75 frases de San Francisco de Asís patrón de los ecologistas

0

frases de San Francisco de Asís

Colección de frases de San Francisco de Asís quien fue conocido por su amor por los animales y la naturaleza.

San Francisco de Asís fue un fraile católico, diácono y predicador quien abandonó una vida de riqueza por una vida dedicada al cristianismo. A pesar de que no haber vivido hasta los 50 años, su obra tuvo un impacto duradero en el mundo, tanto es así que fue canonizado como santo pocos años después de su fallecimiento.

Fue fundador de la Orden franciscana y de la Orden de las Mujeres de Santa Clara. Francisco es una de las figuras religiosas más veneradas de la historia además de ser el santo patrón de los animales y el medio ambiente.

Aunque algunos pensaron que quizás estaba un poco “loco” porque predicaba incluso a los animales, también hubo muchas personas que se sintieron atraídas por el mensaje que compartió. Disfruta estas frases de San Francisco de Asís.

75 frases de San Francisco de Asís

1. “Comienza haciendo lo necesario; luego haz lo posible y de repente estarás haciendo lo imposible.”

frases de San Francisco de Asís

2. “Un rayo de sol es suficiente para ahuyentar a muchas sombras.”

frases de San Francisco de Asís

3. “La alegría espiritual surge de la pureza del corazón y la perseverancia en la oración.”

frases de San Francisco de Asís

4. “Toda la oscuridad en el mundo no puede apagar la luz de una sola vela.”

frases de San Francisco de Asís

5. “Por encima de la gracia y regalos que Cristo da a sus amados, está el superarse a uno mismo.”

frases de San Francisco de Asís

6. “Las obras que haces pueden ser el único sermón que algunas personas escucharán hoy.”

7. “He sido todas las cosas impías. Si Dios puede obrar a través de mí, puede obrar a través de cualquiera.”

8. “Donde haya injuria, déjame sembrar perdón.”

9. “El que trabaja con sus manos, su cabeza y su corazón es un artista.”

10. “¿Qué tienes que temer? Nada. ¿A quién tienes que temer? A nadie. ¿Por qué? Porque quien ha unido fuerzas con Dios obtiene tres grandes privilegios: omnipotencia sin poder, embriaguez sin vino y vida sin muerte.”

11. “Es muriendo como se resucita a la vida eterna.”

12. “Los animales son mis amigos y yo no me como a mis amigos.”

13. “Señor, hazme un instrumento de tu paz. Donde haya odio, déjame sembrar amor. Donde haya dolor, perdón; donde hay duda, fe; donde hay desesperación, esperanza; donde hay oscuridad, luz y donde hay tristeza, felicidad.”

14. “Dios, ilumina las tinieblas de mi corazón y dame una fe recta, una esperanza segura, una caridad perfecta, sentido y conocimiento, para que pueda cumplir tu santo mandamiento.”

15. “Donde hay caridad y sabiduría, no hay temor ni ignorancia.”

16. “Dichoso quien no tiene más gozo y alegría que las palabras y obras del Señor.”

17. “Padre Celestial, tú creaste todas las cosas para tu gloria y nos hiciste mayordomos de esta criatura. Si es tu voluntad, devuélvele la salud y la fuerza. Bendito eres, Señor Dios, y santo es tu nombre por los siglos de los siglos.”

18. “Amad a vuestros enemigos y haced el bien a aquellos que os odian.”

19. “Nuestras manos se empapan como raíces, así que las coloco sobre lo bello de este mundo. Y los doblo en oración para atraer la luz del cielo.”

20. “Allí donde reinan la quietud y la meditación, no hay lugar para las preocupaciones ni para la disipación.”

21. “Dios requiere que ayudemos a los animales cuando necesitan nuestra ayuda. Cada ser (humano o criatura) tiene el mismo derecho de protección.”

22. “La verdadera enseñanza que transmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos.”

23. “Amor, pobreza, obediencia, forman el pórtico a través del cual penetra la voluntad divina en el corazón libre del hombre comunitario, en cuyo espacio vital crece y se desarrolla mejor el reinado del amor que es el Reino de Dios en la tierra.”

24. “Si existen hombres que excluyen a cualquiera de las criaturas de Dios del amparo de la compasión y la misericordia, existirán hombres que tratarán a sus hermanos de la misma manera.”

25. “La tentación vencida es, en cierto modo, el anillo con el que el Señor predica.”

26. “Un gato ronroneando en tu regazo es más curativo que cualquier droga en el mundo, ya que las vibraciones que estás recibiendo son de puro amor y alegría.”

27. “¿Lo llamas pecado porque amo al perro por encima de todo? El perro se quedó conmigo en la tormenta, el hombre, ni siquiera en el viento.”

28. “Hemos sido llamados para curar las heridas, para unir lo que se ha venido abajo y para llevar a casa a los que han perdido su camino.”

29. “Alabado seas, mi Señor, de nuestra hermana Madre Tierra, que nos sostiene y gobierna, y produce diversos frutos con flores y hierbas de colores.”

30. “Es siervo fiel y prudente el que por cada culpa que comete, se apresura a expiarlas: interiormente, por la contrición y exteriormente por la confesión y la satisfacción de obra.”

31. “Alabado seas, oh mi Señor, por el hermano viento, por el aire, las nubes y todo el clima a quien da sustento a todas las especies.”

32. “La oración nos hace próximos a Dios, aunque Él siempre es próximo a nosotros.”

33. “Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor, y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz, porque de ti, Altísimo, coronados serán.”

34. “La sabiduría se consigue a base de experiencia y lecciones aprendidas.”

35. “Sobre toda la gracia y los dones que Cristo da a su amado está el de superarse a sí mismo.”

36. “Si tú, siervo de Dios, estás preocupado, debes recurrir inmediatamente a la oración y postrarte ante el Señor hasta que te devuelva la alegría.”

37. “Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas, especialmente en el hermano sol, por quien nos das el día y nos iluminas. Y es bello y radiante con gran esplendor de ti, Altísimo.”

38. “El diablo se alegra, sobre todo, cuando logra arrebatar la alegría del corazón del servidor de Dios.”

39. “Creo que Tú, oh Jesús, estás en el Santísimo Sacramento. Te amo y te deseo. Entra en mi corazón. Te abrazo Oh, nunca me dejes. Que el ardiente y dulce poder de Tu amor, oh Señor Jesucristo, te suplico, absorba mi mente para que pueda morir por el amor de Tu amor, Quienes se complacieron en morir por amor de mi amor.”

40. “Ama de veras a su enemigo el que no se duele de la injuria que se le hace, sino que, por el amor de Dios, se requema por el pecado que hay en su alma.”

41. “Te adoramos a ti, santísimo Señor Jesucristo, aquí en todas tus iglesias, que están en el mundo entero, porque por tu santa cruz redimiste al mundo.”

42. “Luchemos por alcanzar la serenidad de aceptar las cosas inevitables, el valor de cambiar las cosas que podamos y la sabiduría para poder distinguir unas de otras.”

43. “Nuestras acciones son nuestras; sus consecuencias pertenecen al cielo.”

44. “Yo necesito pocas cosas y las pocas que necesito, las necesito poco.”

45. “Entretenerse en buscar defectos al prójimo es prueba suficiente de que no se ocupa de los suyos propios.”

46. “Mientras que estás proclamando la paz con tus labios, ten cuidado de albergarla también en tu corazón.”

47. “Hemos sido llamados a sanar heridas, a unir lo que se ha derrumbado y a traer a casa a los que se extraviaron.”

48. “El servidor de Dios debe brillar por su vida y santidad.”

49. “No todos pueden abandonar sus posesiones, pero al menos pueden cambiar su actitud hacia ellas. Todo consigues te separa de los demás; todo lo que das te une a los demás.”

50. “La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos.”

51. “Todo el bien que hagamos, hay que hacerlo por amor a Dios, y el mal que evitemos hay que evitarlo por amor de Dios.”

52. “Recuerda que cuando dejes esta tierra, no podrás llevarte nada de lo que hayas recibido, solo lo que hayas dado: un corazón lleno, enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el valor.”

53. “La alegría que llena el corazón de la persona espiritual destruye el veneno mortal de la serpiente.”

54. “Los hombres pierden todas las cosas materiales que dejan atrás en este mundo, pero llevan consigo la recompensa de su caridad y las limosnas que dan. Por estos, recibirán del Señor la recompensa que se merecen.”

55. “La pobreza acompañó a Cristo en la cruz, fue sepultada con Cristo en la tumba, y con Cristo resucitó y ascendió al cielo.”

56. “La pobreza es la virtud divina por la cual todo lo terrenal y transitorio es pisoteado, y por la cual todos los obstáculos se retiran del alma para poder entrar libremente en unión con el Señor Dios eterno.”

57. “Les ruego que muestren la mayor reverencia y honor posibles por el Santísimo Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, por quien todas las cosas, ya sea en la tierra o en el cielo, han sido traídas a la paz y reconciliadas con el Dios Todopoderoso.”

58. “No debemos nunca desear estar por encima de los demás. Por el contrario, debemos ser siervos sumisos a todo ser humano, por el bien de Dios.”

59. “El verdadero progreso es en voz baja, de manera persistente y sin previo aviso.”

60. “Predica el evangelio en todo momento, y cuando sea necesario, utiliza las palabras.”

61. “Bienaventurado el siervo a quien lo encuentran en medio de sus inferiores con la misma humildad que si estuviera en medio de sus superiores.”

62. “Los demonios no son los que te han crucificado, eres tú quien con ellos te has crucificado y te sigues crucificando todavía, deleitándote en los vicios y en los pecados.”

63. “Al igual que algunos animales se alimentan de otros para subsistir, Dios le dijo al hombre que podía tomar los animales que necesitara solo hasta encontrar una mejor solución, no para caprichosos vestidos o hacerlos sus esclavos o entretenimiento.”

64. “Les ruego que muestren la mayor reverencia y honor posibles por el Santísimo Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, a través del cual todas las cosas, ya sea en la tierra o en el cielo, han sido traídas a la paz y reconciliadas con el Dios Todopoderoso.”

65. “Dios creó a todas las criaturas con amor y bondad, grandes, pequeñas, con forma humana o animal todos son hijos del Padre y fue tan perfecto en su creación que dio a cada uno su propio entorno y a sus animales un hogar lleno de arroyos, árboles y prados hermosos como el propio paraíso.”

66. “Espíritus malignos y falsos, haced en mi todo lo que queráis. Sé bien que no podéis hacer más de lo que permita la mano del Señor. Por mi parte, estoy dispuesto a sufrir con mucho gusto todo lo que él deje.”

67. “Dios creó a todas las criaturas con amor y bondad, grandes, pequeñas, con forma humana o animal todos son hijos del Padre y fue tan perfecto. De nada sirve caminar a cualquier parte para evangelizar al menos que nuestro camino sea nuestro evangelio.”

68. “Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal, de la cual ningún hombre viviente puede escapar. Ay de aquellos que mueran en pecado mortal. Bienaventurados a los que encontrará en tu santísima voluntad porque la muerte segunda no les hará mal.”

69. “El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote.”

70. “Bienaventurado el siervo que ama a su hermano tanto cuando está enfermo e inútil como cuando está bien y le sirve. Y bienaventurado el que ama a su hermano tanto cuando está lejos como cuando está a su lado, y quien no diría nada a sus espaldas que no pudiera, enamorado, decir delante de su rostro.”

71. “Que el poder de tu amor, Señor Cristo, ardiente y dulce como la miel, absorba nuestros corazones para alejarlos de todo lo que está debajo del cielo. Concede que estemos listos para morir por el amor de tu amor, como tú moriste por el amor de nuestro amor.”

72. “La santa obediencia destruye la egolatría y mitiga la fuerza del propio yo, mantiene el cuerpo mortificado para obedecer al espíritu y al hermano y está sujeto y sometido a todos los hombres que hay en el mundo, y no únicamente a solos los hombres, sino también a todas las bestias y fieras, para que puedan hacer de él todo lo que quieran, en la medida en que les fuere dado desde arriba por el Señor.”

73. “Oh divino Maestro, concédeme que no busque tanto ser consolado como consolar; ser entendido como entender; ser amado como amar. Pues es al dar cuando recibimos; al perdonar se nos perdona; y es muriendo cuando nacemos a la vida eterna.”

74. “Señor, ayúdame a vivir este día en silencio y de forma fácil. A apoyarme en tu gran fuerza, con confianza y tranquilidad. A esperar el desarrollo de tu voluntad con paciencia, con serenidad. A encontrarme con otros de forma pacífica y con alegría. A enfrentar el mañana con confianza y con valentía.”

75. “Esté atento en el final de la vida. No olvides tu propósito y destino como criatura de Dios. Lo que eres a sus ojos es lo que eres y nada más. Recuerda que cuando dejes esta tierra, no puedes tomar nada de lo que has recibido, sino solo lo que has dado; un corazón lleno, enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el coraje.”

¿Qué aprendiste de frases citas de San Francisco de Asís”

Sus citas pueden motivarte a actuar, brindarte información o aliento e incluso ayudarte a sentir que no estás tan solo con tus pensamientos y creencias.

Hay una razón por la que la gente se sintió atraída por lo que compartió y por qué todavía estamos leyendo sus frases casi 800 años después. Tómese el tiempo para leerlos y encontrar las razones por las que cree que estas palabras se han recordado a lo largo de los siglos.

¿Tienes alguna otra frase inspiradora para agregar? Háganos saber en la sección de comentarios a continuación.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario