10 hábitos tóxicos que debes evitar para mejorar tu vida

0

Hábitos tóxicos

“Cultiva solo aquellos hábitos que quisieras que dominaran tu vida.”
Elbert Hubbard

Para nuestra felicidad y éxito a largo plazo es esencial que tengamos suficiente autoconciencia para saber cuándo nuestras acciones nos están afectando negativamente. Un comportamiento tóxico repetido con suficiente frecuencia puede causar un daño irreparable a nuestra vida. Además de afectarnos adversamente, los comportamientos o hábitos tóxicos pueden dañar a personas inocentes incluidas aquellas que nos aman y nos cuidan. Debemos poseer la fuerza de voluntad y la fortaleza para autocorregir estos comportamientos tóxicos antes de que se haga más daño.

Los comportamientos y hábitos de naturaleza tóxica son siempre auto infligidos. El aspecto positivo de todo esto es que tenemos la capacidad de tomar conciencia y de comprender este comportamiento dañino. Todos tenemos la oportunidad de hacer algo al respecto. En este artículo vamos a hablar de 10 hábitos tóxicos comunes que debes evitar o corregir. Si lo haces, le darás más sentido a tu vida.

10 hábitos tóxicos que eliminar de tu vida

1. Sentir envidia de los demás

Sentir envidia de otra persona nos despoja de nuestra capacidad de practicar la gratitud (es decir, “contar tus bendiciones”). No solo es una mentalidad inmadura sino que también es innecesaria e improductiva.

“La envidia es el lado cobarde del odio, y todos sus caminos son sombríos y desolados.”
Henry Abbey

Algunos de nosotros llevamos la palabra “competitividad” a una dinámica completamente diferente. Está bien (incluso beneficioso) ser competitivo en un ambiente correcto. Enfrentar a los demás, de cualquier manera o forma sin tomar medidas para mejorar nuestras circunstancias actuales es una debilidad.

2. Falta de autocontrol

Buda dijo una vez: “La mente lo es todo. Lo que pienses, en eso te conviertes”. Cuando nuestras mentes carecen de autocontrol puede verse afectadas negativamente de muchas maneras.

Cuando nos falta autocontrol emocional, casi con certeza arremeteremos contra otros que no lo merecen. Cuando carecemos del autocontrol mental, cederemos fácilmente a los impulsos sin importar cuán dañinos sean.

3. Jugar a ser la víctima

Las quejas constantes a menudo se manifiestan en un sentido de victimización. Esta perspectiva de ser la victima puede causar estragos en varias áreas de la vida: trabajo, relaciones y concepto de uno mismo entre ellos.

Cuando hacemos un esfuerzo para detener las quejas, mientras nos rehusamos a vernos como víctimas de las circunstancias recuperamos un sentido de poder. Con este poder nos damos cuenta de nuestra capacidad innata de superar cualquier situación.

4. No dejar ir el dolor o la pérdida

Dejar ir cualquier tipo de emoción o pérdida es una de las lecciones más difíciles de la vida. Aunque dejar ir cualquier cosa puede ser difícil, a menudo es la forma más saludable de avanzar a medida que liberamos lentamente pensamientos y emociones negativas a los que nos hemos aferrado por tanto tiempo.

“El camino más largo tiene su fin; la noche más lúgubre acaba con la llegada de la mañana.”
Harriet Beecher Stowe

5. Tener pensamientos negativos

Una mentalidad continuamente pesimista es altamente tóxica por naturaleza. Nos nubla el juicio, aleja a los demás y neutraliza gran parte de la alegría que uno debería experimentar en la vida.

Debemos hacer lo que sea necesario para deshacernos de este tipo de mentalidad. Medita, practica el mindfulness o haz una lista de las cosas de tu vida por las que estas agradecido.

6. Tomar todo de forma personal

Una simple verdad es que vivimos en un mundo que a menudo es cruel e implacable. Aquí hay una verdad que de alguna manera nos elude la mayoría de nosotros: lo que otros dicen sobre nosotros es en realidad una reflexión precisa sobre ellos mismo, no sobre nosotros.

La gente toma las cosas de forma demasiado personal llegando a niveles tóxicos. Esto sucede cuando las personas creen que los demás están en “modo de ataque” y que son el objetivo.

7. Ser demasiado crítico

Tener siempre pensamientos críticos sobre cualquier persona es siempre un comportamiento tóxico. Estos pensamientos a menudo son infundados y casi siempre son un indicio de un problema dentro de nosotros mismos. Además, el ser crítico agota la energía e invoca patrones de pensamiento negativos.

“Nuestra crítica consiste en reprochar a los demás el no tener las cualidades que nosotros creemos tener.”
Jules Renard

8. Ser cruel con cualquiera o cualquier cosa

La crueldad es uno de los mayores problemas que enfrenta la humanidad. Cuando somos crueles, demostramos falta de empatía, respeto y compasión por los demás. Al igual que con muchos otros elementos de esta lista, mostrar un comportamiento cruel suele ser una manifestación de los propios conflictos internos.

Si descubrimos que estamos actuando con dureza de cualquier forma, que “pisar los frenos” y recuperar nuestro sentido de compasión. Esto a menudo significa tomar algunas respiraciones profundas o alejarse de la situación.

9. Actuar de forma inmoral porque puedes salirte con la tuya

Llámalo trampa, engaño o deshonestidad; actuar de forma inmoral sabiendo que puedes salirte con la tuya es un comportamiento tóxico. En casi todas las circunstancias, cuando uno elige actuar de manera inmoral, otra persona es susceptible de ser lastimada.

Todos enfrentamos a tentaciones y depende de nosotros actuar honestamente y con buenas intenciones.

10. Ser una persona falsa

Cuando hacemos un intento de ocultar parte o la totalidad de nuestro verdadero yo, nos involucramos en el engaño. Para compensar cualquier defecto percibido muchas personas crean una personalidad falsa (o “alter ego”).

El problema es que esta representación falsa amenaza nuestras relaciones y nos desconecta aún más de lo que realmente somos. Si uno es “descubierto”, rápidamente te encontrarán aislado de los demás.

Todo ser humano tiene cosas que quiere mejorar y esos deseos a menudo son admirables. No es necesario que “nos reemplacemos”. Solo debemos trabajar en nosotros mismos lo mejor que podamos.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario