Por qué viajar es una forma saludable de mejorar tu vida

0

Beneficios de viajar

“No se pueden adquirir puntos de vista amplios, saludables y caritativos sobre los hombres y las cosas vegetando toda la vida en un pequeño rincón de la tierra.”
Mark Twain

De vez en cuando un cambio de escenario viene muy bien para la mente, el cuerpo y el espíritu.

Cuando te sientes deprimido o atrapado en una rutina, viajar es la automedicación que necesitas y estás autorizado a prescribírtela tú mismo.

No necesitas ninguna excusa (aparte de tus propias necesidades para el cuidado personal) para levantarte e ir a explorar el mundo.

Tu vida te exige nuevas experiencias

Todos nos estancamos de vez en cuando. La vida se estanca con las mismas rutinas diarias. Tal vez tu culpabilidad es impedir o bloquear este impulso de escapar.

La vida debe ser vivida y debe ser explorada y a veces es demasiado fácil quedar atrapado en la rutina y hacer siempre las cosas que tienes que hacer. Tu ser interior anhela la pasión por los viajes y no estás loco ni eres egoísta por pensar en ello. ¡Viaja!

Esta son las razones por la que debes viajar:

1. Abre tu mente

Expande tus horizontes y estira los límites de tu imaginación al viajar.

Vivir en otro país aunque sea por un tiempo puede impulsar tú creatividad. Se ha demostrado que las experiencias que obtienes fuera de tu país aumentan la profundidad de tu propio ser, mejora la flexibilidad cognitiva e influyen en la interconexión del pensamiento. La clave es involucrarse y adaptarse en el nuevo entorno.

Pensadores, artistas y escritores famosos descubrieron los beneficios creativos de viajar.

Ernest Hemingway encontró inspiración para su trabajo mientras viajaba por España y Francia. En 1869 Mark Twain navegó por el Mediterráneo y dijo la siguiente frase respecto a viajar:

“Viajar es fatal para los prejuicios, el fanatismo y la estrechez de mira.”

Tales viajes te abren a la importancia de ser consciente de tu mente y cuerpo, desde lo más pequeño hasta lo más grande.

Viajar literalmente despierta tus sinapsis para disparar tu cerebro a través nuevos sabores, olores, sonidos y exposición al lenguaje y a la experiencia cultural. Las vías neuronales son alteradas y revitalizadas por estas experiencias.

Los expertos también dicen que varias investigaciones psicológicas han revelado que tú tienes el potencial de fortalecer un sentido de autodescubrimiento de ti mismo a través del viaje cuando te relacionas con personas de otro origen.

2. Mejora tu cuerpo

Los niveles de energía caen cuando no sales de tu entorno y la vida se siente aún más estancada. Los estudios dicen que los viajes de placer aumentan la salud cognitiva y cardíaca, especialmente a medida que envejecemos.

Nunca eres demasiado viejo para viajar y obtener nuevas experiencias. Un estudio de nueve años reveló que las vacaciones anuales reducían los factores de riesgo de mortalidad por cualquier causa pero especialmente por enfermedad cardíaca.

Se ha demostrado que los viajes reducen el riesgo de ataque cardíaco y muerte por enfermedad coronaria en grupos particulares de personas, mientras que el viajar en sí de forma general mantienen las funciones mentales de forma óptima.

“Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar.”
Emile Zola

¡Piense en los desafíos cognitivos que se presentan al navegar por nuevas ciudades o tal vez países enteros!

viaje de descubrimiento

3. Hace que tu espíritu se eleve

Es difícil no experimentar el viaje como un despertar espiritual cuando ves el mundo al saltar de un avión, al escalar una montaña o al presenciar un acto de bondad al azar en un entorno nuevo. Cualquier esquina o conversación puede iluminarte.

Mientras este explorando, tómate un tiempo para sentarte quieto y observar a la gente. Hay lecciones en cada rincón del mundo, en cada risa y en cada arruga.

“El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos.”
Marcel Proust

4. Aprecias tus raíces y vuelves a conectarte con tu ser

Viajar profundiza tu conexión contigo mismo y de dónde vienes recordándote lo pequeña pero increíble que es la vida en este mundo. Cuando te paras en una montaña, el mundo entero se extiende ante ti.

Cuando te sientas tranquilamente en una esquina de la calle, en un barrio, una ciudad o un mar, te das cuenta de lo que cada barrio y cada persona tienen en común: su perspectiva única de lo que es el hogar en el día a día.

De repente esas aburridas rutinas se convierten en momentos atesorados que te enseñan lecciones importantes.

Conclusión

¡Escucha el llamado de la pasión por los viajes dentro de ti! Es importante permanecer en sintonía con tu mente y cuerpo, alentando e inspirando a tu espíritu para que se eleve y crezca. Viajar es una sorprendente automedicación que agrega chispa a tu vida y promueve la salud a largo plazo.

¿Alguna vez has querido ir de viaje? Deja un comentario a continuación.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

Deja un comentario