Las ventajas de tener una rutina consistente en tu vida

1

Rutina diaria

“Somos lo que hacemos repetidamente; por tanto, la excelencia no es un acto, sino un hábito.”
Aristóteles.

El concepto de rutina implica tener que hacer la misma cosa una y otra vez. Así que para muchas personas esto puede sonar como algo que puede drenar la espontaneidad de la vida.

Sin embargo estas personas están subestimando seriamente lo importante que es tener una rutina consistente. Al crear una rutina en tu vida en realidad descubrirás que tendrás más tiempo y energía para ser espontáneo. El tener una rutina o habito de forma consistente puede entregarte todo lo que necesitas en la vida y un poco más.

Una rutina consistente te da el poder para controlar tu propio destino, esta es un área de la vida en la que vale la pena invertir tu tiempo y esfuerzo. Para demostrar el poder de tener una rutina consistente, vamos a echar un vistazo a los beneficios que este enfoque puede traerte en la vida.

Ventajas de tener una rutina consistente en tu vida

Aumenta tu eficiencia

El viejo refrán que dice “la práctica hace al maestro” nunca es más cierto cuando se aplican a las rutinas diarias. Después de todo, al revisar constantemente los mismos patrones y procesos una y otra vez encontraras que no sólo vas mejorar tu habilidad para completarlas, sino que pronto se convertirán en algo que es parte de ti y ni siquiera tendrás que pensar detenidamente para realizarlas.

Esta es una ganancia real para tus actividades diarias, ya que libera tu memoria consciente para trabajar en cualquier nuevo desafío que puedas encontrar. Por lo tanto te vuelves una persona más eficiente y serás capaz de aumentar tu productividad.

Beneficios a tu Salud Mental

La desorganización genera caos y esto a su vez genera estrés; esta es la última cosa que alguien necesita tener hoy en día ya que la vida de por si es bastante estresante. Sin embargo, una vez que comienzas a desarrollar una rutina diaria verás que esta niebla de caos y ansiedad pronto se disipa.

Con una rutina diaria bien pensada frente a ti – y con el lujo de saber que puedes lograrlo – descubrirás que te proporciona el marco para planificar tu día y reducir las conjeturas. Si piensas en ello, cada día es un viaje y necesitas saber la mejor ruta para completarlo eficazmente; Una rutina diaria te da el poder para lograr esto.

Trae organización a tu vida

Para tener éxito en la vida necesitas una base fantástica de organización que te ayude a programar tus actividades. Comprender exactamente cómo va a desarrollarse tu día es vital para saber distribuir tus energías (ya que estas son limitadas).

Una vez que una tarea se ha completado, tú debes saber dónde debe ir dirigido tus próximos pasos, por ejemplo: tú corres por la mañana, luego esta actividad es seguido por una ducha que es seguido por el desayuno. Esta familiaridad no sólo se va a extender a todo el día que tienes por delante; también puede ayudarte a planificar varios días a la vez y esto una vez más va a reforzar el control que puedes tener sobre tu propio destino.

Tienes tiempo de relajarte

Todos parecemos estar viviendo vidas cada vez más ocupadas, así que la oportunidad de sentarte y relajarte ahora es un lujo raro. Sin embargo, la oportunidad de poder respirar tranquilo y disfrutar de algo de tiempo de calidad para ti no tiene porque que seguir siendo una fantasía.

Una rutina o habito consistente puede ayudarte a organizar tu día de una manera tan eficiente que puedes reservar tiempo para relajarte. La belleza de poder organizar un cierto tiempo de relajación es un factor enorme que recompensa tus esfuerzos y que necesitas añadir a tu rutina diaria lo que te motivara para continuar.

Mejora la calidad de tu sueño

Para funcionar eficazmente necesitamos dormir bien entre siete y ocho horas. Pero si tu vida carece de una rutina consistente entonces no hay garantía de que seas capaz de tener suficiente tiempo para un sueño de calidad. Y el golpe de efecto que trae los patrones de sueño desorganizados es que te vuelves menos productivo en el día y toda tu rutina puede ser seriamente comprometida.

Sin embargo, respaldado por una rutina consistente pronto encontrarás que eres capaz de tener un buen sueño de siete horas como mínimo cada noche. Esto te permitirá despertarte sintiéndose refrescado y listo para asumir el mundo.

No más acumulación de trabajo

Uno de los beneficios de una rutina diaria es que te permite dedicar un poco de tiempo todos los días a tareas específicas y esto te asegura que ciertos deberes no se van a acumular. Por ejemplo: si pasas 10 minutos cada noche limpiando tus platos entonces el próximo domingo no te enfrentarás a un montón aparentemente insuperable de platos por lavar.

Una rutina consistente te da poder de romper las tareas más grandes en tareas mucho más pequeñas y te asegura que ninguna tarea sea descuidada. Y una vez que tienes este tipo de consistencia en tu vida, te darás cuenta de cuánto estrés y tiempo te has ahorrado con este enfoque.

Mejora tu autodeterminación

Aunque las rutinas diarias pronto pueden convertirse en un hábito, no es un proceso instantáneo. Una gran cantidad de voluntad y autodeterminación es necesaria para asegurarte de que te levantas cada día a las 6 de la mañana para ir a correr 5 kilómetros para luego hacerte un desayuno fresco y saludable.

Sin embargo, una vez que comienzas a cosechar los beneficios de una rutina consistente, el circuito de recompensa de tu cerebro te animará a empujar tu autodeterminación a nuevos niveles. El resultado final es que lograras más de lo que nunca ha hecho antes y ese es todo gracias a la transformación que una rutina diaria puede traerte a tu vida.

Los malos hábitos se convierten en una cosa del pasado

El verdadero enemigo de una rutina consistente es una vida llena de malos hábitos. Después de todo, levantarse temprano para comenzar tu rutina diaria puede sonar como una idea fantástica pero es mucho más fácil permanecer en la cama y golpear el botón de la alarma una y otra vez.

Malos hábitos como este sin embargo pronto se suman y tu vida comienza a girar alrededor de la opción “fácil” cada vez más. Mientras que a corto plazo esto puede sentirse como algo muy cómodo y relajado a largo plazo va a conducirte a una acumulación de tareas que te causará un todopoderoso dolor de cabeza. Una rutina consistente sin embargo puede ayudarte a romper estos malos hábitos y a ser más productivo.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

1 comentario

  1. Daniel Realpe en

    Estoy de acuerdo con lo que planteas aquí. En mi línea de trabajo, el aprendizaje de la guitarra, es absolutamente indispensable desarrollar una rutina de práctica, sino no hay forma de ser exitoso.

Deja un comentario