¿Quién necesita ser aprobado por los demás?

5

Necesidad de aprobación

“Sólo si me siento valioso por ser como soy puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero.”
Jorge Bucay

Hay ciertas necesidades básicas que son compartidas por todas las personas en el planeta. Algunas de estas necesidades son físicas tales como son comer, beber y respirar. También tenemos necesidades emocionales. Una vez que se cumplen nuestras necesidades físicas, el llenar nuestras necesidades emocionales se convierte en nuestra prioridad número uno.

La necesidad de aprobación encaja dentro de esta categoría. No importa si elegimos o no reconocerlo, el deseo de que validen nuestra persona o de tener reconocimiento es una de las fuerzas motivadoras más importantes conocidas por el hombre.

¿Qué tipo de validación queremos?

Bueno, todo depende de la persona cuya opinión más valoramos. Un niño quiere sentirse aprobado por sus padres, mientras que un adolescente generalmente busca la validación de sus compañeros. Las mujeres quieren la aprobación de sus maridos y viceversa. ¡Pero esto no se detiene aquí!

Los empleados quieren oír la frase “bien hecho” de su jefe, al igual que los escritores quieren complacer a sus lectores. El hecho es que todos tenemos un anhelo de validación y el sentimiento de querer ser aprobados ayuda a llenar ese deseo.

“No permitas que el ruido de las opiniones de los demás ahoguen tu voz interior.”
Steve Jobs

¿Por qué nos importa tanto?

¿Te has preguntado por qué querer ser aprobado es tan importante? La respuesta puede sorprenderte pero en realidad es bastante sencilla. La aprobación alimenta nuestros más grandes deseos. Nuestras necesidades emocionales más importantes están directamente vinculadas a nuestros sentimientos de aprobación o desaprobación. ¿Puedes adivinar qué tipo de necesidad estamos hablando?

Lo primero que la gente suele pensar es en la necesidad de amor. ¿Has teniendo este mismo pensamiento? La necesidad de ser amado es en realidad lo mismo que ser validado por otra persona. De hecho, el amor es la máxima expresión de aprobación. Así que el amor se alimenta de la misma necesidad emocional básica, igual como exactamente hace la aprobación.

¿Cuál es la raíz de todas las emociones humanas?

Cada persona en el planeta tiene un deseo inherente e insaciable de sentirse segura y protegida. La mayor parte de lo que hacemos en la vida gira en torno a este deseo tan básico. Los esfuerzos para llenar este deseo moldean las acciones de los individuos y el curso de los acontecimientos mundiales.

Querer sentirse seguro es el motor fundamental de la especie humana. Al igual que la Tierra está en órbita alrededor del Sol, el comportamiento humano gira en torno a la necesidad de establecer un sentido físico y emocional de seguridad.

La aprobación de otros nos hace sentir seguros.

Una vez que entendemos la estrecha relación entre estas dos emociones básicas, se hace evidente el por qué todo el mundo está buscando aprobación. En un nivel emocional profundo, el sentimiento de haber sido aprobados nos hace sentir seguros con nosotros mismos como persona. Hay un enorme grado de paz interior y de seguridad conectados a sentirnos bien acerca de cómo somos.

También debemos señalar que la desaprobación puede tener el efecto contrario. Cuando nos encontramos con el ridículo o el rechazo, esto puede socavar nuestra visión de nosotros mismos. Si interiorizamos este tipo de retroalimentación negativa, podemos empezar a dudar de nuestro valor personal. Esto amenaza nuestra sensación de seguridad y perturba nuestra armonía interior.

Buscando la aprobación.

Cuando somos niños, buscamos aprobación de fuentes externas. Si nos sentíamos aprobados por nuestros padres, sería más fácil desarrollar un saludable grado de autoestima. Por el contrario, si somos constantemente menospreciados o criticados, nuestro sentido de la autoestima se vería muy afectado.

Durante nuestros años de juventud también nos basamos principalmente en la aprobación de fuentes externas. La retroalimentación de lo que pasa a nuestro alrededor es el contribuyente número uno de nuestro desarrollo emocional. Sin embargo, a medida que envejecemos es necesario que haya un cambio fundamental en nuestra principal fuente de aprobación.

