Razones del por qué la gente se queda estancada en la vida

0

Estar estancado

“Lo que pensamos determina lo que nos pasa, así que si queremos cambiar nuestras vidas, tenemos que estirar nuestras mentes.”
Wayne Dyer

Todos hemos experimentado un bache en nuestras vidas indiferentemente de si estabas en una relación que sabías que era mala para ti o tal vez estabas en un trabajo que no tenía ninguna salida profesional y del cual no te podías permitir ir. Algunas personas se sacrifican para salir de ese bloqueo. Ellos reconocen que quedarse allí es una sentencia de muerte para sus sueños y deseos. Para otros sin embargo salir de esa rutina o agujero no es tan fácil. Pero las razones por las que permanecen estancadas donde están son dolorosamente obvias para aquellos que ya han escapado de ellas. Esas personas simplemente se rindieron. Aceptaron su suerte en la vida y culparon a otros por lo que les está pasando. No se han dado cuenta de que si quieren avanzar en la vida tienen que encontrar su camino. Deben esforzarse para encontrar una salida. Tienen que apartar los obstáculos del camino y deben impulsar sus propios sueños.

Aquí tienes 6 razones del por qué la gente se queda estancada en la vida

1. Ellos aceptan su situación

Algunas personas simplemente aceptan su suerte en la vida y no hacen nada para cambiarla. Han sido derrotadas tratando de salir por lo que aceptan su situación y se dan por vencidas. Se rinden a la desesperación y aceptan la falsa noción de que no hay nada más para ellos. Se encuentran en un agujero y miran hacia abajo, al fango en el que están parados en vez de a la libertad del cielo. No pueden ver la salida de su situación porque están mirando en la dirección incorrecta.

2. Se convierten en criaturas del hábito

Estas personas toman consuelo en su rutina diaria. Se sienten seguras, tienen algo concreto y controlable en vez de estar en un mar de metas cambiantes y catástrofes imprevistas. Esto se convierte en su ritmo de vida. Se levantan, llevan a los niños a la escuela, van al trabajo, van a casa, cenan, ven la televisión y luego se van a dormir. Se despiertan y repiten otra vez su rutina. Cualquier cosa que rompa esa rutina es un peligro para su sentido del mundo. Ellos tienen su agenda y se abstienen a ella meticulosamente. Debido a que sienten que no pueden controlar nada más en sus vidas, se deleitan con el poco control que tienen sobre su rutina.

3. Evitan el riesgo

Riesgo significa poder equivocarse y fallar es doloroso. Las personas que están estancadas temen ser lastimadas. Tienen miedo de fallar. Si no lo intentas, nunca fallarás, ¿No? Y si nunca fallas entonces no te lastimarás o eso dice el pensamiento. No tienen idea de que se han encerrado en su propio refugio seguro. Nunca se lastiman pero en realidad nunca viven, ¿verdad?

4. Dejan pasar las oportunidades

Algunas oportunidades son únicas en la vida pero las personas atascadas en una rutina piensan que la misma oportunidad llegara en otro momento. Ellos no dan por sentado que si no quieres estancarte debes aprovechar esa puerta que se ha abierto mientras tengas la oportunidad. No importa lo que hagan, piensan que su rutina diaria nunca se desviará. Dan la vida por sentado. La vida es tan efímera como el humo. Tienes que avivar el fuego y alimentarlo si quieres sentir su calor.

5. Renuncian a sus sueños

Es más fácil renunciar a tus sueños que luchar por ellos. Las personas que están atrapadas en la vida renunciaron a sus sueños porque los dieron como imposibles. Cuando encontraban la primera pizca de resistencia renunciaron. Es muy difícil para ellos. Si quieres escapar entonces aspira a ser mejor que tú yo anterior. Sé más, busca más y no dejes de intentar alcanzarlo.

6. Evitan la responsabilidad por su propia felicidad

Ellas son víctimas. Todo les sucede a ellas. No se han dado cuenta de que en la vida las cosas suceden únicamente debido a ti y tus decisiones. Sí, hay circunstancias imprevistas pero esas variables pueden preverse y tomar acciones en contra. Las personas que están estancadas no se dan cuenta de que su felicidad es su propia responsabilidad. La felicidad fluye desde adentro. Tú eres responsable de tu propia felicidad. Si no eres feliz depende de ti salir de tu rutina y buscarla.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario