Planifica un fin de semana para mejorar tu salud mental y eliminar el estrés

0

Descansa y elimina el estrés

“La primera riqueza es la salud.”
Ralph Waldo Emerson

¿Sabes una cosa? El uso de dispositivos electrónicos que realzan la vida tales como los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles no han cambiado el hecho de que tú tienes muchas responsabilidades y tareas que hacer todos los días. Y con sólo veinticuatro horas disponibles, tú intentas hacer todo lo posible para aprovechar al máximo cada una de esas horas.

Eso sería fácil si sólo tuviéramos una máscara que usar en la vida pero no es así. Tú eres padre, compañero, trabajador, estudiante y amigo de mucha, mucha gente. Todos estas mascaras suelen encajar bien y lo sueles llevar con orgullo.

Sin embargo, hay días en que te sientes un poco abrumado e incómodo. Días en los que la necesidad de tener un tiempo de inactividad es abrumadora y en los que deseas hacer cosas que traigan alegría a tu vida. Cuando el tiempo para descansar y vigorizar el cuerpo ha llegado, debes programar un fin de semana para poder recuperar tu salud mental y eliminar el estrés acumulado. Debes dejar todos tus deberes en una esquina y tomar un descanso para restablecer parte de la calma perdida y comenzar a enfocarte en tu vida.

1. Haz de ti mismo una prioridad.

Con demasiada frecuencia los otros reciben toda nuestra atención y termínamos olvidándonos de nosotros mismos. Agenda un tiempo para ti mismo y protege esa especie de cita con mucho cuidado, como si fuera un examen médico o una reunión con un cliente. No respondas al teléfono móvil. Desconecta todos los dispositivos electrónicos. Si tienes niños pequeños y sólo puedes tomarte unas horas o un solo día, hazlo. Si eres un ejecutivo muy ocupado, cierra simplemente la puerta de tu oficina y descansa durante unos minutos. Dile a tu familia, amigos y a todos los demás que no estás disponibles durante ese tiempo. No te sientas culpable y no cedas ante las presiones externas, date ese tiempo para acostumbrarse a la libertad de estar solo contigo mismo.

2. Vístete con ropa cómoda.

Ese es el momento de relajarse y estar cómodo. Sácate esos zapatos. Usa ropa que te haga sentir que es la hora de relajarte y con el único propósito de tomarlo todo con calma. Usa esos pijamas que te dio tu tía hace unos años. Si tienes esa misma sensación con unos pantalones vaqueros y una camiseta, ve a por ello. Vístete en favor de ti mismo y no de otros.

3. Calienta tu alma.

Elige centrarte en una actividad que te cree una alegría en el alma. Siéntate y ve películas clásicas, sube el volumen de tu música favorita o pinta un paisaje en acuarela. Comienza un diario, practica un instrumento musical o toma un baño de burbujas. ¿Te perdiste el episodio más reciente de tu serie favorita? Ve y véala ahora. Elijas lo que elijas sentirás que tu alma se reconforta.

4. Come de forma simple.

Los alimentos deben ser de bajo perfil y relajantes. Las frutas frescas y las ensaladas son comidas ligeras y sencillas de comer en pocos minutos. Utiliza tu creatividad para ver cómo puedes preparar los alimentos que ya tienes en la nevera. Ahorra tu energía para las actividades que te harán sentir lleno de energía y recargado. Deja los platos sucios para otro día.

5. Divierte.

Ese fin de semana que has programado tiene que ser para solo para ti. Este debe generarte un espíritu positivo y fuertes sentimientos de alegría.

  • No debería ser una tarea
  • No debería ser otro elemento para tachar de tu lista de cosas por hacer.
  • No debería crearte frustración o decepción

Se pueden lograr muchas cosas en un fin de semana mediante el uso de estos sencillos  pero efectivos puntos para desahogarte de una vida ocupada. Después vas a regresar a tus actividades regulares con un enfoque renovado y con vigor, listo para recuperar todos los deberes que has dejado apartados en una esquina y listo para enfrentarte al mundo otra vez.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario