Supera tu complejo de inferioridad con estas tácticas

4

Supera tu complejo de inferioridad

“Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento.”
Eleanor Roosevelt

Tener un complejo de inferioridad es como tener un reproductor repitiendo los mismos pensamientos una y otra vez en tu cabeza. Nadie es perfecto, ¡eso es seguro! Así que muchos de nosotros nos esforzamos para alcanzar la perfección todos los días y sin embargo es difícil acallar esas voces en nuestra cabeza que nos acechan diciéndonos sobre lo inferiores que somos. ¿Sabes a lo que me refiero? Aquí tienes unos cuantos ejemplos: “Él es muy guapo; él nunca saldría con una chica como yo”, “Nunca voy a conseguir ese trabajo”, “No soy suficientemente inteligente.”, “Nunca dejaré de estar gordo, lo he intentado con todo y nada funciona.”

Sin embargo, si tú no tienes los talentos o las habilidades que se necesitan para lograr lo que deseas, entonces sólo estás alimentando con combustible este complejo de inferioridad, lo único que logras es mantener el reproductor en piloto automático repitiendo el mismo tipo de pensamiento, te guste o no. ¡Tal vez es hora de lograr un cambio!

Tú has desarrollado tu complejo de inferioridad en algún momento de tu pasado. Hubo un momento decisivo cuando esto ocurrió. Podría haber sido algún comentario que alguien dijo. Tal vez has observado a alguna persona que consiguió lo que tú querías conseguir, pero que no tenías en ese momento las estrategias adecuadas para lograrlo y en vez de intentarlo simplemente lo dejaste pasar, entonces ¿Cuál es la solución?

Tú podrías pensar que solo necesitas hacer unas cuantas afirmaciones positivas o que te hipnoticen, o peor aún renunciar a tus sueños. No, estas no son buenas soluciones. Yo te puedo decir que con el fin de deshacerte de tu complejo de inferioridad que has estado cargando contigo lo que parece toda una vida, necesitas comenzar con dos simples cosas. Pero ¿De verdad es tan fácil? Dije simple, no que sería fácil. El primer componente es Decisión y la segunda es la Intención. Cuando pones estos dos componentes juntos, ¡se convierte en algo tan potente como el TNT! Debes decidir aquí y ahora que vas a parar el diálogo negativo interno. ¡Tú necesitas tener una mayor intención de desterrar tu complejo de inferioridad para siempre! Este es sólo el comienzo, sin embargo, necesita tener más munición ¡Así que vamos a por ello!

La buena noticia es que una vez que comiences este proceso y pongas a funcionar estas tácticas o consejos, ¡tú realmente vas a ser imparable! Pero te preguntaras, ¿Cómo dejar de menospreciarme cuando lo he convertido en un hábito o una costumbre al haberlo hecho diariamente?

7 Consejos para ayudarte a eliminar tu complejo de inferioridad

A continuación te presento las estrategias que tienes que hacer para conseguir conquistar tu complejo de inferioridad. Toma esto en serio, nunca vas a cambiar tu vida si no empiezas por cambiar tu comportamiento. No te limites únicamente a leer este escrito, sigue adelante y pon en práctica estos consejos de forma inmediata.

1. Descubre que tienes que mejorar

Tú necesitas determinar lo que funciona y lo que no funciona en tu vida. Si tu carrera profesional va muy bien pero careces de confianza en cuanto a relaciones personales se refiere; es el momento de que tomes el control y comiences a hacer algunos cambios. Tal vez necesites aprender a cómo ser un mejor comunicador u oyente. Necesitas descubrir lo que tienes que cambiar en cualquier área de tu vida para así poder mejorarlo y te sentirás mejor contigo mismo a largo plazo.

2. Sustituye las palabras negativas que vas diciendo

Podría ser cierto que eres torpe, que tienes sobrepeso o que no tienes educación. Sin embargo, nunca te sugieras a ti mismo que no eres inteligente o que no puedes ser más amable contigo mismo. Crea una lista con todas las frases con que te menosprecias y encuentra una manera diferente y más positiva de decirlo. Podrías decir: “Yo debería practicar el ser más elegante.” “Me alegro de estar trabajando en tener un cuerpo más saludable a través del ejercicio y comiendo mejor.” Además, haz una lista con todas las características que te hagan sentir inferior.

Piensa en que cosas que están alrededor tuyo que te hacen sentir inferior. ¿Personas que han conseguido el éxito? ¿Un compañero de trabajo? ¿Tu pareja? ¿De qué manera estas personas te hacen sentir inferior? ¿Puedes aprender simplemente una nueva habilidad que podría hacerte sentir mejor contigo mismo?

3. El complejo de inferioridad pueden venir de tu deseo interno de ser como otra persona

Es una idea fantástica tener personas a quien admirar, gente a las que puedes estudiar como consiguieron el éxito y así aprender de sus estrategias. Lo importante es evitar tratar de ser como ellos, ya que es probable que pierdas tu individualidad. No puedes hacerte pasar por otra persona, tú eres un ser auténtico en tu interior.

Analiza qué aspectos tiene esa persona a la que admiras y toma los aspectos positivos que tiene e intenta incorporaros a tu vida. Nunca tratas de compararte a ti mismo con ellos en cualquier momento. Tú eres tú.

Sentirse inferior

4. No confundas la hierba con la maleza

Creer que uno de tus defectos es la raíz de todos tus problemas puedes ser peligroso. Esto es mucho más común de lo que pensamos en nuestra sociedad. Recuerda, todos tus problemas no se resolverán de golpe por simplemente perder unos kilos de más o por casarte.

5. Considera que puedes hacer para dejar de sentirte inferior

¿Te sientes inferior porque eres bajo de estatura? Lamentablemente esta es una situación que no está bajo tu control así que no pierdas más el tiempo. Analiza detalladamente un rato que es lo que te hace sentir inferior. ¿Crees que superar ese defecto es algo que si está bajo tu control?

Visualiza cómo te sentiría si tuvieras una nueva habilidad con la que tú crees que te hará ser una mejor persona. ¿Te sientes cómodo? ¿Te sientes como si estuvieras fingiendo ser otra persona? ¿Sientes que conseguirlo está dentro de tu ámbito de posibilidades o tal vez debes obtener una habilidad diferente? Redefine y clarifica tu visión hasta que te sientas cómodo con el mismo. Sé paciente.

6. Todo el mundo necesita una victoria

No importa la edad que tengas, es necesario centrarse en obtener victorias indiferentemente si son grandes o pequeñas. Los grandes líderes de nuestro mundo practican esto todos los días y así que tú también deberías hacerlo. Ir al gimnasio, cocinar un almuerzo saludable o mantenerse en contacto con un viejo amigo que necesita ayuda son logros muy dignos. Todos nos desmotivamos en algún momento pero aquellos que se recuperan son los que tienen éxito. La verdad es que apuesto que lo estás haciendo mejor de lo que piensas.

7. No es todo es acerca de ti

Vamos todo el día pensando que todo el mundo conoce nuestros defectos; esta es la forma de como la inferioridad se arraiga en nuestra mente. La mayoría de las personas en tu círculo de amigos no saben que eres un poco desordenado y es más que probable que estén tan envueltos en sus propios defectos como para que estén pensando en ti. La verdad es que la mayoría de las personas no están pensando en ti en absoluto.

Es fácil que te demuestres esto a ti mismo. La próxima vez que estés hablando con tus amigos o familiares, observa la forma como siempre se quejan de algo en su vida. Date cuenta que tus defectos no son el tema de conversación. Tú eres mucho más libre de lo que crees.

Sentirse inferior no es nada nuevo en nuestro mundo. Siempre hay alguien que lo está haciendo mejor que nosotros. Apuesto a que hace ciertas cosas mejor que otra persona, ¿verdad? Nunca permitas que el sentirte inferior a otra persona allane tu camino hacia el éxito. En su lugar utiliza ese sentimiento como una herramienta para conducirte a ti mismo a ser mejor y salir al mundo y conseguir lo que sea que desees.

Conquistar tu complejo de inferioridad tiene que ver con tu capacidad de concentrarte en tus fortalezas, cambiar tu diálogo interno y mantener en tu mente que nadie está realmente viéndote de todos modos. Esta es la base de todo. Tú puedes dejar de lado tu complejo de inferioridad ahora con estas estrategias reales que te ayudarán a tener un suspiro de alivio, así como un obtener un nuevo nivel de confianza y libertad.


Sobre el Autor

Creador del blog éxito y superación personal y del libro Camino a la superación. Aunque desde pequeño siempre tuvo inquietud por los temas relacionados con la transformación y la superación personal no fue hasta hace unos años cuando decidió retomarlo y convertirse en un estudiante activo del campo de la psicología positiva, la motivación, el éxito y la búsqueda de la felicidad.

4 comentarios

  1. Pepe Trujillo en

    Magnifico Oliver!!

    A la intencion y la decisión le añadiría el interés. Hay muchas personas que se sienten inferiores a otros por distintos aspectos. Y aunque tienen intención y decisión de superar esta situación a poco pierden el interés por lograrlo, terminan pensando que porque esforzarse al final ellos están bien cómo están. Su zona de confort.

    Un saludo

  2. Juan C. Rodríguez en

    Excelente artículo, Sentirse inferior es sinonimo de tener una baja autoestíma. Todos debemos reconocer que todos somos capaces de superarnos y de ser creativos. La autoestima es basicamente la capasidad que se tiene para:
    1. Superarnos
    2. Crear
    Debemos reconocer que no hay superiores ni inferiores, solo debes de tomar desición de superarte a ti mismo cada dia.

  3. Gracias doy a las personas que crearon este espacio, por que al leer este tipo de articulo aprendes cosas nuevas, cosas, que se convierten en una excelente herramienta para afrontar los afanes y problemas que se presentan en la vida.

Deja un comentario