza ahora. Hazlo ahora. Si esperas por el momento adecuado, nunca dejarás de esperar.”
Jasmine Gillman

7. “El mundo está en mi contra”

Para ser justos, todos hemos pensado esto en un momento u otro. Después de todo, la vida puede ser difícil.

A veces hay una persona en tu contra; alguien que quiere robar tu felicidad y hacerte miserable.

La pregunta que debemos hacernos es: “¿Lo permitiré?”

“Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”
Eleanor Roosevelt

Solución: Aunque nuestras circunstancias pueden no permitirnos a veces apreciar o darnos cuenta de esto, sigue siendo un hecho…

La felicidad viene de adentro.

Cuando tomamos la decisión consciente de observar y apreciar con regularidad la abundancia de la vida: familia, amigos, salud, amor, naturaleza, etc., cambiaremos nuestra mentalidad. Podemos experimentar dolores al crecer por el camino de la vida pero si nos mantenemos conscientes de este hecho, se convertirá en parte de nosotros.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario