Los 7 hábitos de las personas infelices

0

Hábitos de las personas infelices

“Hace falta muy poco para tener una vida feliz; esta todo dentro de ti, en tu forma de pensar.”
Marco Aurelio

Es indudable que a veces las circunstancias que pasan en tu vida pueden hacerte infeliz. Pero a menudo una gran parte de la infelicidad proviene de nuestro propios pensamientos, comportamientos y hábitos.

En este artículo me gustaría compartir 7 de los hábitos diarios más destructivos que pueden crear infelicidad dentro de ti y en el pequeño mundo que gira a tu alrededor. También compartiré contigo lo que me ha ayudado personalmente a minimizar o a superar estos hábitos en mi vida.

7 hábitos de las personas infelices

1. Buscas la perfección.

¿La vida tiene que ser perfecta antes de que seas feliz?

¿Tienes que comportarte de manera perfecta y obtener resultados perfectos para sentirte contento?

Entonces no será fácil para ti encontrar la felicidad. Poner el listón a un nivel extraordinariamente alto generalmente conduce a una baja autoestima y a la sensación de que no eres lo suficientemente bueno aunque hayas tenido muchos resultados buenos o excelentes.

Piensas que todo lo que haces nunca es lo suficientemente bueno, excepto tal vez en algún caso en particular cuando sientes que algo va simplemente perfecto.

“Nadie debería creerse perfecto, ni preocuparse demasiado por el hecho de no serlo.”
Bertrand Russell

Cómo superar este hábito:

Tres cosas que me ayudaron a dejar el hábito del perfeccionismo y a relajarme:

a. Ve a por lo bueno:

El objetivo de buscar la perfección por lo general deriva en un proyecto o una tarea que nunca se termina. Así que en vez de buscar que algo sea perfecto, intenta conseguir que eso que quieres hacer sea lo suficientemente bueno en su lugar. No uses esto como una excusa para ser perezoso o mediocre, pero simplemente date cuenta de que hay algo que se llama ser suficientemente bueno y cuando estés allí entonces has terminado con lo que sea que estés haciendo.

b. Pon una fecha límite:

Pongo fechas límite cada vez que comienzo algo nuevo. Hace aproximadamente 3 años cuando estaba trabajando en publicar mi libro, me di cuenta que nunca era capaz de terminarlo porque siempre encontraba cosas para agregar o mejorar. Así que tuve que fijar una fecha límite lo cual me ayudo realmente a publicar el libro. Poner una fecha limite generalmente es una buena manera de ayudarte a dejar de lado la necesidad de pulir demasiado las cosas.

c. Date cuenta de lo que te cuesta buscar la perfección:

Esta fue una razón muy poderosa para que dejara de lado el perfeccionismo y es algo que me digo a mí mismo si encuentro pensamientos de perfección en mi mente. Al ver demasiadas películas, escuchar demasiadas canciones y simplemente asimilar lo que el mundo te está diciendo, es muy fácil dejarse llevar por los sueños de la perfección. Pero la vida real choca con la realidad y tiende a causar mucho sufrimiento y estrés dentro de ti y en las personas que te rodean. Puede dañar o posiblemente llevarte a terminar relaciones, trabajos, proyectos, etc. simplemente porque tus expectativas están fuera de este mundo. Me resulta muy útil recordarme este simple hecho.

2. Vives en un mar de voces negativas.

Nadie es una isla. Con quién nos relacionamos, lo que leemos, vemos y escuchamos tiene un gran efecto en cómo nos sentimos y pensamos.

Se vuelve mucho más difícil ser más feliz si te dejas arrastrar por las voces negativas. Esas voces que te dicen que gran parte de la vida es infelicidad, preocupaciones y límites. Voces que miran la vida desde una perspectiva negativa.

“Seamos cuidadosos con el ambiente que escogemos porque nos forjará; seamos cuidadosos con los amigos que escogemos porque llegaremos a ser como ellos.”
William Clement Stone

Cómo superar este hábito:

Reemplazar esas voces negativas con influencias más positivas es algo muy poderoso. Esto puede hacerte sentir como si se te abriera un mundo completamente nuevo.

Así que pasa más tiempo con personas positivas, leyendo libros inspiradores, viendo películas y programas de televisión que te hagan reír y pensar sobre la vida de una manera nueva.