De lo externo a lo interno.

Si permanecemos dependientes de los factores externos para sentirnos aprobados, entonces siempre vamos a ser emocionalmente vulnerables. Nuestra autoestima estaría en manos de cosas sobre la cual no tenemos ningún o muy poco control. Este tipo de situación fomenta una mentalidad de dependencia que no nos ayuda en nada.

Nuestra principal fuente de aprobación tiene que ser interna en lugar de externa. Tenemos que aprobarnos a nosotros mismos para sentir la verdadera paz y seguridad interior. Este sentido interno de aprobación debe desarrollarse hasta que ya no seamos vulnerables a la marea cambiante de la validación externa. ¡La autoestima se trata de cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos!

Cómo aprobarnos a nosotros mismos

Para sentirte realmente bien contigo mismo como persona, debes eliminar todo conflicto interno. Si no estás viviendo en armonía con lo que crees que es correcto y justo, no estarás nunca en paz. No importa lo mucho que tu mente consciente trate de justificar las cosas, a un nivel emocional profundo habrá un conflicto.

No puede haber un sentido de auto aprobación en un ambiente interno de conflicto. La falta de armonía sólo puede conducir a la desaprobación. Cuando te desapruebas a ti mismo, ni toda la aprobación externa en el mundo podrá compensarte por ello.

Aquí tienes tres caminos para crear armonía y evitar cualquier conflicto interno:

1. Se sinceró contigo mismo y con los demás. Decir una cosa y pensar otra crea confusión a todo tu ser. Puede que no seas consciente de esta disrupción pero tu sistema nervioso lo notara sin duda. ¿Cómo puedes aprobarte a ti mismo, si te sientes en el fondo como un mentiroso?

2. Sé fiel a tus valores. Todos tenemos una cierta ética personal. Si comprometemos nuestros principios por cualquier razón, esto nos va a pasar factura emocionalmente. Mucha gente hoy en día ha perdido el contacto con sus valores más profundos. En consecuencia, viven de una manera que viola su sentido interior del bien y del mal. Ellos pueden defender sus acciones pero internamente está ganando su propia desaprobación.

3. Muestra consideración a los que te rodean. Todos queremos ser tratados con respeto y consideración. Se envía señales confusas a nuestro sistema nervioso, si tratamos a las personas de manera diferente a como queremos que nos traten. No hay manera de justificar la hipocresía a un nivel emocional. Nuestro cerebro puede poner excusas pero eso no evitará nuestra desaprobación y el conflicto interno.

Apruébate a ti mismo

No hay nada malo con validarnos a nosotros mismos. Cuando actúas o hablas de una manera que te hace sentir bien contigo mismo, para y reconócelo. Cuando trabajes duro en un proyecto u objetivo, encuentra una manera de recompensarte. No seas egoísta en darte algún tipo de reconocimiento.

La aprobación externa siempre es tranquilizadora. Cuando recibimos la validación de otros, esto refuerza nuestra visión de nosotros mismos. Pero nuestro sentido personal de autoestima debe basarse en una sólida base interna de auto aprobación y de armonía interna.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

5 comentarios

  1. Bueno creo que una gran parte del tiempo siempre buscamos ser aprobados por la sociedad en general, pero también creo que puede ser parte de una baja autoestima o inseguridad personal. Como lo mencionas arriba aquella persona que esta tranquila consigo misma y que se siente seguro creo que poco debería importarle lo que hagan o digan otros, y valerse por si mismo!! bonito post! saludos!!!

  2. si no tienes libertad interior… ¿Qué otro tipo de libertad esperas tener?
    y si eres libre… puedes ayudar a los demás siendo tu mismo.
    este post me ha inspirado una historia. que muy pronto estará disponible en mi pagina.

  3. Emilio Segovia en

    Gracias por este reporte, me gustó mucho, ciertamente la mayoría de los seres humanos buscamos la aprobación de entes externos para sentirnos bien, cuando en realidad debemos interiormente aceptarnos tal y como somos, tener un autoestima sólida, esto sería provechoso para nuestro desenvolvimiento en cualquier ambiente.

Deja un comentario