No dejes que el miedo interfiera tu vida

4

Vivir sin miedo

“Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo.”
Publio Siro

Es muy raro que alguna persona viva sin tener sentimientos de miedo de un tipo u otro. Tú puedes tener miedo a las alturas, a las arañas, a las situaciones nuevas o al rechazo. Sean cuales sean los miedos que tengas en este momento, hay básicamente dos maneras de tratar con ellos. La primera es dejar que esos miedos creen límites más allá del cual no puedas moverte o crecer como persona. La segunda es la de hacerle frente a tus miedos y permitir que se conviertan en grandes oportunidades para ampliar tu vida.

¿Qué enfoque tiendes a utilizar?

También debemos reconocer el hecho de que tener miedo no siempre es algo malo. Obviamente hay algunas cosas a las que debemos tener miedo por simplemente una cuestión de supervivencia. En este aspecto nuestros miedos nos ayudan a ejercer una debida precaución. Pero si permitimos que nuestros temores nos controlen, podemos engañarnos fácilmente a nosotros mismos de alcanzar gran parte de la riqueza que la vida puede ofrecernos.

Cinco maneras simples de hacerle frente a tus miedos

Consideremos cinco tácticas para ayudarte a superar tus miedos sean las que sean para lo que no se interpongan en tu camino y te roben la riqueza de experimentar una vida completa.

1. Date cuenta de que todo el mundo tiene miedo de algo.

No importa a lo que le tengas miedo, tú no estás solo. Hay tantos miedos comunes compartidos entre muchas personas que se las han catalogado como fobias. Todos hemos oído hablar de las más importantes como la aracnofobia que es un miedo a las arañas pero has ido hablar de la bibliofobia (miedo a los libros), dendrofobia (miedo a los árboles), leucofobia (miedo del color blanco), filofobia (miedo al amor) o hasta la pteronofobia (miedo a recibir cosquillas con plumas).

“Lo único que debemos temer es el temor mismo.”
Franklin D. Roosevelt

¿Por qué he mencionado todas estas extrañas fobias? Porque ahora que has visto algunas de las cosas que otros tienen miedo, probablemente tus miedos parezcan ser un poco más razonables. El punto es que todo el mundo teme algo y entender esto puede ayudarte a sentirte que no estás solo con tus miedos. Tus temores particulares no te hacen raro e incluso el miedo más profundo y oscuro que tienes no es algo único de ti.

2. No tienes por qué superar todos tus miedos a la vez.

Imaginemos que tienes miedo a hablar en público. Es probable que no quieras hacerle frente a tener que hablar en una conferencia delante de un centenar de personas. Todo lo que harías con esto es reforzar tus sentimientos de miedo. ¿Cuánto más razonable sería empezar poco a poco y comenzar trabajar desde allí?

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.”
Tito Livio

El mismo principio se aplica a la mayoría de los temores. Si tienes miedo de nadar en el océano, no te vayas en primer lugar de vacaciones a una isla en las filipinas en el medio de la nada. En su lugar, encuentra una pequeña bahía tranquila en algún lugar y busca sentirte cómodo con esa situación. Luego, a medida que te familiarices con la sensación y el ritmo de las pequeñas olas, puedes con comodidad seguir tu camino buscando algo un poco más difícil. Una de las mejores maneras de superar tus miedos es dando pequeños pasos a la vez.

3. Enfoca tus miedos como oportunidades para crecer.

Esto implica cambiar tu punto de vista emocional. Obviamente nadie quiere vivir con miedo. ¿Cómo de diferente sería tu vida si te sobrepones a tus miedos? ¿Qué tipo de nuevas oportunidades estarían disponibles para ti si pudieras liberarte de tus miedos?

