Un simple hábito que puede transformar radicalmente tu vida

0

Transformar tu vida

“Para seguir adelante, debes entender por qué sentiste lo que sentiste y por qué ya no necesitas sentirlo.”
Mitch Albom

Los hábitos son cosas que hacemos naturalmente sin pensar demasiado. Estos hábitos por supuesto pueden ser buenos o malos. Por ejemplo: puedes tener la costumbre de volver a comprobar todas las puertas para asegurarte de que estén cerradas antes de salir de casa. O puedes estar acostumbrado a desayunar exactamente a las 8 a.m. con un vaso de jugo de naranja fresco. Acabo de contarte algunos de mis hábitos. Ya sean buenos o malos, depende del lector.

Sin embargo, hay UN hábito que puede transformar tu vida y este es entrenar tu mente para contrarrestar cada pensamiento negativo con uno positivo.

Este hábito cuando se practica a diario puede conducir a un avance profesional y mejorar tu perspectiva de la vida. Si eres una persona que tiende a tener una perspectiva negativa, este hábito puede ayudarte a convertirte en una persona optimista; bendiciendo así a otros con tus pensamientos y palabras.

A continuación te detallo tres pasos sencillos para facilitarle esta mentalidad. Pero como con todos los hábitos, esto requiere concentración y dedicación de tu parte. Requiere que lo repitas hasta que se convierta en una parte de ti.

1. Reconoce y toma nota de los pensamientos negativos

Es crucial reconocer de inmediato cada vez que tenga un pensamiento negativo y saber hacia dónde se está dirigiendo tu mente. Este pensamiento negativo puede llevar a que te estreses o que liberes tus frustraciones en los demás. También puede llevarte a perder una gran oportunidad.

Imagínate si pensaras que no merecías un ascenso y no hiciste nada para luchar contra este pensamiento. ¡Te estarías poniendo en una posición perdedora! Por lo tanto, perderías esta increíble oportunidad. Los efectos secundarios de los pensamientos negativos son infinitos. Es imperativo que cuando reconozcas los pensamientos negativos, avances al paso dos.

Si realmente quieres transformar tu vida, NO te detengas en la negatividad.

2. Piensa en los aspectos positivos

“Los pensamientos obsesivos son la leña que alimenta el fuego de la ira, un fuego que sólo podrá extinguirse contemplando las cosas desde un punto de vista diferente.”
Daniel Goleman

Inmediatamente después de reconocer un pensamiento negativo, comienza a darle forma para obtener un punto de vista positivo.

Por ejemplo: cuando tuve la idea de hacer mi libro “Camino a la superación”, comencé a pensar que no sería capaz de terminar mi libro, o tendría problemas para publicarlo, o que no tendría éxito. Sin embargo, fui consciente de este pensamiento e inmediatamente lo cambié. Imaginé lo que sucedería si lograra publicar mi libro y tuviera éxito. Esto significaría que podría ayudar a otros a mejorar sus vidas. Entonces decidí que NO iba a dejar que el miedo ganara.

Este simple pensamiento positivo pesaba más que el negativo. Me alegro haber tenido este ejercicio mental porque la positividad redujo enormemente los temores y las preocupaciones que tenía.

3. Mantente involucrado emocionalmente

Si bien este paso puede parecer aterrador especialmente si el resultado deseado no se hace realidad, es importante conectarte emocionalmente con tus pensamientos positivos. Hacerlo te ayudará a concentrarte y estar motivado por la positividad en lugar de volver al pensamiento negativo. Recuerda: incluso si el pensamiento positivo no tiene éxito, todavía obtendrás una lección que aprender o un nuevo ángulo positivo para explorar. Esta perseverancia es lo que realmente puede transformar tu vida.

Por ejemplo: si no dejaste que el pensamiento negativo te impidiera solicitar un trabajo y no obtuviste el dicho trabajo, todavía hay positividad en la experiencia. Esta experiencia te ha ayudado a practicar tus habilidades a la hora de tener una entrevista y aprender de los errores que hayas cometido.

Solo imagina cómo te sentirías una vez que obtengas el trabajo de tus sueños después de probar otras profesiones. Pasar por estas pruebas te preparó para tener más experiencia sobre lo que realmente querías hacer. Sin embargo, imagina si no hubieras pasado por esta lucha. Es posible que no aprecies, valores y disfrutes la ocupación de tus sueños. Peor aún, es posible que NO estés preparado para ello (lo que podría llevarte a perder ese trabajo).

Transforma tu vida hoy: sé el regalo que quieres ver

Un lema por el que vivo que se aplica directamente a esto es:

“Todo sucede por una razón”

Gracias a este lema sé que pase lo que me pase en mi vida, hay un propósito más grande detrás de esto. No me estreso por las cosas negativas o hirientes porque sé que eventualmente entenderé por qué experimenté momentos tan difíciles.

Incluso si es para hacerme más fuerte o para prepararme para algo en la vida, nunca me he sentido decepcionado con esta mentalidad. A veces en la vida tenemos que pasar por tiempos difíciles para llegar a tiempos mejores. Tenemos que pasar por el dolor para llegar a la felicidad y simplemente NO hay forma de evitarlo.

Así es como ves lo positivo en lo negativo. A veces pasamos por tiempos difíciles o negativos para conectarnos y compartir nuestras historias con otros, para convertirnos en un regalo para sus vidas.

Con suerte este artículo te ayudará a tener una mente abierta y pensar desde numerosas perspectivas. No olvides que todo sucede por una razón. Nunca dejes de entrenar tu mente para contrarrestar cada pensamiento negativo con uno positivo para que puedas transformar tu vida y la de los demás en algo mejor.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario