50 frases de Thomas Merton que te harán amar la vida

0

frases de Thomas Merton

De un hombre que fue considerado algo adelantado a su tiempo, estas frases de Thomas Merton te ofrecerán una profunda sabiduría sobre la vida.

Thomas Merton era un hombre que tuvo mucho conocimiento. Fue monje, sacerdote, teólogo, poeta, escritor, activista social y mucho más. Merton aprendió sobre las diferentes religiones, las estudió, se reunió con muchos líderes religiosos y luego escribió sobre las conexiones que tenían entre sí.

Durante su vida, escribió más de 50 libros compartiendo conocimientos sobre los temas que más le importaban. Su obra más famosa es “La montaña de los siete círculos” que se publicó en 1948 y fue incluida entre los 100 mejores libros de no ficción por “National Review” la cual ha sido traducida a más de veintiocho idiomas.

Estas son algunas de las mejores frases de Thomas Merton, el hombre que popularizó la espiritualidad y que seguramente te levantarán el ánimo y te guiarán.

50 frases de Thomas Merton que te harán amar la vida

1. “El amor es nuestro verdadero destino. No encontramos el sentido de la vida por nuestra cuenta lo encontramos junto a alguien.”

frases de Thomas Merton

2. “Tu vida está determinada por el fin por el que vives. Estás hecho a imagen de lo que deseas.”

frases de Thomas Merton

3. “Nuestro trabajo es amar a los demás sin detenernos a preguntarnos si son dignos o no.”

frases de Thomas Merton

4. “Debemos tomar las decisiones que nos permitan desarrollar las capacidades más profundas de nuestro ser real.”

frases de Thomas Merton

5. “Un cristiano está comprometido con la creencia de que el amor y la misericordia son las fuerzas más poderosas de la tierra.”

6. “Porque si quiero amar verdadera y libremente, debo poder dar algo que es verdaderamente mío a otro. Si mi corazón no me pertenece primero, ¿cómo puedo dárselo a otro?”

7. “El amor busca una sola cosa: el bien del amado. Deja que todos los demás efectos secundarios se hagan cargo de sí mismos. El amor, por lo tanto, es su propia recompensa.”

8. “La oración y el amor se aprenden realmente en la hora en que la oración se vuelve imposible y tu corazón se convierte en piedra.”

9. “El miedo estrecha la pequeña entrada a nuestro corazón. Reduce nuestra capacidad de amar. Congela nuestro poder para darnos a nosotros mismos.”

10. “Amar ciegamente es amar egoístamente porque la meta de tal amor no una verdadera ventaja para el amado sino solo un ejercicio del amor en nuestra propia alma.”

11. “El principio del amor es dejar que aquellos a quienes amamos sean perfectamente ellos mismos, y no torcerlos para que se ajusten a nuestra propia imagen. De lo contrario, amamos solo el reflejo de nosotros mismos que encontramos en ellos.”

12. “Toda nuestra vida es una meditación de nuestra última decisión, la única decisión que importa.”

13. “Nunca podré hallarme a mí mismo si me aíslo del resto de la humanidad como si fuera un ser de otra clase.”

14. “Un hombre puede cambiar radicalmente su vida y alcanzar un significado más profundo, una integración más perfecta, una realización más completa, una libertad de espíritu más total de lo que es posible en las rutinas de una existencia puramente centrada en hacer dinero.”

15. “Adorarnos a nosotros mismos es no adorar nada. Y la adoración de la nada es el infierno.”

16. “Una vida es totalmente espiritual o no es espiritual en absoluto. Ningún hombre puede servir a dos señores. Tu vida está determinada por el fin por el que vives. Estás hecho a imagen de lo que deseas.”

17. “Para llegar a ser yo mismo, debo dejar de ser lo que siempre pensé que deseaba ser, y para hallarme a mí mismo debo salir de mí.”

18. “La solución de los problemas de la vida es la vida misma. La vida no se alcanza con la razón y el análisis, sino ante todo viviendo.”

19. “La vida es así de simple: vivimos en un mundo que es absolutamente transparente y lo divino brilla a través de él todo el tiempo. Esta no es solo una bonita historia o una fábula, es verdad.”

20. “Mi vida es un misterio que no intento comprender realmente, como si me llevaran de la mano en una noche donde no veo nada, pero puedo depender plenamente del Amor y Protección de Aquel que me guía.”

21. “¿Qué es la vida? Es mucho más que el aire que respiramos, la sangre que late en nuestras muñecas, la respuesta al estímulo físico.”

22. “No busques descanso en ningún placer, porque no fuiste creado para el placer: fuiste creado para la alegría. Y si no sabes la diferencia entre placer y alegría, aún no has comenzado a vivir.”

23. “Cuando somos fuertes, siempre somos mucho más grandes que las cosas que nos suceden.”

24. “Tropezamos y caemos constantemente incluso cuando estamos más iluminados. Pero cuando estamos en la verdadera oscuridad espiritual, ni siquiera sabemos que hemos caído.”

25. “La contemplación es la convergencia de la vida, el conocimiento, la libertad y el amor.”

26. “Ya somos uno e imaginamos que no lo somos. Y lo que tenemos que recuperar es nuestra unidad original. Todo lo que tenemos que ser es lo que somos.”

27. “La verdadera soledad es el hogar de la persona; la falsa soledad es el refugio del individualista.”

28. “No es necesario saber con precisión lo que está sucediendo, o exactamente hacia dónde va todo. Lo que necesitas es reconocer las posibilidades y desafíos que ofrece el momento presente, y abrazarlos con valentía, fe y esperanza.”

29. “El hombre está verdaderamente vivo cuando toma conciencia de sí mismo como dueño de su propio destino para la vida o para la muerte, percatándose del hecho de que su realización final o su destrucción dependen de su libre albedrío, y dándose cuenta de su capacidad para decidir por sí mismo. Éste es el comienzo de la vida verdadera.”

30. “Quizás soy más fuerte de lo que creo.”

31. “Tenemos lo que buscamos. No tenemos que apresurarnos tras ello. Estuvo allí todo el tiempo, y si le damos tiempo, se nos dará a conocer.”

32. “El mero hecho de vivir en medio de otras personas no garantiza que vivamos en comunión con ellas, ni siquiera que nos comuniquemos con ellas.”

33. “La paz producida por la gracia es una estabilidad espiritual demasiado profunda para la violencia, es inquebrantable.”

34. “Si tú mismo estás en paz, entonces hay al menos algo de paz en el mundo.”

35. “La paz no es algo que debas esperar en el futuro. Más bien, es una profundización del presente y, a menos que lo busques en el presente, nunca lo encontrarás.”

36. “En lugar de odiar a las personas que crees que hacen la guerra, odia los apetitos y el desorden en tu propia alma, que son las causas de la guerra. Si amas la paz, entonces odias la injusticia, odias la tiranía, odias la codicia, pero odias estas cosas en ti mismo, no en otro.”

37. “No estamos en paz con los demás porque no estamos en paz con nosotros mismos, y no estamos en paz con nosotros mismos porque no estamos en paz con Dios.”

38. “La paz exige el trabajo más heroico y el sacrificio más difícil. Exige un mayor heroísmo que la guerra. Exige una mayor fidelidad a la verdad y una pureza de conciencia mucho más perfecta.”

39. “Muy a menudo, es el solitario quien tiene más que decir; no porque use muchas palabras, sino porque lo que dice es nuevo, sustancial, único: es propio de él.”

40. “El Dios de la paz nunca es glorificado por la violencia humana.”

41. “Cada momento y cada evento de la vida de cada hombre en la tierra planta algo en su alma.”

42. “Cuando termina la ambición, comienza la felicidad.”

43. “La mayor tentación humana es conformarse con muy poco.”

44. “Nadie está tan equivocado como el hombre que conoce todas las respuestas.”

45. “El hombre de espíritu ni es muy íntimo de nadie ni demasiado distante.”

46. “Todo pensamiento auténticamente religioso proclama que, en su batalla contra la muerte, equipa al hombre con armas que asegurarán la victoria de la vida sobre la muerte.”

47. “Allí donde el egoísmo es la atadura, se disuelve la amistad cuando la calamidad llega.”

48. “Para que un hombre viva, debe estar vivo en cuerpo, alma, mente, corazón y espíritu.”

49. “La ansiedad es la marca de la inseguridad espiritual.”

50. “En la vida espiritual no hay trucos ni atajos.”

51. “Nuestra tarea primordial es ser plenamente humanos.”

52. “La vida en el mundo, tal y como es actualmente, tiende a ser confusa y sin sentido, incluso a nivel humano.”

53. “El hombre está plenamente vivo sólo cuando tiene la experiencia genuina, al menos hasta cierto punto, de dedicarse espontánea y legítimamente al propósito real de su existencia personal.”

54. “No hay verdadera paz posible para el hombre que todavía imagina que algo accidental de talento, gracia o virtud lo separa de los demás hombres y lo coloca por encima de ellos.”

55. “La soledad más verdadera no es algo externo a ti, no es ausencia de hombres y sonidos en torno tuyo: es un abismo que se abre en el centro de tu alma.”

56. “Las almas son como los atletas, que necesitan competidores dignos de ellas si tienen que ser probadas, agrandadas y empujadas al pleno uso de sus facultades y premiadas según su capacidad.”

57. “No pongas tu esperanza en los resultados. Puede que tengas que afrontar el hecho de que tu trabajo aparentemente carecerá de valor e incluso no obtendrás ningún resultado, si no resultados opuestos a los que esperas. A medida que te acostumbras a esta idea, comienzas a concentrarte cada vez más no en los resultados, sino en el valor, la corrección, la verdad del trabajo en sí. Gradualmente luchas cada vez menos por una idea y más y más por personas específicas. Al final, es la realidad de la relación personal la que lo salva todo.”

58. “El mundo de los hombres ha olvidado las alegrías del silencio, la paz de la soledad que es necesaria, hasta cierto punto, para la plenitud de la vida humana. El hombre no puede ser feliz por mucho tiempo si no está en contacto con los manantiales de la vida espiritual que se esconden en lo más profundo de su propia alma.”

59. “Una vida puramente mental puede ser destructiva si nos lleva a sustituir el pensamiento por la vida y las ideas por las acciones. La actividad propia del hombre es puramente mental porque el hombre no es simplemente una mente incorpórea. Nuestro destino es vivir lo que pensamos porque a menos que vivamos lo que sabemos, ni siquiera lo sabemos. Sólo haciendo de nuestro conocimiento parte de nosotros mismos, a través de la acción, entramos en la realidad que significan nuestros conceptos.”

60. “Por mi vida monástica y mis votos digo no a todos los campos de concentración, los bombardeos aéreos, los juicios políticos organizados, los asesinatos judiciales, las injusticias raciales, las tiranías económicas y todo el aparato socioeconómico que parece orientado a la nada sino a la destrucción global a pesar de todas sus justas palabras a favor de la paz.”

¿Qué aprendiste de estas frases de Thomas Merton?

Ya sea que te consideres una persona religiosa o no, hay mucha sabiduría que se puede obtener de estas citas. Pueden ayudarte a comprenderte mejor tanto a ti mismo como a quienes te rodean.

El amor y la paz de los que habla Merton es algo que la mayoría de la gente quiere en su vida, pero se siente incapaz de obtenerlo. Él comparte algunas buenas prácticas y principios por los que vivir para poder experimentar estas cosas en tu propia vida.

¿Cuál es tu mayor conclusión de estas frases de Thomas Merton? Puedes usar la sección de comentarios a continuación.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario