8 signos de una relación adictiva o de dependencia emocional

1
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Relación adictiva

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece llevar a sus espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.”
John Lennon

Las personas pueden volverse adictas a muchas cosas: al alcohol, las drogas o el sexo. Las personas también pueden convertirse en adictos a las relaciones. La dependencia emocional o las relaciones adictivas rara vez son saludables y generalmente son muy perjudiciales para la salud mental o física de la persona involucrada.

Una relación adictiva implica que una persona da todo lo que tiene y la otra persona toma y sigue pidiendo más mientras que no existe ninguna reciprocidad. Sigue leyendo para descubrir los signos característicos de una relación adictiva.

8 signos de una relación adictiva o de dependencia emocional

1. Buscas la felicidad a través de tu pareja

Si piensas que necesitas estar constantemente con tu pareja para sentirte completo y para ser feliz (o para tener algún sentimiento que te haga sentir mejor), estas en una relación adictiva. Si por el contrario, te sientes deprimido y la única cosa que saca una alegría de ti es una relación entonces puede ser adictivo por naturaleza.

“Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes.”
Jorge Bucay

Para dejar de depender emocionalmente de otra persona lo mejor es empezar a buscar la felicidad por tu propia cuenta. Busca en los amigos y en la familia el apoyo que necesites y encuentra algo en tu vida que te haga sentir realmente feliz sin necesidad de nadie más.

2. Tiene problemas para terminar tu relación

Tú eres muy consciente de que no tienes una buena relación y que ninguno de los dos son felices. Pero a pesar de todo eso estás teniendo problemas para acabar con la relación. Incluso a pesar de ser infeliz prefieres estar con tu pareja que solo. En el fondo sabes que la relación tiene que irse pero el miedo de estar solo parece mucho peor.

La mejor manera de combatir esos sentimientos es construir una red de apoyo a través de amigos y familiares. También puedes considerar la búsqueda de un terapeuta para ayudarte a combatir tus sentimientos de soledad.

Dependencia emocional

3. Piensas que eres capaz de cambiar a tu pareja

Te has convencido de que las cosas serían mejores si sólo unas pequeñas cosas acerca de tu pareja fueran diferentes como ciertas partes clave de su personalidad. No solo eso, sino que te has convencido de que puedes ser la persona quien puede cambiarla. Las personas si puede cambiar y lo hacen, pero el cambio tiene que venir desde su propio interior.

No te dejes llevar por la esperanza de que tu amor haga que tu pareja sea una mejor persona, más comprensiva o más considerada.

4. Buscas nuevas relaciones inmediatamente después de terminar con otra

El miedo de estar solo te comerá por dentro y te recomerá hasta que encuentres otra relación para llenar el agujero dejado por el que acabas de terminar. Este es un fuerte signo de ser adicto a las relaciones. Tú estás buscando la sensación de validación de tus sentimientos y estas abrumado por el miedo de estar solo.

Aprender a ser tú mismo y a ser soltero será lo mejor para ti a largo plazo así como en todas tus futuras relaciones. Una vez que seas capaz de aprender a estar solo, podrás buscar relaciones que sean saludables y positivas, no sólo las que estén disponibles.

“No podrás estar en soledad si te gusta la persona con la que estas solo.”
Wayne Dyer

5. Tus relaciones siempre son a distancia o con personas que no están disponibles para ti

Tal vez te gusta tener relaciones a través de Internet, o tal vez te encuentras a menudo siendo la otra mujer de un hombre casado. Este tipo de comportamiento asegura que consigas la sensación de nunca estar sola, mientras que también te aseguras de no salir lastimada. Examina tus relaciones pasadas y ve si puedes encontrar un patrón común de involucrarte con personas que no están disponibles. Tú puedes estar en un patrón de relaciones adictivas.

Trata de conectarte con personas que te puedan dar la disponibilidad emocional y el apoyo que necesitas, te sorprenderás al descubrir que estar con alguien disponible puede hacer que tus relaciones sean un millón de veces más satisfactorias.

6. Nunca dices no

Tu relación puede ser adictiva si encuentra que decir “no” a tu pareja es extremadamente difícil de hacer. En otros aspectos de su vida puedes ser totalmente independiente pero en tu relación siempre concedes a tu pareja todo lo que desea. Tal vez es tu miedo a estar solo lo que te impide hablar.

Practica ser más asertivo y mejor negociador. Si tu pareja no puede lidiar con tus límites, estarás mejor sin él o ella. Tú mereces ser capaz de hacerte valer en cada tipo de relación especialmente las íntimas.

7. Aún después de que la relación ha terminado, no puedes dejar de pensar en ello

Cuando las relaciones terminan muchas personas toman un período de unas pocas semanas o un par de meses para superar la ruptura. Las relaciones que terminan pueden ser devastadoras, especialmente si han sido serias y a largo plazo. Por otro lado, puedes haber sido adicto a esa relación si encuentras que incluso años más tarde aun eres incapaz de dejar de pensar en ello. Buscar ayuda de amigos y familiares, así como de un terapeuta puede ayudarte a lidiar con el final de la relación y a aprender a seguir adelante.

8. La felicidad de tu pareja es más importante que la tuya

Si te encuentras sacrificando cada vez lo que te hace feliz por la felicidad de tu pareja puedes estar en una relación adictiva. Estar constantemente buscando proporcionar felicidad mientras que eludes las tuyas propias puede ser agotador y en otras situaciones seguramente no lo tolerarías. Por otro lado, el miedo a estar solo puede dominar cómo se racionalizan las cosas especialmente cuando se trata de proporcionar a tu pareja felicidad a expensas de la tuya.

“Lo más doloroso es perderte a ti mismo en el proceso de amar a alguien demasiado, y olvidar que eres especial también.”
Ernest Hemingway

Puede ser difícil detectar una relación adictiva si estás en medio de ella porque a menudo te sientes como si sólo tuvieras que pasar un “bache en la carretera” y todo saldrá bien. Si sientes que estás constantemente tratando de superar ese bache, puede que desees ver tu relación de manera más crítica para detectar signos de adicción.

Buscar una red de apoyo para conseguir la fuerza para superar una relación adictiva puede cambiar tu perspectiva general de las relaciones a tu alrededor, por lo que estarás mejor equipado para tener relaciones más duraderas y positivas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Acerca del Autor

Creador del blog éxito y superación personal y del libro Camino a la superación. Aunque desde pequeño siempre tuvo inquietud por los temas relacionados con la transformación y la superación personal no fue hasta hace unos años cuando decidió retomarlo y convertirse en un estudiante activo del campo de la psicología positiva, la motivación, el éxito y la búsqueda de la felicidad.

1 comentario

  1. Es muy interesante…
    Estas cosas son de las cosas q suele estar pasando.
    Me interesa la felicidad de mi pareja, que ya no pienso ni en mí mismo. Y sufro de depresión.

    Que es lo que puedo hacer…
    No encuentro la solución.

Deja un comentario