¿Se requiere autodisciplina para conseguir el éxito?

3

Qué es disciplina

“Cada vez que te sientas tentado a reaccionar de la misma vieja manera, pregúntate si quieres ser un prisionero del pasado o un pionero del futuro.”
Deepak Chopra

Cuando trabajamos o luchamos para conseguir una meta y tener éxito en lo que hacemos, la autodisciplina a menudo aparece como algo absolutamente necesario, pero ¿Cómo te sientes con respecto a esto? Antes de entrar en profundidad en este tema, vamos a aclarar primero:

¿Qué es disciplina?

La disciplina es la capacidad de las personas para poner en práctica una serie de principios relativos al orden y la constancia, tanto para la ejecución de tareas y actividades cotidianas como en sus vidas en general. Por supuesto que esto está relacionado con la autodisciplina, que es el sentido de “hacerse discípulo de uno mismo” es decir, responder actitudinalmente y en conducta a comprensiones e ideales más altos.

Por lo tanto ¿Te estremece la idea de la autodisciplina? Muchas personas lo sufren ya que les llega a la mente visiones de sacrificio, negación y una batalla constante contra sus tendencias naturales.

Para algunas personas tener algún tipo de disciplina autoimpuesta es sentida la mayoría de las veces como una especie de castigo.

“La disciplina es la parte más importante del éxito.”
Truman Capote

¿Cómo te sientes acerca de la autodisciplina?

La forma como elegimos acercarnos a la autodisciplina tiene una gran influencia en cómo nos sentimos al respecto. Uno de los problemas más comunes ocurre cuando intentamos ir tras varias metas pasando directamente de no tener ninguna autodisciplina a obligarnos a emprender un enorme e incómodo nuevo reto en nombre del éxito.

El entusiasmo es una cualidad maravillosa que puede ser muy motivadora. Pero el entusiasmo puede ser de corta duración si intentas hacer más de lo que razonablemente puedes manejar.

tener autodisciplina

3 maneras de minimizar el malestar a la autodisciplina

Si eres de lo que luchas con la autodisciplina probablemente te beneficiaras de las siguientes tres sugerencias:

1. Cambia tu actitud sobre lo referente a la disciplina.

Una razón por la que no te sientes muy disciplinado es porque crees que las actividades o tareas que hay que hacer serán desagradables de alguna manera. La reacción más común a este tipo de pensamientos es poner esas actividades a un lado o evitarlas por completo. ¡En otras palabras, procrastinar! (http://es.wikipedia.org/wiki/Procrastinación)

¿Qué pasaría si adoptaras una actitud diferente? ¿Qué pasaría si en lugar de postergar las cosas, te motivaras mentalmente a ti mismo para conseguir hacerlas lo más pronto posible? ¿Podrías decidir conscientemente ir tras ese reto en lugar de tratar de evitarlo?

Una forma de lograr este cambio de mentalidad es recordarte a ti mismo cómo te hará sentir ese gran éxito cuando llegues a conseguirlo. Mantén tus ojos en el premio y céntrate en lo que quieres conseguir, esto ayudará a minimizar los sentimientos negativos que puedas tener hacia las tareas que tienes que realizar para conseguir lo que deseas.

2. Haz que la autodisciplina sea un proceso gradual.

En lugar de tratar de forzarte a someterte a una lista gigante de tareas o actividades prueba mejor un enfoque más gradual.

Identifica una pequeña tarea o actividad que puedas utilizar para practicar. Que sea algo bastante fácil de lograr cada día y luego asegurarte de que lo haces. Si tiendes a olvidar las cosas, es posible que tengas que publicar estratégicamente algunas notas de aliento para ayudarte a recordar.

Si es posible intenta realizar esa tarea a primera hora de la mañana antes de hacer cualquier otra cosa. Si haces que la misma sea una de tus prioridades más altas por un tiempo pronto se convertirá en un hábito automático. Si divides las cosas en una serie de pasos más pequeños, todo el proceso se sentirá mucho más manejable.

Esta es una gran manera de aumentar la motivación en tu viaje hacia el éxito. Con el tiempo es probable que te encuentres haciendo las cosas que te propusiste hacer sin excusas ni dilaciones.

3. Compromiso.

Si no estás totalmente comprometido con el logro de tus metas entonces probablemente tendrá muchas dificultades en motivarte a ti mismo para ponerte a trabajar. Prométete a ti mismo que vas a hacer lo que sea necesario para trabajar en tus metas todos los días. Escribe una lista de importantes pasos que tienes que realizar y haz que tu misión sea hacer uno o más de ellos día a día. Reafirma tu compromiso contigo mismo y con tu éxito tan a menudo como sea necesario para asegurarte de que te mantienes adherido a sus planes.

La clave es ser consistente

Más que cualquier otra cosa, la autodisciplina es el resultado de una serie de pequeñas decisiones que tomas cada día. Es muy fácil perseguir cosas que ofrecen grandes recompensa con poco o ningún esfuerzo. Pero ¿Cuántas veces lo has intentado? y ¿Cómo han salido las cosas? Recuerda que el éxito no es más que una serie de pequeñas disciplinas practicadas todos los días.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

3 comentarios

  1. Me ha encantado tu artículo, nosotros los networkers necesitamos mucha auto disciplina y este articulo vuestro es brutal, gracias por escribirlo 😀

  2. Esta excelente tu pagina y con bastante contenido, yo recien acabo de crear una pagina de autodesarrollo en wordpress y me gustaria empezar a intercambiar opiniones, por lo pronto ya me susbcribi a tu pagina…

    Saludos

    Salvador Sanchez
    http://www.sanperinc.com
    Matamoros Mexico

Deja un comentario