Puedes empezar poco a poco. Por ejemplo, intenta leer una publicación de un blog o un libro edificante, o escucha un audiolibro mientras desayunas una mañana de esta semana en lugar de leer el periódico o mirar las noticias de la mañana en la televisión.

3. Te atascas demasiado en el pasado o en el futuro

Pasar gran parte de tu tiempo pensando en el pasado reviviendo recuerdos dolorosos, conflictos, oportunidades perdidas y demás puede doler mucho.

Por otro lado, pasar gran parte de tu tiempo pensando en el futuro e imaginar cómo las cosas pueden salir mal en el trabajo, en tus relaciones y con tu salud puede crear dudas y convertirse en horribles escenarios de pesadilla que pueden jugar una y otra vez en tu contra.

No vivir el presente tal como va apareciendo puede llevar a que te pierdas muchas experiencias maravillosas. Esto no es bueno si quieres ser más feliz.

“Date cuenta profundamente de que el momento presente es todo lo que tú tienes. Haz que ‘el ahora’ sea el foco principal de tu vida.”
Eckhart Tolle

Cómo superar este hábito:

Es prácticamente imposible no pensar en el pasado o en el futuro y por supuesto que es importante planificar para mañana y el próximo año e intentar aprender de tu pasado.

Pero insistir en esas cosas rara vez ayuda.

Así que trato de gastar mi tiempo lo mejor que puedo o por lo menos la mayor parte de mi tiempo cada día viviendo el momento presente.

Simplemente me mantengo concentrado en el presente como por ejemplo, en estas palabras que estoy escribiendo y más tarde mientras cocino y me alimento, o cuando hago ejercicio, me concentro plenamente en ello.

Sea lo que sea lo que esté haciendo, trato de estar allí por completo disfrutando del momento y no desviando mis pensamientos hacia el futuro o el pasado.

Si comienzo a dejar de estar en el presente, me enfoco solo en mi respiración por unos minutos o me quedo quieto y contemplo todo lo que me rodea ahora con todos mis sentidos por un corto tiempo. Al hacer cualquiera de esas cosas puedo realinearme nuevamente con el momento presente.

4. Te comparas a ti mismo y tu vida con los demás y sus vidas.

Un hábito diario muy común y destructivo es comparar constantemente tu vida y a ti mismo con otras personas y sus vidas. Comparas sus autos, casas, trabajos, zapatos, dinero, relaciones, popularidad social, etc.

Y al final del día acabas con una baja autoestima y creas muchos sentimientos negativos.

“Los ganadores comparan sus logros con sus propias metas, mientras que los perdedores comparar sus logros con los de otras personas.”
Nido Qubein

Cómo superar este hábito:

Reemplaza ese hábito destructivo con otros dos hábitos.

a. Compárate contigo mismo:

En lugar de compararte con otras personas, crea el hábito de compararte contigo mismo. Ve cuánto has crecido, lo que has logrado y el progreso que has hecho hacia tus metas. Este hábito tiene el beneficio de crear gratitud, aprecio y amabilidad hacia ti mismo a medida que observas lo lejos que has llegado, los obstáculos que has superado y las cosas buenas que has hecho.

Te sientes bien contigo mismo sin tener que pensar más en otras personas.

b. Se amable:

Según mi experiencia, la forma como te comportas y los pensamientos que tienes hacia los demás parece tener un gran efecto en cómo te comportas y piensas sobre ti mismo. Si juzgas y críticas a la gente, tiendes a juzgarte y a criticarte más (a menudo casi automáticamente). Sé más amable con otras personas y ayúdalos y tenderas ser más amable contigo mismo.

Enfócate en las cosas positivas en ti y en las personas que te rodean. Aprecia lo que es positivo en ti y en los demás. De esta manera estarás mejor contigo mismo y con la gente de tu mundo en lugar de etiquetarlos y crear diferencias en tu mente.

Y recuerda, nunca podrás ser feliz si te sigues comparando. Darse cuenta conscientemente de esto puede ser útil.

No importa lo que hagas, casi siempre podrás encontrar a alguien más en el mundo que tenga más que tú o que sea mejor que tú en algo.

5. Te centras en los detalles negativos de la vida.

Ver los aspectos negativos de cualquier situación en la que te encuentres y detenerte en esos detalles es una forma segura de sentirte infeliz.

Y encima arrastras el estado de ánimo de todos los que te rodean.

“Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos.”
Buda

Cómo superar este hábito:

Superar este hábito puede ser complicado. Una cosa que me ha funcionado es dejar el hábito del perfeccionismo. Aceptas que las cosas y las situaciones tendrán sus ventajas y desventajas en lugar de pensar que todos los detalles tienen que ser positivos y excelentes. Aceptas las cosas como son.

De esta manera puedes dejar emocional y mentalmente lo que es negativo en lugar de detenerte en ello y hacer una montaña de un grano de arena.

Otra cosa que funciona es simplemente enfocarse en ser constructivo. En lugar de centrarse en morar y lloriquear sobre los detalles negativos.

Puedes lograrlo haciéndote mejores preguntas. Preguntas como:

¿Cómo puedo convertir esta cosa negativa en algo útil o positivo?
¿Cómo puedo resolver este problema?

6. Limitas tu vida porque crees que el mundo gira a tu alrededor.

Si crees que el mundo gira a tu alrededor y te contienes porque tienes miedo de lo que la gente pueda pensar o decir si haces algo nuevo o diferente, entonces estás poniendo grandes límites en tu vida.

¿Por qué?

Porque puedes ser menos abierto a probar cosas nuevas y a crecer.

Puedes pensar que la crítica y la negatividad que encuentras se trata de ti o que es tu culpa todo el tiempo mientras que en realidad podría ser que la otra persona tiene una mala semana.

También descubrí que mi propia timidez solía venir a mí cuando pensaba que a la gente le importaba mucho lo que estaba a punto de decir o hacer.

Cómo superar este hábito:

a. Date cuenta de que a la gente no le importa demasiado lo que haces:

Las personas esta ocupadas y se preocupan por sus propias vidas y por lo que las personas pueden pensar de ellas. Sí, esto podría hacer que te sientas menos importante en tu propia cabeza, pero también te libera un poco más si así lo deseas.

b. Enfócate en lo externo:

En lugar de pensar en ti mismo y en cómo las personas pueden percibirte todo el tiempo, enfócate en las personas que te rodean. Escúchalos y ayúdalos. Esto te ayudará a elevar tu autoestima y te ayudará a reducir ese enfoque egocéntrico.

7. Piensa que la vida es demasiado complicada.

La vida puede ser bastante complicada y esto puede crear estrés e infelicidad.

Pero mucho de esto es a menudo creado por nosotros mismos.

Sí, el mundo puede ser cada vez más compleja pero eso no significa que no podamos crear nuevos hábitos que hagan tu propia vida un poco más simple.

“La vida es realmente simple, pero insistimos en complicarla.”
Confucio

Cómo superar este hábito:

Tener una vida complicada puede implicar muchos cosas pero me gustaría sugerir algunos hábitos de reemplazo a lo que han sido algunos de mis hábitos más complicados.

a. Divides tu enfoque intentando abarcar demasiado:

Reemplacé este hábito de complicarme la vida haciendo solo una tarea a la vez, teniendo una pequeña lista de tareas con 2 a 3 elementos importante y anotando mi objetivo principal en una pizarra la cual veo cada día.

b. Tienes demasiadas cosas:

Reemplacé este hábito al preguntarme regularmente: ¿He usado esto en el último año? Si no, entonces regalaba o tiraba ese objeto

c. Creas problemas en cualquier relación que tengas en tu mente:

Leer mentes es difícil por lo que es mejor hacer preguntas y comunicarte con los demás. Esto te ayudará a minimizar conflictos innecesarios, malentendidos, negatividad y desperdicio de tiempo y energía.

d. Pierdes mucho tiempo con los emails:

Dedico menos tiempo y energía viendo el buzón del correo electrónico personal y del blog simplemente revisándolo una vez al día y escribiendo correos electrónicos más cortos (si es posible con no más de 5 oraciones). De esta forma puedo dedicar más tiempo a ayudar a mejorar mi blog y en otras cosas más interesantes.

e. Te mantienes estresado y te abrumas:

Cuando estés estresado, perdido en un problema o pensando en el pasado o el futuro entonces respira profundamente desde tu abdomen durante dos minutos y solo concéntrate en el aire que entra y sale. Esto calmará tu cuerpo y devolverá tu mente de nuevo al momento presente. Luego puedes comenzar a concentrarse en hacer nuevamente lo que es más importante para ti.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario