7 consejos que te ayudaran a mantener tu vida organizada

0

Mantener tu vida organizada

“Gran parte del estrés que sienten las personas no proviene de tener demasiado que hacer. Viene de no terminar lo que comenzaron.”
David Allen

¿A veces sientes que no sabes cómo organizar tu vida?

La mayoría de las personas miran todo el desorden que existe a su alrededor y esto les producen cansancio y agobio, luego vuelven a ignorarlo mientras que la pila de desorden se hace más grandes.

Piensan que ignorarlo es la opción más fácil. A medida que crece la acumulación de cosas, se sienten más abrumados, exhaustos y estresados. Pero por una variedad de razones personales, eligen aún ignorarlo.

Luego pagan dinero para almacenarlo en algún lugar, tirarlo todo sin pensarlo, o vivir con ello porque han desarrollado un problema de acumulación.

Ninguna de estas decisiones es saludable. Incluso si tienes solo un poco de desorden en tu escritorio de trabajo, experimentará más estrés y te sentirás más agobiado de lo que se merece.

Así que quería compartir algunos pocos consejos sobre cómo organizo mi vida sin sentirme abrumado. ¡Confía en mí, se puede hacer!

1. Organiza tu vida dando un paso a la vez.

La mayoría de las personas se rinden antes de comenzar porque organizar su casa o espacio de trabajo se siente y/o parece un trabajo de grandes proporciones. A menudo ni siquiera saben por dónde empezar. Esta es la manera incorrecta de comenzar y mantenerse organizado.

El truco es eliminar esa sensación abrumadora. Hazlo enfocándote en dar un paso a la vez:

  • Elige una sola categoría para comenzar, como la ropa.
  • Seleccione una prenda de vestir a la vez, decide si aún te gusta o no y si necesitas quedártela o deshacerte de ella.
  • Elige un lugar para guardar ese artículo y colóquelo allí.
  • Repita estos pasos con los siguientes artículos.

2. No asumas que es todo o nada

No necesitas comenzar y finalizar un proyecto de organización el mismo día. De hecho, si es tan agobiante para ti, ¡no lo hagas!

No necesitas acabar con todo de forma rápida pensando que la vida siempre te traerá cosas nuevas, nuevas opciones y nuevas oportunidades. Pero cuanto más desarrolles las habilidades que utilizaras cuando organices tu vida, más fácil será mantener una vida feliz y saludable.

Así es cómo:

  • Divide los proyectos en pasos más pequeños y manejables.
  • Establece un límite de tiempo para no sentirte abrumado o agotado.
  • Siéntete orgulloso de lo que lograste ese día en comparación con lo que no hiciste, ya que te ayudará a motivarte a seguir adelante.

3. Céntrate en tus prioridades

Averigua qué es importante para ti. ¿Es tu salud, felicidad, familia, trabajo o los amigos? ¡Excelente! Saber lo que es importante para ti es una herramienta valiosa para ayudarte a organizar tu vida sin sentirse abrumado.

Cuando sabes lo que es realmente importante para ti, es mucho más fácil identificar y eliminar cosas que se están convirtiendo en un obstáculo para tus prioridades. Así es cómo:

  • Enumera tus cinco prioridades en la vida para ayudarte a determinar qué elementos pueden quedarse o deben irse.
  • Establece límites fáciles de implementar para ayudarte a mantenerte enfocado.
  • Alinea las decisiones según sus prioridades.

4. Relájate y respira

Muchas personas temen cometer un error y tirar algo que necesitarán desesperadamente. Este tipo de miedo obligan a muchas personas a seguir pensando que “pueden necesitarlo algún día”. El miedo solo te permite seguir tomando malas decisiones. Entonces en lugar de eso, intenta relajarte y darte cuenta de que hay algunos “errores” que puedes cometer:

  • Haz tu tarea. Si te preocupa dejar de lado documentos importantes porque es posible que debas usarlo más tarde, usa Internet para buscar lo que realmente necesitas conservar. Cuanto más te eduques, más fácil y seguro te sentirás una vez que organices tu vida.
  • Ponte en contacto con la empresa que tiene lo que necesitas. La mayoría de los artículos se pueden reemplazar si accidentalmente te deshaces de algo. A menudo, puede contactar a las empresas si perdiste un recibo o no puede encontrar un reemplazo exacto o lo suficientemente cerca en otro lugar.
  • Recuerda que deshacerte de cualquier cosa es un proceso difícil y está bien. Honra ese sentimiento y no te presiones a tomar decisiones apresuradas porque crees que “deberías”.
  • En caso de dudas, mantén esa cosa hasta que hayas llegado a un punto en el que te sientas cómodo al deshacerte de tus cosas.

5. Comienza con cosas fáciles

Comienza a organizar

La vida es lo suficientemente difícil para que de forma deliberada lo hagas más difícil para ti. Así que comienza el proceso de organización eligiendo tomar las decisiones más fáciles primero. Esto funciona bien porque es menos agobiante, pero también te permites tiempo para desarrollar las habilidades utilizadas en esta tarea.

Estas habilidades te permitirán tomar mejores decisiones para tu vida ahora y en el futuro. Cuando llegues a las decisiones más difíciles, serás un profesional en la toma de decisiones y el proceso se sentirá más fácil. Así es cómo:

  • Realmente no hay un límite de tiempo para cuando te organizas. Si no puedes tomar una decisión ahora, póngala en espera hasta que estés listo.
  • Pide ayuda y apoyo. Este proceso puede ser muy estresante para algunas personas, pero pídelo de todos modos. Ya sea que pagues por un profesional o que tengas un amigo de confianza que te ayude, el apoyo y la orientación son clave para lograr resultados excelentes y duraderos.
  • Confía en tu intuición. Organizarse es en realidad una excelente manera de aprender a trabajar y confiar en tu intuición. Así que permítete escuchar tu voz interior sobre si guardar o no algo. Pronto habrás desarrollado tu intuición para usar con todas las decisiones que tomes en la vida.

6. Tómese un descanso de vez en cuando

Esto puede ser un proceso agotador. Hay muchas decisiones que tomar y puedes llegar a estresarte si no te tomas un tiempo para descansar. Tampoco es siempre la actividad más divertida.

Pero cuando lo haces en incrementos pequeños y luego tomas un descanso, hace que sea más fácil trabajar a través del tiempo que has elegido. También puede ayudarte a continuar el proceso más fácilmente porque lo has dividido en trozos más pequeños y manejables.

  • Establece un temporizador para recordar tomar descansos programados.
  • Tome de 5 a 10 respiraciones profundas durante el descanso para volver a centrarse y hacer que su cerebro vuelva a funcionar.
  • Salga afuera un momento y aproveche el tiempo para visualizar exactamente cómo deseas que se vea y se sienta tu espacio sin que el desorden opaque tus elecciones.

7. Céntrate en lo positivo

Una vez que decidas comenzar a organizar tu vida, pensaras que será difícil y agotador y lo más probable es que lo sea.

Sin embargo, cuando comiences a enfocarte en el POR QUÉ te estás organizando, puedes hacer que todo el proceso sea más fácil de hacer y es posible que realmente te diviertas.

¿Por qué no pensar en la posibilidad de encontrar algunos tesoros perdidos, o incluso cómo podrías terminar haciendo algo de dinero deshaciéndose de los elementos no deseados?

  • Recuerda que te sentirás más ligero y que las cosas serán más fáciles cuando elimines las cosas viejas.
  • Concéntrate en lo emocionado que estarás de ver y disfrutar de tus pertenencias más preciadas nuevamente.
  • Encuentra algo que realmente te gustaría comprar y luego páguelo con el dinero que ganaras vendiendo sus artículos no deseados.

Cuando abordas la organización como un proceso para ayudarte a aligerar tu carga y hacerla más manejable, rápidamente puede convertirse en un proceso mucho menos abrumador. Recuerda que mereces vivir una vida feliz, saludable y productiva.

Al utilizar estos sencillos consejos sobre cómo organizar tu vida, comenzarás a ver y sentir las diferencias positivas que puedes obtener a deshacerte de tu desorden. También experimentarás una diferencia en tu salud física, emocional y espiritual.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario