34 frases de Florence Nightingale sobre la enfermería y la vida

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Frases de Florence Nightingale

Florence Nightingale nació el 12 de mayo de 1820 en Florencia, Italia. Ella es legendaria por miles de razones las cuales incluyen la mejora de las condiciones sanitarias en un hospital británico durante la guerra de Crimea (reduciendo significativamente el recuento de muertes), impulsando la reforma sanitaria mundial a través de sus escritos y sentando las bases de la profesionalización de la enfermería con el establecimiento en 1860 de su escuela de enfermería en el hospital Saint Thomas de Londres.

Cuando Florence inicialmente les dijo a sus padres Frances y William Shore Nightingale que ella quería ser enfermera, ellos se lo prohibieron rotundamente – especialmente porque eran pudientes y querían que se casara con un hombre rico y no que buscara un trabajo como enfermera, ya que en la era Victoriana esto estaba mal visto.

A pesar de las enojadas objeciones de sus padres, se inscribió en el Hospital Luterano del Pastor Fliedner en Kaiserswerth, Alemania como estudiante de enfermería en 1844. Durante la Guerra de Crimea, Nightingale trabajó constantemente en un hospital británico, lo que le valió el sobrenombre del “Ángel de Crimea” y “la Dama de la lámpara” (porque hacía visitas nocturnas para atender a los pacientes mientras llevaba una lámpara).

Nightingale dedicó el resto de su vida a promover el establecimiento y el desarrollo de la enfermería como profesión y a organizarla en su forma moderna. Fue la primera mujer admitida en la Royal Statistical Society británico y es miembro honorario de la American Statistical Association. Su trabajo fue la fuente de inspiración de Henri Dunant, fundador de la Cruz Roja y autor de las propuestas humanitarias adoptadas por la convención de Ginebra.

Hasta el día de hoy todavía es venerada como una heroína y es por eso que ella es inspiradora. Florence Nightingale superó todo lo que la vida le arrojó, desde la desaprobación de sus padres hasta las terribles condiciones de los hospitales de guerra y consiguió superar todos esos obstáculos y cumplir su verdadero propósito en la vida como enfermera.

Nightingale murió el 13 de agosto de 1910 a los 90 años.

Frases de Florence Nightingale sobre la enfermería y la vida

Aquí tienes las mejores frases de Florence Nightingale:

1.

“Atribuyo mi éxito a esto: Yo nunca di ni acepté ninguna excusa.”

2.

“Nunca pierdas la oportunidad de comenzar algo sin importar lo pequeño que sea. Pues es maravilloso ver que con frecuencia la semilla de mostaza germina y echa raíces.”

3.

“Creo que los sentimientos se pierden en las palabras; estos deberían destilarse en acciones que produzcan resultados.”

4.

“Si no hubiera nadie descontento con lo que tiene, el mundo nunca alcanzaría algo mejor.”

5.

“Prefiero diez veces morir en el mar, nadando hacia un nuevo mundo que quedarme quieta en la playa con los brazos cruzados.”

6.

“Es muy poco lo que se puede hacer bajo el espíritu del miedo.”

7.

“Vive la vida mientras la tengas. La vida es un regalo espléndido, no hay nada pequeño en ella.”

8.

“Estoy convencida de que los héroes más grandes son aquellos que cumplen con sus deberes diarios y sus asuntos domésticos mientras el mundo va girando como una peonza enloquecida.”

9.

“Si pudiéramos ser educados dejando al margen lo que la gente piense o deje de pensar, y teniendo en cuenta sólo lo que en principio es bueno o malo, ¡Qué diferente sería todo!”

10.

“Para entender los pensamientos de Dios debemos estudiar las estadísticas, dado que éstas son las medidas de su voluntad.”

11.

“Educar no es enseñar al hombre a saber, sino a hacer.”

12.

“A veces hombres y mujeres benevolentes cometen errores crueles en asuntos de negocios sobre los cuales no saben nada y piensan que saben mucho.”

13.

“Las mujeres anhelan una educación que les enseñe a enseñar, que les enseñe las reglas de la mente humana y cómo aplicarlas.”

14.

“Ningún hombre, ni siquiera un médico, ha dado alguna vez una mejor definición de lo que una enfermera debería ser: ¡Devota y obediente! Es la misma definición que sería aplicable a un portero, e incluso podría serlo también para un caballo.”

15.

Hay que realizar ensayos, hay que emprender esfuerzos; algunos cuerpos tienen que caer en la brecha para que otros pasen sobre ellos.

La Dama de la lámpara

Florence Nightingale fue conocida como La Dama de la lámpara

16.