Mirar más allá de nuestros miedos y comprender los beneficios potenciales de superarlos cambiara nuestro enfoque por completo. Mientras nos estemos centrando en el miedo más vamos a seguir alimentando ese sentimiento de temor. Centrándote en los beneficios de superar tus miedos, eliminaras gran parte de la energía emocional que tenías al alimentarlos. Haz una lista de los pros y los contras de hacerle frente a lo que te da miedo puede ayudarte a cambiar tu visión.

  1. ¿Cuáles son los beneficios potenciales de superar tu miedo?
  2. ¿Cómo sería tu vida de diferente si no tuvieras miedo de eso?
  3. ¿Qué tan libre te sentirías si pudieras dejar de lado el miedo?
  4. ¿Qué tienes que perder al renunciar a esos sentimientos de miedo?

Si de forma objetiva puedes apreciar las ventajas de ir más allá de tus miedos, comenzarás a verlos como una oportunidad para crecer. Hay muchas frases sabias basadas en los beneficios de hacerle frente a nuestros miedos. Por ejemplo:

“El pensamiento no va a superar el miedo, sino la voluntad de acción.”
W. Clement Stone

4. No deje que tu imaginación magnifique tu miedo.

La verdad es que la mayoría de los temores sólo viven en nuestra imaginación. Tenemos miedo de lo que nos imaginamos que podría suceder si damos un paso fuera de nuestra zona de confort. Para justificar estos temores nos inventamos razones por lo que tener miedo es una respuesta válida. Podemos imaginar todo tipo de cosas negativas cuando contemplamos algo a lo que tenemos miedo pero esto no hace que esas cosas sean reales.

“El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.”
Nelson Mandela

Tener miedo a lo desconocido por lo general no tiene nada que ver con la realidad y mucho que ver con la inseguridad. Si el resultado de enfrentarte a tus miedos es algo desconocido entonces ¿por qué tener miedo? ¿Qué es lo que realmente tienes que perder si te tomas ese riesgo? Haz una lista de todos los posibles resultados puede revelar rápidamente lo irracional que la mayoría de los miedos son en realidad.

5. El fracaso no es necesariamente el fin del mundo.

Si hay un temor a que es común a casi todos nosotros es el miedo al fracaso. Si bien hay algunos escenarios en los que el fracaso es potencialmente devastador, o tal vez incluso puede poner en peligro la propia vida, la mayoría de las veces no lo es. Sin embargo, la aprensión sobre un posible fracaso a menudo actúa como una enorme restricción que nos priva de experiencias y oportunidades que pueden enriquecer nuestras vidas.

“El coraje no es la ausencia de miedo, sino el juicio de que algo más es más importante que el miedo.”
Ambrose Redmoon

Si tienes una idea y no lo intentas porque tienes miedo al fracaso, simplemente le estas dando a otra persona la oportunidad de probarlo en tu lugar. Tarde o temprano alguien más va a probar esa idea y finalmente tendrá éxito ¿Cómo te sentirás entonces? Nuestros fracasos son realmente sólo experiencias de aprendizaje que nos llevan a nuevos descubrimientos. Aprender lo que no funciona es sólo una parte normal del proceso.

Más allá de temor

La mayoría de las veces nuestros sentimientos de miedo son nada más que unas respuestas condicionadas a presunciones negativas. Al cambiar nuestra perspectiva y fomentar nuestra imaginación en una dirección más positiva podemos ir más allá de esos sentimientos y abrazar sorprendentes nuevas oportunidades y experiencias. No permitas que el miedo te robe eso.


Sobre el Autor

Desde joven siempre tuve inquietud por los temas relacionados con el desarrollo personal pero no fue hasta hace algunos años cuando decidí convertirme en un estudiante activo de la psicología positiva, la motivación y la búsqueda del éxito y la felicidad. Autor del libro Camino a la superación.

4 comentarios

  1. jose luis jimenez en

    Agradesco a esta publicacion por la calidad de sus mensajes , y quiero segir recibiendo sus articulos , pues son los unicos que comparto con mis amigos y familiares . y que Dios los bendiga .

Deja un comentario