“Nadie puede imaginarse los horrores de la guerra. No son las heridas, la sangre, la fiebre, las erupciones, la disentería aguda y crónica, el frío, el calor ni el hambre. Son la intoxicación, la ebriedad, la brutalidad y la desmoralización que revelan los grados inferiores y los celos, mezquindades, indiferencia y el egoísmo brutal de los superiores.”

17.

“Lo que importa no es lo que nos haga el destino sino lo que nosotros hagamos con él.”

18.

“Estar a cargo no es hacer todo por ti mismo ni delegar responsabilidades a un número de personas. Es asegurarse de que cada persona cumpla con la responsabilidad que se le ha encargado.”

19.

“Aunque desde el punto de vista intelectual se ha dado un paso adelante, desde el punto de vista práctico no se ha progresado. La mujer está en desequilibrio. Su educación para la acción no va al mismo ritmo que su enriquecimiento intelectual.”

20.

“El primer requisito en un hospital es que no debes hacerles daño a los enfermos.”

21.

“Si usted no es capaz de adquirir el hábito de la observación de una manera u otra, mejor renuncie a ser enfermera porque no es su vocación, sin importar cuán ansiosa esté por serlo.”

22.

“Si tuviera que decir algo sobre mi vida, diría que soy una mujer con habilidades ordinarias que ha sido guiada por Dios a través de caminos extraños y poco comunes para cumplir con su voluntad.”

23.

“Tengo una naturaleza moral y activa, que requiere satisfacción y eso no lo encontraría si pasara la vida en compromisos sociales y organizando las cosas domésticas.”

24.

“La enfermería pone al paciente en las mejores condiciones para que la naturaleza pueda sanar las heridas.”

25.

“Aprehensión, incertidumbre, espera, expectación, miedo a lo desconocido, hacen al paciente más daño que cualquier esfuerzo. Recuerda que está cara a cara con su enemigo todo el tiempo.”

26.

“Podemos decir con seguridad que no es que el hábito de la correcta observación por sí misma lo que nos hará enfermeras útiles, sino que sin ella seremos inútiles aun con toda nuestra devoción.”

27.

“Para los enfermos es importante tener lo mejor.”

28.

“He visto hermanas de profesión, mujeres que ganaban dos o tres guineas a la semana, limpiando el piso de rodillas porque consideraban que las habitaciones no eran aptas para sus pacientes.”

29.

“Es el resultado no calificado de toda mi experiencia con los enfermos que después de su necesidad de aire fresco, es su necesidad de luz; que después de estar en una habitación cerrada, lo que más les duele es una habitación oscura y que no es solo la luz sino la luz directa del sol lo que quieren.”

30.

“La observación indica cómo está el paciente; la reflexión indica qué hay que hacer; la destreza práctica indica cómo hay que hacerlo. La formación y la experiencia son necesarias para saber cómo observar y qué observar; cómo pensar y que pensar.”

31.

“La cirugía remueve la bala de la extremidad, y así elimina una obstrucción a la cura. Pero es la naturaleza la que sana la herida.”

32.

“Si una enfermera se niega a ayudar a un paciente porque ‘no es asunto de ella’, entonces debo decir que la enfermería no es su vocación.”

33.

“La lección más importante que se le puede dar a una enfermera es enseñarle qué observar, cómo observar, cuáles síntomas indican mejoras y cuáles lo contrario, cuáles son de importancia y cuáles no, cuáles reflejan negligencia.”

34.

“El alivio y bienestar que experimenta el enfermo después de que su piel ha sido cuidadosamente lavada y seca son una de las observaciones más habituales que se hacen junto a su lecho. Pero no se puede olvidar que el bienestar y el alivio que se han obtenido así no lo son todo. De hecho no son más que una señal de que los poderes vitales han sido aliviados, al suprimir algo que los oprimía. Por consiguiente, la enfermera jamás debe aplazar la atención de la limpieza personal de su paciente con el pretexto de que todo lo que se va a conseguir es un poco de alivio, el cual puede obtenerse exactamente igual o más tarde.”

¿Qué frases de Florence Nightingale son tus favoritas? Cuéntanos en la sección de comentarios a continuación.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Acerca del Autor

Creador del blog éxito y superación personal y del libro Camino a la superación. Aunque desde pequeño siempre tuvo inquietud por los temas relacionados con la transformación y la superación personal no fue hasta hace unos años cuando decidió retomarlo y convertirse en un estudiante activo del campo de la psicología positiva, la motivación, el éxito y la búsqueda de la felicidad.

Deja un comentario

Compartir6
Twittear2
Pin2